En Mercado

Junto a estas piezas, en la licitación del 19 de mayo, sale a pujas un óleo de García Lamolla y un atractivo Calvario románico realizado en Barcelona entre 1425 y 1450.

El que haya visitado tranquila y sosegadamente el exquisito Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca (ver) recordará, sin duda, la impresión producida por la fiera creada en 1959 por Antonio Saura llamada Brigitte Bardot, porque no se sabe si representa su sed, su miseria o una ironía cargada de realidad. Un año después, el aragonés pintaba Ágata (O/L, 130 x 97 cm; lote 1335), mucho más contenida, simplificada y, de alguna manera, abstracta. Algo de aquello hay en su rostro hueco –a pesar de las apariencias-, casi vacío, en pleno contraste con unos pechos que llenan los dos tercios de la tela pero que fueron realizados con unas simples líneas. Y probablemente esa presencia fuertemente corporal –además del año y del tamaño- es lo que justifica los 130.000 euros de su salida (que con comisiones e impuestos se va a los 158.314 euros).

Procedente de las galerías Stadler de París, dell’Ariete de Milán, y Arthur Tooth de Londres, y con certificado de autenticidad firmado por Oliver Weber-Caflisch, de la Fondation Archives Antonio Saura, en Ginebra el 16 de junio de 2011 (nº cert. 292-11), recuerda la venta de La novia, 1960 (O/L, 162 x 130 cm) en Fernando Durán, en julio de 2013, adjudicada por los 130.000 euros de la salida. Dos datos más: en noviembre de 2013, y procedente de la colección del conocido Jan Krugier, su Polyptique Métamorphose, 1959 (O/L, 177,8 x 177,8 cm) llegó en Christie’s Nueva York a los 269,000 USD (199.463 euros, premium incl.), muy lejos de los 100.000 euros, la estimación más baja, pagados por Anta, 1961 (O/L, 162 x 130 cm) en abril de 2012 en Millon & Associes, París.

Retrocedamos ligeramente en el tiempo, En 1935 Antonio García Lamolla, un surrealista del que se están ofreciendo obras en esta casa en los últimos tiempos, realizaba su primera exposición individual, en el Centro de Exposición e Información Permanente de la Construcción de Madrid para más datos. Y pintaba, entre otros, este críptico Sin título (O/L, 34 x 44 cm; 1331) que se ofrece por 18.000 euros. Recordemos que en marzo pasado no hubo interés en esta sala por Sin título, 1933 (O/L, 36 x 48 cm), que salió por 12.000 euros, pero que Composición surrealista, 1935 (O/L, 49,8 x 36,8 cm), mucho más cercana a la que sale a pujas, subió de 5.000 a 16.000 euros en diciembre de 2013, quedándose lejos, no obstante, de Sin título, 1935 (O/L, 36 x 50 cm), que pasó de 14.000 a 30.000 euros en mayo pasado.

De alguna manera, este tipo de obra quería romper con la tradición finisecular catalana, considerada absolutamente retardataria por los más vanguardistas y que quedaba perfectamente ejemplificada en los paisajes de Santiago Rusiñol, Joaquín Mir y Eliseo Meifrén, entre otros. Del primero, se ofrece un buen lienzo, con una dulce luz anaranjada ya de atardecer titulado Estanys del desmais (Jardines de Monforte, Valencia) (O/L, 75 x 92 cm; 1227); fechado en 1918, se expuso ese mismo año en la Sala Parés (nº cat. 6), y se piden por él 95.000 euros. De 1919, dos referencias: Pati de Játiva (O/L, 83 x 104 cm) llegó a las 253,250 GBP (295.669 euros, premium incl.) en Sotheby’s Londres en noviembre de 2010, en la línea de las 216,000 GBP (320.803 euros, premium incl.) del remate del magnífico Glorieta de cipreses del Jardín del Príncipe, Aranjuez (O/L, 121,5 x 150,5 cm).

En este línea paisajista, de Eliseo Meifrén, se ofrece un atractivo nocturno con la Bahía de Palma de Mallorca (O/L, 97,2 x 110,7 cm; 1226) por 24.000 euros; de Baldomero Galofre, La última hora de la jornada (O/L, 100 x 165,5 cm; 12.000 euros); de Joaquín Vayreda, un tardío Primavera, 1893 (O/L, 62 x 115,5 cm; 1219) por 6.500 euros, y de Joan Roig Soler, una típica Playa (O/L, 57 x 97 cm; 1228) por 15.000 euros.

Abreviando ya, merece la pena por su calidad el Retrato del general Miguel Cabrera Nevares (O/L, 126,5 x 96,7 cm; 1151) de Antonio María Esquivel; militar, estadista y profesor en la universidad de Nueva York, los 10.000 euros que se piden por él, hablan de su calidad (una simple limpieza superficial, por cierto, le devolvería su atractivo color). Y hablando de retratos, no se pierdan el del banquero, director de la Compañía de las Indias Orientales, Everhard Jabach (O/L, 81 x 64 cm; 1087) de la mano experta de Hyacinthe Rigaud (ver Perreau, 2013, págs. 77 y 78; nº 128), y los dos pasteles atribuidos a Pietro Antonio Rotari de Joven dormida (41 x 33 cm; 1138) por 3.000 euros y Joven con cesta de frutas (40 x 32 cm; 3.500 euros).

Y por último, para los que buscan piezas singulares antiguas, un Calvario (temple y pan de oro/T. 107 x 98,5 cm; 1065) románico con luz propia por 45.000 euros; realizado por Bernat Despuig y Jaume Cirera en Barcelona entre 1425 y 1450 –según informe de Santiago Alcolea), de la colaboración de ambos se conserva en el MNAC su Lucha entre ángeles y demonios, y en la Seo de Urgell el Retablo de San Pedro y de San Miguel arcángel. La única referencia de mercado: de Jaime Cabrera, con el que Cirera trabajó en varias ocasiones antes de unirse con Despuig, un mejor The martyrdom of Saints Acisclo and Victoria (temple y pan de oro/T, 109,2 x 116,2 cm) se adjudicó en diciembre pasado en Christie’s Londres por 60,000 GBP (75.720 euros, premium incl.).

Hay lienzos de Nadal (1275), Colmeiro (1282) o Pijoán (1327), y esculturas de Apel.les Fenosa (1273), Alfaro (1303) o Laffón (1300 y 1304) muy interesantes por calidad o por precio, pero no queda espacio para más; véanlas con detalle. Daniel Díaz. @Invertirenarte

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search