En Mercado

Bonhams vende una cabeza de Henry Moore por 3,2 millones de libras

 Mask, de 19,2 cm de altura, es una obra del escultor británico que se estimaba entre el millón y el millón y medio de libras. El pasado 14 de noviembre esta pieza escaló hasta los 3,2 millones. Parece que el mercado se fija ahora en estas piezas de pequeño formato no tan conocidas del escultor británico, haciendo que poco a poco vayan ganando terreno a sus famosas Maternidades.


El récord histórico del escultor británico fue en diciembre de 2016 en Chistie’s, donde alcanzó la cifra de 25 millones de libras. Eso sí, se trataba de una de sus típicas figuras femeninas recostadas, además de gran formato. Ahora estamos empezando a ver una rápida cotización de sus piezas menos conocidas y más pequeñas, que a lo largo de este año nos han sorprendido en el mercado.

Nos referimos a las máscaras o cabezas de formato más reducido. Es una temática que hasta ahora se conocía poco. Uno de los primeros ejemplos lo contamos hace unos meses: el pasado junio, en la misma casa del récord, se vendió una de estas obras superando su estimación elevada de millón y medio de libras hasta llegar a los 4,5 millones.

La última novedad de esta temática no se ha dado en Christie’s, sino en Bonhams Londres. Mask, de 19,2 cm de altura, es una obra del escultor británico que se estimaba entre el millón y el millón y medio de libras (como es habitual). El pasado 14 de noviembre esta pieza escaló hasta los 3,2 millones. La pieza de alabastro se data en 1929 y en los años 30 la adquirió Feliz Salmon, director y dueño de una cadena de hoteles, restaurantes y teashops en el centro de la capital inglesa.

El Director del departamento de Arte Moderno Británico e Irlandés de Bonhams, Matthew Bradbury, declaró: “Esta es posiblemente la pieza más atractiva de la serie Mask que Moore ejecutó entre 1924 y 1930. Muestra el profundo impacto de la escultura tolteca-maya del siglo IX, Chac Mool de Yucatán en México, que Moore vio por primera vez en el Museo Trocadero de París en 1925. Moore también fue influenciado por el gran escultor modernista rumano Constantin Brancusi con su ‘principio de verdad a los materiales’, y por Amadeo Modigliani, a quien Brancusi había alentado a dedicarse a la escultura. Sólo cuatro máscaras permanecen en colecciones privadas, y otras se ubican en la Tate, la Fundación Henry Moore y la Leeds City Art Gallery”. Esta obra concreta se vio en una exposición monográfica en Leicester Galleries (Londres) en 1931.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search