En Mercado

1.800 millones de dólares de recaudación conjunta en las subastas de contemporáneo de Sotheby’s y Christie’s

Las dos casas rivales cosechan buenos resultados, aunque sin grandes incrementos respecto a los del año pasado.

Esta pasada semana ha estado plagada de citas imprescindibles para los amantes del arte de los siglos XX y XXI. Con al menos una obra estrella por cada venta, tanto Sotheby’s como Christie’s nos han proporcionado jugosos titulares a diario. No obstante hemos echado en falta algo más de agresividad por parte de los pujadores que, con frecuencia, han pecado de prudentes.

Las obras destacadas en nuestro anterior artículo alcanzaron todas resultados reseñables, con la única excepción de Les jeunes filles de Tamara de Lempicka que, aunque fue pujada, no alcanzó el mínimo necesario para su venta.

En cuanto al resto, el imponente Basquiat Flesh and Spirit vio bajar el martillo en 27 millones de dólares. Un muy buen resultado pero lejos del récord establecido  el año pasado en 110,5 millones de dólares en Sotheby’s. Fue superado únicamente por Number 32, 1949 de Jackson Pollock vendido por 30 millones de dólares.

Study for Portrait de Francis Bacon se remató en unos sorprendentes 44 millones de dólares y superó al retrato terminado de Geroge Dyer subastado también por Christie’s en Febrero de 2014. Aunque el modelo fuese el mismo y se tratase de una versión sin finalizar, un estudio, Study for Portrait fue ejecutado varios años tras el suicidio del amante de Bacon. Este trágico suceso es prefigurado por el pintor por medio de la puerta abierta hacia el abismo negro, esto lo convierte en una pieza más interesante para los coleccionistas.

El desnudo de Modigliani que ha estado en boca de todos, Nu couché, fue vendido por Sotheby’s en 157,2 millones de dólares -tasas incluidas- superando la estimación de 150 millones de dólares. Tal y como hemos contado en otro artículo, solo hubo un pujador. Este escenario robó toda la intensidad que podría haber tendido la adjudicación de una de las obras más caras vendidas en subasta.

Pero las emociones que nos fueron privadas en la venta del Modigliani las pudimos encontrar con creces en la adjudicación del fantástico Malevich, Suprematist Composition, que tras una batalla de pujas telefónicas marcó un nuevo récord mundial para el ruso en 76 millones de dólares (casi 86 millones con las tasas). No fue el único en conseguir su mejor resultado la noche del 15 en Christie’s, Brancusi con su elegante La jeune fille sophistiquée (Retrato de Nancy Cunard) consiguió una puja ganadora de 71 millones de dólares.

Augurábamos también un buen resultado asegurado para Play-Doh de Jeff Koons y, efectivamente, así fue. Los 20 millones de dólares obtenidos responden tanto al carácter de blue-chip de la obra, como a la impresionante plasticidad -nunca mejor dicho- de la monumental creación del estadounidense. A pesar de la cifra millonaria, no fue la pieza más cara de la noche, ese honor corresponde al Francis Bacon mencionado anteriormente, ni batió records para el creador, como sí hizo otra de las piezas estrella de la velada, Ocean Park #126 de Richard Diebenkorn vendida en 21 millones de dólares. El expresionista abstracto lleva escalando puestos durante los últimos años y se ha afianzado como uno de los pintores más cotizados a nivel mundial. Héctor San José. @hectorsanjose_

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search