En Actualidad

CENTENARIOS Y GRANDES ARTISTAS PROTAGONIZAN LA APERTURA DE 2018


Los museos españoles e internacionales apuestan por celebrar el IV Centenario de Murillo; la fuerza de Rubens, Delacroix, Sorolla, Pessoa y sus amigos pintores y el imaginario de Magritte en Bruselas con motivo del 50 aniversario de su muerte; el Chagall más cercano y la esencialidad de dos grandes pintores austríacos como Klimt y Shiele, con motivo del primer centenario de su nacimiento; Brancusi, Warhol, y por supuesto siempre Picasso, que continúa siendo uno de los grandes protagonistas de la temporada artística, sin olvidarnos de algunos creadores contemporáneos como Antoni Muntadas, Uslé, Perejaume, por citar algunos que estarán en exposiciones colectivas en Galicia y Cantabria. Y de nuevo ARCO, que se celebrará en Madrid desde el 21 al 25 de febrero con más de 200 galerías de casi 30 países, y que este año no tendrá un país invitado y se sustituirá por el concepto de futuro; y ART Madrid que reunirá a 50 galerías de arte contemporáneo.

Este recorrido por algunos de las mejores pinacotecas y centros de arte contemporáneos españoles no pretende ser una lista exhaustiva sino una serie de sugerencias para disfrutar y adentrarnos en algunas de las propuestas de artes plásticas del primer cuatrimestre de 2018. Comenzando por tierras gallegas se podrá contemplar el trabajo de Antoni Muntadas y su relación con el paisaje en el CGAG de Santiago de Compostela, a partir del 17 de febrero, y de ahí al MUSAC de León que el 20 de enero inaugura unas sugerentes miradas de hoy al Camino de Santiago, con la visión de artistas como Francisco Leiro, Eugenio Ampudia o  Val del Omar, entre otros. Y de ahí nos vamos al Centro Botín de Santander con la XXIV edición de Itinerarios, que abre al público el 13 de marzo, con proyectos de Elena Bajo, Rafael Munárriz, Leonor Serrano y Josu Bilbao, entre otros becados de Artes Plásticas.

Ya en el Museo Guggenheim Bilbao encontramos dos sugerentes muestras: Henri Michaux y seis décadas del trabajo visual de una figura singular del arte y la literatura, que abre sus puertas el 2 de febrero; y de Marc Chagall (31 de mayo), que abarca un período decisivo de su vida y obra, entre 1911 y 1918, un período de reflexión e innovación que trasladó a su pintura, mientras el Museo de Bellas Artes de Bilbao  presentará a partir del 14 de febrero Goya y la corte ilustrada, que reúne un centenar de obras que recorren la evolución del pintor aragonés en un período muy trascendente de su carrera artística; y 110 Obras Maestras, con motivo del 110 aniversario de la fundación del Museo y la importancia que esto ha tenido tanto en el el desarrollo de la ciudad como en el diálogo con la historia del arte.

Y del País Vasco a Cataluña donde los aficionados al arte tienen varias citas importantes, tanto en el MNAC donde se podrá admirar la exposición William Morris y las Arts&Crafts en Gran Bretaña, que todavía puede verse hasta el 21 de enero en la Fundación Juan March y que recalará en Barcelona a partir del 22 de febrero. Y muy cerca de allí, la Fundación Joan Miró, y una semana después, presenta una exposición intimista de uno de los maestros japoneses del shin hanga: Ito Shinsui. Y ya en el centro de la Ciudad Condal optará por la instalación del artista Francesc Torres. La campana hermética. Espacio para una antropología intransferible.

El IVAM centra una de sus miradas en la faceta multisciplinar de Aleksandr Ródchenko, del que se exhibirán fotografías y diseños que revelarán a partir del 15 de marzo las aportaciones estéticas y su quehacer multidisciplinar al servicio de la propaganda política.

