En Mercado

Art Basel Hong Kong: el sur de Asia cobra fuerza

Tailandia, Indonesia y Malasia serán las zonas protagonistas del escaparate del sudeste asiático en la séptima edición de la feria en Hong Kong.


Art Basel es indudablemente la feria líder mundial de arte contemporáneo. Con su naturaleza de origen en Basilea (Suiza), de donde recibe su nombre, organiza dos ediciones hermanas pero rivales en Occidente (Florida) y en Oriente (China). Estas sedes, a pesar de pertenecer a la misma empresa, mantienen una competencia obvia. La edición de Miami Beach la dirige Noah Horowitz y la de Hong Kong Adeline Ooi.

Este año, se mantiene el orden cronológico de las tres fechas de inauguración de oriente a occidente: empezando por Hong Kong (29-31 marzo), pasando por Basilea (13-16 junio) y finalizando en Miami Beach (5-8 diciembre). ¿Será por algún motivo concreto que la primera sea la versión oriental? Lo que sí sabemos es que a una de las principales capitales del arte contemporáneo en EE. UU le pisa los talones la ciudad asiática. El año pasado, el número de visitantes que tuvo Miami fue de 83.000, mientras que Hong Kong casi lo iguala con 80.000 asistentes. Se le ofrece una ventaja a la versión asiática al saber que se estrenó 11 años después que la americana (2002).

La ciudad china acoge este año 242 galerías con 21 nuevos participantes internacionales. No obstante, más de la mitad de los expositores son de procedencia asiática, y al menos 25 de ellos son locales. Ya comentábamos en el previo de Art Dubai que el hemisferio sur está fortaleciendo su posicionamiento en el mundo del arte actual. Destacamos, por ejemplo, a Richard Koh Fine Art que presenta a Natee Utarit, un artista Tailandés cuya obra está inspirada en las consecuencias del colonialismo y las preocupaciones sociales. También resaltan Artinformal y Silverlens, ambas de Malasia; y Nadi Gallery y ROH Projects de Indonesia.

“Asia es enorme” declaró Ooi, “la gente piensa que somos iguales y nos conocemos, pero no. Todos seguimos aprendiendo unos de otros. Tengo la esperanza de que la feria acoja todos los movimientos que nunca captan la atención del mundo del arte” añadió. El director de Art Basel, Marc Spiegler, confesó que “ha sido un gran descubrimiento hacer una feria en Asia para adentrarse en su gran complejidad y diversidad. Hay países budistas y cristianos, colonizados y colonizadores… y cientos de lenguas distintas”. Art Basel ha descubierto que hay una mina de talentos en esta región no tan llamativa para el mercado del arte y el propósito de esta edición es sacarlo a la luz. Progresivamente las galerías de estas zonas y sus artistas son los elegidos para un joven coleccionista que busca comprar su primera obra. Lo que puede interpretarse como la motorización de un mercado surasiático muy prometedor.

La reputación de Art Basel Hong Kong mejora paulatinamente y, aunque haya participación de referencia (como la de Aquavella que vende un cuadro de Hockney por 15 millones de dólares), los enfoques que ofrece son cada vez más atractivos para los coleccionistas y museos.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search