Juan Genovés, Cosmético, 2015. Salida: 50.000 euros. Remate: 70.000 euros

70.000 euros por el Genovés de Ansorena

Se demuestra la tendencia al alza de sus últimas obras, en la cita de los días 14 y 15 de junio


Lo del valenciano Juan Genovés (1930-2020) no deja de ser un caso singular, la verdad. Especialmente reconocido en los años 60 por su contestataria producción, pasó una especie de desierto mercantil durante los noventa para resurgir como nuevo ave fénix con sus mismas composiciones realizadas de una manera diferente, con colores mucho más vivos y materiales encontrados, una suerte de reflejo del espíritu de una época de crisis, donde la apariencia y la imagen proyectada tienen una acogida superior, excesiva, pero más real que la propia realidad. Lo cual se reflejó pronto en su consiguiente escalada de precios.

Ansorena no fue ajena a ello, y volvimos a comprobar su pujanza -como sugerimos en nuestro artículo de previos (ver)-, a través del interés de varios coleccionistas. Su Cosmético, 2015 (lote 70), una pieza de acrílico sobre lienzo pegado a tabla de una dimensiones más bien reducidas para su trabajo habitual, 50 x 60 cm, subió de 50.000 a 70.000 euros… No fue extraño, pero conviene detenerse y pensarlo.

En un escalón claramente inferior ya, sobresalieron tres ventas que fueron poco más allá de sus salidas, pero ventas al fin y al cabo. La primera, adjudicada por 28.000 euros, era de Antoni Tàpies: Creu gofrada, 1981 (50 x 66 cm; 67), una típica composición de su mano a base de pintura y lápiz sobre papel marouflé, pegado a lienzo por el artista, que partió desde los 25.000 euros; interesante baño de realidad. Por 25.000 euros, se remató una Cabeza de Menina, 1987 (técnica mixta y collage, 41,3 x 57,5 cm; 69), de Manolo Valdés –aunque el estilo seguía siendo de Equipo Crónica-, por la que se habían pedido 23.000. Y la tercera, 20.000 euros se ofrecieron finalmente por Sin título, 1989 (O/L, 230 x 230 cm; 72), de José Manuel Broto, a cierta distancia de los 18.000 de inicio; hacía tiempo que no alcanzaba esos precios…

Lógica fue la subida de 12.000 a 19.000 euros del Club náutico, 1976 (O/L, 65,5 x 81 cm; 209), de Carlos Nadal, un artista cuyo interés internacional sigue pesando enormemente en su mercado, que sigue subiendo… Sinceramente, me sorprendió gratamente que se ofrecieran 16.000 euros por el Paisaje, 1971 (O/L, 74 x 101 cm; 210), de Francisco Lozano, que lleva tiempo con unas cifras inferiores, no demasiado acordes con su calidad e importancia. Y para terminar esta sección, destacaron los 10.000 euros de la salida que se ofrecieron por Quarterings, 1980 (placa de bronce y latón, fundida y soldada, 68,6 x 81,3 x 71,1 cm; 328), de Anthony Caro. Menor para estas cifras, pero significativa me parece la subida de 4.000 a 5.500 euros de la acuarela con lápiz sobre papel de Los Carpinteros: Fragua, 1984 (56 x 74 cm; 134).

De la pintura finisecular retardataria, sobresalió la significativa subida de 4.000 a 9.500 euros de un lienzo del valenciano Enrique Martínez-Cubells: Veleros (O/L, 38 x 48 cm; 202) y la venta del Retrato del doctor don Vicente Asuero, 1872-1907 (O/T, 91 x 77 cm; 768), “bosquejado” en 1872 por Federico de Madrazo y retocado y terminado años más tarde, en 1907, por su hijo Raimundo de Madrazo. No se vendió por 39.000 euros, como se dijo en la subasta (las reservas…), el lienzo de David Roberts, Vista del Gran Canal con Santa María della Salute, Venecia, 1851/2 (O/L, 51 x 76,5 cm; 772), que partía de 37.000 euros; quizá un exceso de confianza dado se había comprado en noviembre de 2020, apenas hace año y medio como quien dice, en Karl & Faber, Múnich, por apenas 11.250 euros (ver)….

Poco interés despertó finalmente la parte de maestros antiguos. Para empezar, no hubo interesado alguno que pujara la atractiva Inmaculada Concepción, 1692 (O/L, 102 x 83 cm; 632), de Alonso del Arco, propiedad en su momento de José Lázaro Galdiano, por la que se pedían unos excesivos, a la postre, 6.000 euros.

Por último, alguna sorpresa: del círculo de Luis de Morales, se ofrecían los lotes 650 y 651, que subieron de 1.400 a nada menos que 8.500 y 9.500 euros, respectivamente: se trataba de Dolorosa (O/T, 39 x 29,5 cm) y de Nazareno con la cruz a cuestas (O/T, 39 x 29,5 cm); y de 3.000 a 6.500 euros, el Retrato del rey Felipe V de España (O/L, 83 x 62 cm; 624), atribuido a Miguel Jacinto Meléndez. @Daniel Díaz

Juan Genovés, Cosmético, 2015. Salida: 50.000 euros. Remate: 70.000 euros
Carlos Nadal, Club náutico, 1976. Salida: 12.000 euros. Remate: 19.000 euros
Antoni Tàpies, Creu gofrada, 1981. Salida: 25.000 euros. Remate: 28.000 euros
Federico de Madrazo y Raimundo de Madrazo, Retrato de el doctor don Vicente Asuero, 1872-1907. Salida y remate: 10.000 euros
Manolo Valdés, Cabeza de Menina, 1987. Salida: 23.000 euros. Remate: 25.000 euros
Círculo de Luis de Morales, Dolorosa y Nazareno con la cruz a cuestas. Salida: 1.400 euros cada uno. Remate: 8.500 y 9.500 euros, respectivamente
José Manuel Broto, Sin título, 1989. Salida: 18.000 euros. Remate: 20.000 euros