Málaga abrirá 2018 con dos exposiciones relevantes y de largo recorrido en el Museo de Arte Ruso: Radiante porvenir. El realismo socialista soviético y Alrededor del mundo con un caballete, ambas desde febrero; y una dedicada a Constantin Brancusi en el Centre Pompidou de Málaga, a partir de marzo. El Museo Picasso de Málaga acogerá el 13 de febrero Y Fellini soñó con Picasso, una muestra que recoge la influencia del genio malagueño en la obra del cineasta italiano, antes de que llegue en mayo la exposición Warhol. El arte mecánico, comisariada por José Lebrero, coorganizada con CaixaForum, que estará en su sede de Madrid desde el 1 de febrero. Y en Sevilla continúan las exposiciones y simposios internacionales dedicados al IV centenario del nacimiento de Murillo que se celebrarán a lo largo de 2018.

Y cerramos en Madrid con diferentes propuestas en el triángulo del Arte, desde la dedicada en el Museo Reina Sofía a la modernidad portuguesa, en ese híbrido entre la literatura y el arte, con personalidades tan poliédricas como Fernando Pessoa y sus heterónimos, junto al modernista portugués por excelencia, Almada Negreiros, el cubista Amadeo de Souza-Cardoso, Eduardo Viana o Sarah Afonso, entre otros, o la muestra dedicada a la obra de Dora García, a partir de abril, con el título de Segunda vez. Por su parte, CaixaForum Madrid, además de Warhol, mencionado en el párrafo anterior, presenta la obra singular del arquitecto vienés Adolf Loos, y casi enfrente el Museo del Prado inaugurará dos importantes exposiciones en abril: Rubens pintor de bocetos, que reunirá 70 de los varios centenares que pintó, que serán complementados con pinturas y dibujos, y Pintura sobre piedra. Y por último, la propuesta del Thyssen con Sorolla y la moda, que fue un cronista perfecto de los cambios de tendencias de finales del siglo XIX y principios del XX, con una precisa mirada en los retratos femeninos, antes de que llegue en mayo la muestra dedicada a Victor Vasarely, uno de los creadores del Op art.

Siempre Picasso

Además del diálogo mencionado en la exposición de Fellini en el Museo Picasso de Málaga, el genio malagueño continúa despertando mucho interés en el panorama expositivo global, tanto para los académicos como para el público aficionado al arte, y buena prueba de ello son algunas de las mejores exposiciones organizadas por los museos en Europa y Norteamérica. Una de las grandes apuestas de la Tate Modern de Londres, coorganizada con el Museo Picasso de París, será a partir del 8 de marzo Picasso 1932: Amor, fama y tragedia, que incluirá más de un centenar de obras, entre pinturas, esculturas, dibujos y fotografías, de un período convulso pero de gran efervescencia creativa.

Por su parte el Museo Picasso de París, presentará a finales de marzo una muestra monográfica dedicada al Guernica, y en ella se podrán ver los trabajos preparatorios y material documental que ilustran todo el proceso creativo de su obra más conocida, que no estará presente en la muestra, mientras el Museo de Arte de la Suiza Italiana de Lugano exhibirá desde el 18 de marzo la exposición Picasso: una mirada diferente, comisariada por Carmen Giménez y coorganizada con el Museo Picasso de París, que incluirá 105 dibujos y 15 esculturas que abarcan desde 1905 hasta 1967, un largo recorrido que investiga las contribuciones del autor de Las senoritas de Avignon al desarrollo del arte en el siglo XX y ofrece nuevos conocimientos sobre su visión y métodos de trabajo.

El Kunstmuseum de Basilea recordará en una pequeña muestra el 50 aniversario de la visita que hizo en 1967 Franz Meyer, director del museo suizo en ese momento, acompañado por el fotógrafo Kurt Wyss, con motivo de la posible venta de unas obras de Picasso depositadas en el museo y cuya movilización de los vecinos de Basilea no sólo hizo que permanecieran en sus instalaciones sino que el propio Picasso donara varias obras más al Museo de Basilea. Ese conjunto de piezas de Picasso que atesora la pinacoteca y las fotografías de finales de los años 60 de Wyss son el foco principal de la muestra. Y ya a comienzos de verano la exhibición en el MET Breuer de Nueva York con un conjunto de desnudos de Klimt, Shiele y Picasso en la colección Scofield Thayer, un editor muy relevante de la década de los veinte, que permitirá un diálogo en torno a uno de los géneros preferidos de los tres artistas.

