40.000 euros por una escultura de Subirachs en Balclis

40.000 euros por una escultura de Subirachs en Balclis

Además, el Estado compra un lienzo de Sert por 12.000 euros

La producción de Josep María Subirachs (1927-2014) se ha caracterizado casi siempre por una modernidad contenida con un importante peso intelectual y un especial atractivo formal en el uso de materiales o texturas. Ayer la casa catalana ofrecía una pieza importante, Díptic, 1987 realizada en mármol travertino de un tamaño ya considerable: 92 x 48 x 28 cm (lote 1746) por 24.000 euros. Publicada por Lourdes Cirlot, en el catálogo de Subirachs para la exposición en Artur Ramón de Barcelona allá por 1990 (p. 121, repr.), ante propios y extraños se disparó hasta adjudicarse nada menos que por 40.000 euros, su mejor venta en subasta hasta el momento.

Y ya que estamos con esculturas, mencionemos la venta del bronce con peana en mármol de Josep Clarà: Joventut, 1935 (128 cm; 1562), del que hablamos en nuestro artículo anterior (ver); con otro ejemplar en el MNAC de Barcelona (nº inv MNAC/MC 90005), su salida desde 12.000 atrajo a dos compradores que pujaron hasta rematar la cifra en 16.000 euros, un recuerdo de su exquisita Puixança, 1936 vendida en julio pasado en esta sala por 90.000 euros (ver).

Todavía dentro de este ambiente catalán, hay que hacer mención de la compra por parte del Estado del boceto de 1937 de José María Sert para la pintura exhibida en el Pabellón Pontificio de la Exposición Universal de París: Intercesión de santa Teresa de Jesús en la guerra civil española (O/L/T, 82 x 49,8 cm; 1607); con etiqueta de la sala Gaspar de Barcelona, como era de esperar, dada la temática que no la calidad, se adjudicó en la salida, 12.000 euros…

En el apartado internacional, dos sorpresas. La primera, un tanto intuida al tratarse de un pintor filipino, fue la subida de un Paisaje cubano (O/L, 31 x 39,5 cm; 1458) firmado por Vicente Rivera; de 7.000 a 20.000 euros, nueva demostración de la potencia asiática, aunque moderada. La segunda, la venta aunque fuese por los 26.000 euros iniciales del buen Retrato de Mrs. Sarah Mills (O/L, 76,5 x 64 cm; 1365) de George Romney, expuesto en varias ocasiones y con una amplia bibliografía de publicaciones entre la que destaca la de Alex Kidson, George Romney: A Complete Catalogue of his Paintings, New Haven, Yale University Press, 2015 (p. 402-403, nº cat. 889, vol. 2).

Antes de volver a la pintura catalana, veamos brevemente la pintura antigua, donde también hubo vacíos importantes. Y así, de un seguidor de Marten van Cleve, y calificado por tanto como de Escuela flamenca, h. 1600, Un banquete (O/L, 108,5 x 160,5 cm; 1316) se vendió por los nada complacientes 18.000 euros de la salida. Lo mismo sucedió, pero esta vez por los 7.000 euros iniciales, con el buen Retrato de María de Médicis (O/T, 66,5 x 53 cm; 1314) de Escuela italiana, h. 1600, de un seguidor de Scipione Pulzone que escribió: “MARIA D.G.FRA ET NAVARRE REGINA”. Interesante fue también la subida de la Epifanía (O/L, 60 x 82 cm; 1356) de Escuela italiana del siglo XVIII: de 1.000 a 2.750 euros, y la de la Sagrada Familia con San Ignacio (O/L, 63 x 44 cm; 1336) de Escuela hispano-colonial del siglo XVIII, de 1.500 a 3.250 euros.

Acabamos con la pintura catalana finisecular y del siglo XX, donde se coló por sorpresa el lienzo de Valentín de Zubiaurre, Retrato familiar (O/L, 90 x 90 cm; 1528); pieza muy atractiva por composición y color, dos generaciones y un bodegón en primer plano, no fue extraño –dados los tiempos que corren- que un coleccionista ofreciese los 9.000 euros de la salida.

Algo similar sucedió con los dibujos a carboncillo con toques de pastel de Ramón Casas: Una joven (57 x 40 cm; 1507) se adjudicó por la salida, 6.000 euros, mientras otra Joven (49 x 37 cm; 1512), con firma estampillada pero sobre todo más atractiva, subió de 6.000 a 7.000 euros. La sensual Joven con abanico (O/L, 65,5 x 54,5 cm; 1530) de Federico Beltrán Masses se adjudicó por la salida, 7.000 euros, en cambio, el Desnudo femenino (O/L, 46 x 60,5 cm; 1531) de Josep de Togores, realizado a mediados de la década de 1930, subió de 4.000 a 6.500 euros, en la línea de los 4.750 euros pagados por otro Desnudo femenino (O/L, 110 x 68,5 cm; 1665), esta vez de Luis Muntané, que había partido desde unos atractivos 900 euros.

Y acabamos con unos paisajes de Josep Amat Pagès, expuestos ambos en la Exposició de pintures de Josep Amat del 10 al 22 de febrero de 1973 en la Sala Parés de Barcelona: Carrer Vallirana (Barcelona) (O/L, 50 x 65,3 cm; 1632) subió de 6.000 a 6.500 euros, mientras Rue Norvins. Montmartre (O/L, 50 x 65 cm; 1636) se adjudicó por la salida, 6.000 euros. Lástima que bastantes de los lotes más importantes de los que hablamos en nuestro artículo de previos (ver) como el Anglada de París, el Barceló, el Sorolla casi de juventud, el Mir, etc., se quedaran sin comprador… Felices fiestas, y a seguir creciendo en 2016! Daniel Díaz @Invertirenarte