En Mercado

Escuela mexicana. Serie de seis Castas, detalle. Salida: 90.000 euros. Remate: 110.000 euros

VENDIDA LA SERIE DE SEIS CASTAS EN ALCALÁ POR 110.000 EUROS

En la licitación de los días 5 y 6 de octubre, destacaron además las buenas ventas de los retratos de los Moscoso y la compra del Estado

La atractiva licitación de Alcalá se desarrolló una vez más según lo previsto (leer previos), con destacados remates, abundantes ventas y alguna sorpresa. Y en este sentido, lo primero que debemos destacar es, sin duda, la venta de la serie de las seis Castas (O/L, 61 x 81 cm; 829) de Escuela mexicana, mediados del S. XVIII. A pesar de que no tenían una calidad especialmente alta, el atractivo que siempre produce en el mercado la posibilidad de hacerse con seis piezas al mismo tiempo hizo que los coleccionistas pujaran por ellas, y subieron su precio de 90.000 a 110.000 euros (ligeramente por encima de los 22.000 euros cada uno, comisiones e impuestos ya incluidos). En esta venta de piezas del Nuevo Mundo, destacó también la sucesión de pujas por el Retrato de niña (O/L, 134 x 102,5 cm; 193), de Escuela colonial, h. 1800, que partiendo de 18.000 terminó rematándose por 25.000 euros.

En el apartado español, se ofrecía una buena colección de retratos de la familia Moscoso realizados a lo largo de dos siglos. La sorpresa saltó en el lote 237 con el Retrato de la I Marquesa de Moscoso, Luisa Francisca de Neve y Ramírez de Cartagena (O/L, 206 x 106 cm; 237), de Escuela sevillana de mediados del S. XVII. Prima de Justino de Neve, el principal protector y mecenas de Murillo en Sevilla, no fue extraña la lucha por hacerse con su retrato desde 15.000 hasta llevárselo un coleccionista al teléfono por 40.000 euros.

En línea similar, el Retrato del V Marqués de Moscoso, XIII Conde de Castelar, Joaquín Arias de Saavedra y Santa Cruz (O/L, 207 x 103,5 cm; 824), de Escuela cuzqueña, S. XVIII, adjudicado a un teléfono por la salida, 15.000 euros. El Retrato de la Marquesita de Moscoso (O/L, 105 x 83,5 cm; 196) del Círculo de Agustín Esteve, subió también, esta vez de 4.000 a 8.000 euros. En cambio, la Pareja de retratos de D. Antonio Arias de Saavedra, VI Marqués de Moscoso y 14 Conde de Castellar, y su mujer Dña. María de los Dolores Araoz y Arredondo (O/L, 206 x 103,5 cm c/u, firmados en Sevilla en 1829 y 1824; 187), del sevillano José Gutiérrez de la Vega, que se ofrecían por 12.000 euros no encontraron comprador.

Hay que hacer mención especial de la compra del Estado –tras haberlo declarado inexportable- de la tabla pintada al temple y fondo dorado y esgrafiado de la Virgen de la Almoyna (145 x 68 cm; 793), un ejemplo de calidad del aún poco conocido valenciano Maestro de Perea, que como se puede ver introduce en el tardogótico de finales del XV el nuevo lenguaje renacentista recién llegado a su tierra natal; buena compra, sin duda. Importante fue también la venta del Tríptico de la Virgen con el Niño y San Juanito (tabla central, 71,5 x 48 cm), con San Miguel y S. Antón con S. Lorenzo (laterales, 73,3 x 20,5 cm; 216), atribuida al Maestro del Hijo Pródigo, que subió ligeramente, de 12.000 a 14.000 euros, dados en sala por una coleccionista.

En el barroco ya, sobresalió la compra por los apenas 9.000 euros de la salida del buen lienzo de Francisco CamiloDescanso en la huida a Egipto(75,2 x 59 cm; 812), firmado en 1665. Sin embargo, el fiasco llegó con el Bodegón con guisantes y cerezas (O/L, 80,5 x 69,5 cm; 238), que la casa atribuyó a Miguel de Pret y que ofrecía por 30.000 euros; de calidad desigual –sus limones están lejos de la calidad del mimbre-, la salida se demostró excesiva y nadie pujó.

