1.500 millones por la mitad de la colección Paul Allen

1.500 millones por la mitad de la colección Paul Allen

Christie’s bate récords con la primera de las dos subastas del conjunto amasado por el cofundador de Microsoft. Además de haberse convertido en la licitación con más recaudación de la historia, también ha marcado nuevos máximos para 20 artistas. El lote de más valor ha sido Les Poseuses, Ensemble de Georges Seurat por 150 millones de dólares.

La colección de Paul Allen ya ha hecho historia, y aún falta la mitad por venderse. Ayer, Christie’s Nueva York pulverizó numerosos récords. El más relevante, los 1.500 millones de dólares obtenidos en total, que convierten a esta licitación en la de mayor recaudación de la historia para un conjunto con un único propietario. Hasta el miércoles el podio lo lideraba la colección Macklowe, adjudicada en Sotheby’s por 922,2 millones en dos citas (una de ellas reunió 676,1 millones de dólares). Con más del doble conseguido en un día, la colección Allen marca un techo de cristal que hace años habría parecido inalcanzable.

Pero, como ha descrito The Art Newspaper, «había un apetito voraz por las obras de primera». Cinco obras han superado los 100 millones de dólares, Les Poseuses, Ensemble (Petite version) de Georges Seurat –150 millones–; La Montagne Sainte-Victoire de Paul Cézanne –138 millones–; Verger avec cyprès de Vincent Van Gogh –117 millones–; Maternité II de Paul Gauguin –106 millones–, y Bosque de álamos de Gustav Klimt (104 millones de dólares).

Georges Seurat, Les Poseuses, Ensemble (Petite version), 1888.
Sandro Botticelli, Madonna del Magnificat. Christie's Images.

En la pintura antigua la Madonna del Magnificat de Botticelli sí se vendió por 48 millones, mientras que la Serie de los cinco sentidos de Jan Brueghel el Joven, copia de la del Museo del Prado creada por su padre y Rubens y valorada entre cuatro y seis millones, no encontró comprador.

Esta exuberancia en el mercado mientras la inflación sigue desbocada y los temores de una recesión van en aumento, no es fácil de analizar. A esto se suman las recientes caídas en las cotizaciones de las empresas tecnológicas, despidos incluidos. Este sector ha sido el que con su crecimiento ha espoleado la economía –especialmente durante la última década– y creado a un buen número de coleccionistas, incluido al antiguo propietario de este conjunto que ha hecho historia.