En Actualidad

EL JUEZ CONFIRMA LA CONDENA DEL ELECTRICISTA DE PICASSO E INSISTE EN LA RESTITUCIÓN DE LAS 271 OBRAS ROBADAS

El Tribunal de Apelación falla nuevamente en contra de Pierre Le Guennec y su esposa, a los que impone una pena de dos años de prisión condicional. Ni siquiera toma en consideración la petición de su abogado de investigar si Jacqueline Picasso pudo quedarse con algunas obras de su marido.   

No ha habido ningún cambio. La sentencia que emitió el Tribunal de Grasse en 2015 se mantiene un año después: dos años de cárcel para Pierre Le Guennec por receptación de bienes (concretamente 271 obras de Pablo Picasso). Su mujer, Danielle, recibe la misma pena. El juez no ha creído el nuevo testimonio del electricista jubilado, que hace un mes cambió su declaración inicial –haber recibido un regalo de manos del propio artista– paraimplicar a la viuda del malagueño en una supuesta trama para ocultar “un elevado número de obras” del autor del Guernica al resto de herederos.

Durante su declaración en el segundo juicio, el ex trabajador del matrimonio confesó que Jacqueline Picasso le había confiado entre 15 y 16 bolsas de basura llenas de pinturas y le había pedido que las ocultase un tiempo, seguramente para evitar que figurasen en los inventarios póstumos del maestro malagueño. “Tenía problemas con Claude Ruiz Picasso”, afirmó entonces. “Meses más tarde”, y siempre según la versión de Le Guennec, las bolsas regresaron a su dueña original, salvo la que contenía los 271 trabajos sin firmar que él recibió en compensación. El abogado defensor llegó incluso a solicitar una investigación para saber si Jacqueline podría haber ocultado más obras de su entonces marido.

La Corte de Apelación de Aix-en-Provence no ha creído ninguna de estas palabras, que parecen “un cuento inverosímil y caprichoso”, según el juez. Por eso, el pasado 16 de diciembre confirmó la sentencia de sus colegas de Grasse y reiteró la devolución de esta colección de pinturas y bocetos a la familia del artista. “Nos alegra que la verdad que hemos defendido desde el principio se haya reconocido”, mantiene el abogado de Claude Ruiz Picasso y representante de los seis herederos del artista, Jean-Jacques Neuer. Este había denunciado la existencia de “un blanqueo internacional de obras robadas”, a las que se suman las que supuestamente sustrajo el chófer del artista, Maurice Bresnu, cuya colección de picassos también está siendo investigada en los tribunales galos.

Le Guennec y su esposa ocultaron durante años una decena de pinturas y 90 bocetos sin firmar ni inventariar en el garaje de su casa, hasta que intentaron venderlas en el mercado. Entonces se dispararon las alarmas. En 2010 la institución encargada de velar por el legado del pintor y de autentificar sus obras les acusó de robo. Dos tribunales han reiterado la culpabilidad del matrimonio, pero a los condenados aún les queda un último recurso: el Tribunal Supremo.

Hace seis años, la aparición de estas 271 obras supuso el descubrimiento del mayor número de picassos desde su muerte; ahora, podría convertirse en la mayor restitución de obras a la familia, que ya ha anunciado su intención de exponerlas el público. SGM

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search