Antes de pasar al siglo XIX, del Círculo de Jan Brueghel el Joven, siglo XVII, se vendieron a las pujas previas por la salida, 6.000 euros, las dos Parejas de cobres con paisajes boscosos (61 x 78,5 cm c/u), lotes 235 y 236. Y de Escuela italiana, S. XVIII, se adjudicaron a teléfonos por la salida, 7.000 euros cada uno, Circe convierte en animales a los hombres de Ulises (O/T, 35,5 x 42,5 cm; 233), y las Vistas de Mesina y de Palermo (O/L, 36,2 x 76,5 cm c/u), lotes 781 y 782.

Sin duda, uno de los platos fuertes de la licitación era el buen Álbum del Infante Sebastián Gabriel de Borbón y Braganza, con 29 dibujos sueltos de artistas españoles como Vicente López o Rafael Tegeo, franceses y, sobre todo, italianos de los años 40 y 50 del siglo XIX; no defraudó y fue escalando pujas hasta rematarse por 30.000 euros. Por Interior de una catedral gótica (O/L, 40,5 x 32,5 cm; 179), firmado en 1841 por Jenaro Pérez Villaamil, hubo bastante interés, y las pujas fueron subiendo de 6.000 hasta 9.500 euros, ofrecidas por un teléfono. También del siglo XIX, fechado esta vez en 1827 por José Gutiérrez de la VegaCacería del Conde de Gómara en su finca de Andújar (O/L, 126 x 177 cm; 186), pasó de 5.000 a 7.500 euros.

Y llegamos al siglo XX, donde se esperaba algo más de la venta de nuestro rey Midas, Joaquín Sorolla. No hubo interesados en los dos Colgantes de flores I y IV, 1905 (O/L, 55,5 x 53 cm c/u; 861 y 862), que se ofrecían por 50.000 euros cada uno, en claro contraste con la venta en Abalarte de los otros dos, vendidos por la salida, 60.000 euros cada uno (ver). En cambio, su menor Barcas y redes, 1904 (O/cartón fotográfico, 14 x 18,5 cm; 869) fue pujado al teléfono hasta adjudicarse por 22.500 euros, lejos de los 45.000 pretendidos en Balclis en octubre de 2015. Aunque muy probablemente se vendan en la postventa, y ojalá podamos anunciarlo pronto, parece notarse, quizá, un ligerísimo cansancio del coleccionismo español de este tipo de piezas del valenciano…

Una buena noticia, sin duda, es la importante subida de dos piezas regionalistas: Bacos (O/L, 120 x 117 cm; 854) del granadino Gabriel Morcillosubió de 12.000 a 17.000 euros, mientras el tardío y un tanto sucio Romería en mi aldea, Garay, 1957 (O/L, 87 x 103 cm; 868) de Ramón de Zubiaurre, pasó de 8.000 a 11.000 euros.

Sorprendió, en cambio, que sólo hubiese un comprador para el Boceto de la alfombra del Bankinter (52,5 x 37 cm; 298), realizado en gouache, tinta y lápiz en 1972 por Pablo Palazuelo, que pudo hacerse con la pieza por apenas los 10.000 euros de la salida. Otra buena noticia es la buena compra de Personaje, 1966, un carboncillo con rotulador sobre papel de 19,5 x 24 cm (274), de Luis Gordillo, con calidad más que notable, por 1.200 euros. Por último, destacó también la venta, aunque haya sido por la salida, de algunas fotografías: 10.000 euros se ofrecieron por Nude with a cut star, 2005 (101 x 76 cm; 5/12; 321) de Marina Abramovic, y 5.500 euros por Untitled (Girlfriend), from BAM Photography Portfolio I, 1999 (58,8 x 49 cm; 19/40; 322) de Richard Prince.

Más remates, ya dentro de lo esperado. El tardío y pseudocubista Bodegón a la carta, 2001 (O/L, 125 x 153 cm; 276) de Eduardo Úrculo se vendió por la salida, 16.000 euros, a una puja previa. En cambio, el importante gouache sobre papel Japón de nada menos que 141 x 147 cm de Joan Hernández PijuánLliris blaus, 1987 (279), decorativo y con un atractivo color, pasó de 13.500 a 15.000 euros. Daniel Díaz @Invertirenarte

 

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search