El Museo del Louvre organiza a partir del 29 de marzo una gran retrospectiva de Eugène Delacroix, uno de los más emblemáticos pintores románticos del movimiento romántico cuya influencia irradió durante varias décadas del siglo XIX hasta llegar a alcanzar a los impresionistas. El Pompidou un día antes, el 28 de marzo, inaugura Chagall, Lissitzky, Malévitch. La vanguardia rusa en Vitebsk, centrada en el período 1918-1922. A través de 250 obras y documentos se revela la creatividad en los años posrevolucionarios lejos de las grandes metrópolis rusas.

El Museo Gulbenkian de Lisboa continúa alternando exposiciones históricas como Las Flores del Emperador. Del Bulbo a la Alfombra, que se abre el 7 de febrero, para ilustrar las relaciones que los europeos establecieron con las Indias Orientales y Occidentales en el siglo XVI, y otras más contemporáneas como la de la creadora Sara Bichão, que a partir del 16 de marzo, compartirá su experiencia de pánico que vivió en un lago volcánico, a mitad de la travesía del cráter, a nado y sola, cuando se dio cuenta de estar en el centro de la misma. Una fundación modélica como la Beyeler en Basilea abrirá con Baselitz y luego con una conversación entre dos grandes protagonistas del arte moderno: Alberto Giacometti y Francis Bacon (1909-1992), amigos y  rivales, pero cuya intención moldeó una buena parte del arte del siglo XX y aún del actual. A través de las obras seleccionadas se podrán ver similitudes y diferencias que arrojarán nueva luz a los aficionados al arte.

La National Gallery de Londres ofrece dos propuestas muy interesantes para los primeros meses de 2018: la pequeña pero reveladora exposición de autorretratos de Murillo, que todavía se exhibe en la Fritz Collection de Nueva York, y otra no menos apasionante dedicada a Monet y la arquitectura (9 de abril), que reunirá más de 70 pinturas del artista, desde mediados de los años 70 a sus pinturas venecianas de 1912. Además el Palacio de Bellas Artes de Bruselas acogerá desde el 22 de febrero una exposición completísima del Bodegón Español, que reunirá alrededor de 80 pinturas de los artistas españoles desde comienzos del siglo XVII a finales del siglo XX. Tras su clausura se trasladará a la Galería Sabauda de Turín.

Al otro lado de Atlántico, los museos de Nueva York también presentan exhibiciones de gran interés como la antológica que el MoMA dedicará desde el 20 de febrero a Tarsila do Amaral, una de las pintoras más representativas de la primera fase del movimiento modernista brasileño, caracterizada por ser una de las impulsoras del movimiento antropofágico y luego por decantarse por temas sociales. El Guggenheim, por su lado, a partir del 9 de febrero organiza una muestra  al artista danés de origen vietnamita Danh Vo, titulada Take My Breath Away, que llenará las rampas de la rotonda del museo diseñado por Frank Lloyd Wright con obras de los últimos 15 años y otras creadas específicamente para la exposición. Y el Metropolitan presentará desde el 12 de marzo Parques públicos. Jardines privados, de París a Provenza, con más de un centenar y medio de obras que revelan la importancia que tuvieron estos espacios en la pintura de artistas que van de Corot a Matisse, pasando por todo el movimiento impresionista.

Y en el Meadows de Dallas una exposición dedicada a Eduardo Chillida, desde el 4 de febrero, que mostrará la proyección de uno de los principales escultores del movimiento artístico internacional de la posguerra, a través de 66 piezas, entre esculturas, dibujos, collages, gravitaciones, obra gráfica y una pequeña selección de libros de artistas, que representan una visión general de la fase madura de este escultor clave en el siglo XX. El interés por el espacio y la forma de Chillida, con largo alcance poético e indagación filosófica.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search