En Mercado

Mariano Fortuny. Interior con figuras, 1871, detalle. Salida y remate: 70.000 euros

70.000 EUROS POR LA TABLA DE FORTUNY EN BALCLIS

Además de atractivas ventas de pintura antigua, el Estado compró el lienzo de García Lamolla

Finalmente, Balclis vendió el Interior con figuras, 1871 (27 x 35 cm; lote 1615) del maestro Mariano Fortuny (1838-1874) por la salida, 70.000 euros. Como comentamos en nuestro artículo de previos (ver), dada su calidad y lo relativamente infrecuente de óleos de su mano en el mercado, no hubiese sido extraño alguna puja más, pero el mercado está como está y el hecho de haberlo vendido, aún en el precio inicial, es ya todo un logro hoy día. La calidad, si está en un precio razonable, se vende, y aunque el siglo XIX no esté pasando sus mejores momentos -como comprobamos subasta tras subasta-, hay determinados autores que casi siempre son comprados, Sorolla y Fortuny, fundamentalmente, y menos frecuentemente ya, aunque su calidad esté por encima de la mayoría, Pradilla y Madrazo.

Es más, si continuamos las ventas del siglo XIX español, debemos mencionar expresamente la compra por los 12.000 euros pedidos como salida del buen Retrato de Juan Bravo Murillo (O/L, 100 x 79,3 cm; 1564) de Federico de Madrazo, pintado en 1849. Hubo interés, asimismo, por las dos obritas menores de Francisco Pradilla: y si su lienzo de 10,6 x 18,5 cm, Mal tiempo (1580) apenas subió de 1.100 a 1.700 euros, el cartón Recolección del maíz. País pontino (Italia), en cambio, se disparó de 1.800 a 6.500 euros, pues era una pieza con mayor interés de personajes, celaje, etc. En cambio, hubo una nota de tristeza al no haber compradores para El juglar, 1883 (54,5 x 23 cm; 1617), una tablita temprana de Joaquín Sorolla, por la que se pedían unos excesivos 24.000 euros.

En escultura, hubo buenas ventas. Lo más destacado fueron los 22.000 euros pagados finalmente por Adolescente o Ingenua, 1924 (mármol 40,5 x 24,5 x 28 cm; 1652) del catalán Josep Llimona. El bronce de Josep ClaráPlenitud, c. 1936 (88,5 cm; 1736) subió también hasta rematarse por 7.500 euros, mientras que el alabastro policromado (34,5 x 23,5 x 20 cm; 1739) de Joan RebullCabeza de niña (o Cristina), pasó de los 8.000 del inicio hasta los 11.500 euros. Buenas compras, sin duda.

Al final, no llegó la esperada compra del gran panel de NéstorEl jardín de las Hespérides, 1908/9 (80,1 x 290,5 cm; 1685), por el que se pretendían 70.000 euros; una pena, la verdad. En cambio, hubo una inesperada e importante subida: el dibujo a lápiz, gouache, tinta aguada y carboncillo, Dos jóvenes y un ciclista (30 x 22 cm; 1673) de Xavier Gosé, pasó de 2.500 a nada menos que 8.500 euros. Y se vendieron por la salida Una playa (O/L, 50 x 70,5 cm; 1686) de Juan Roig Soler, por 8.000 euros, y Joven con ocas (O/L, 57 x 77 cm; 1687) de Arcadi Más i Fontdevila, por 6.000 euros; de este autor, sí subió su Patio de los Arrayanes de La Alhambra (O/L, 53 x 77 cm; 1699), de 4.500 a 6.500 euros.

Del siglo XX, destacamos cuatro ventas. La primera, la del lienzo de Antoni García LamollaSin título (34 x 44 cm; 1972), firmado en 1935, que lo compró el Estado por la salida, 18.000 euros; es curioso de todas formas, pues en julio de 2015 había salido a pujas en esta misma sala y se había vendido por 22.000 euros… (ver). También el Estado se hizo con La castiza, 1915 (O/L, 185,5 x 100,5 cm; 1681) de Baldomero Gili Roig, también por la salida, 2.500 euros en este caso (ver). El Roi, 1962 (Tm y collage/papel/L, 56 x 38 cm; 1956) de Antoni Calvé se vendió también, aunque fuese por los 9.000 euros pedidos, lo mismo que Y una de las cajas se ha ido, 2003 (collage y pan de oro/T, 80 x 80 cm; 1960) de Carmen Calvo, por 5.000 euros.

Hemos hablado de autores conocidos y sus ventas, pero los mejores remates llegaron en el apartado de pintura antigua. Y así, de Anton Goubau, su Vista rural con mercado y paseantes (O/L, firmado y fechado probablemente en 1651, 145 x 233 cm; 1442) subió de 22.000 a 30.000 euros; algo similar sucedió con la tabla de Daniel de BlieckInterior de una iglesia (O/T, firmado y fechado en 1682, 82 x 106 cm; 1443), que pasó también de 12.000 a 18.000 euros. Asombrosas fueron también las potentes subidas de dos piezas más: de 7.000 a 22.000 euros del Cazador (O/L, 129 x 93 cm; 1516), con firma Desportes, probablemente de Escuela flamenca S. XVIII; y de 6.000 a 13.000 euros, del dibujo Le galant jardinier, c. 1748 (tinta y aguada, 22,7 x 17,8 cm; 1531) de Jean-Baptiste Pierre, realizado hacia 1748 como estudio para un óleo del comedor del palacio de Fontainebleau (conservado en colección particular parisina). En ese mismo rango de precios, 12.000 euros para ser exactos, se vendió también La batalla de Waterloo, 1840 (O/L, 140,5 x 202,5 cm; 1542), de también francés Adolphe Beaucé.

Menores ya, y vendidos por la salida, atribuido al francés Pierre Patel, Apolo y las musas en el monte Parnaso (O/L, 97,5 x 131 cm; 1491), fue adjudicado por la salida, 5.000 euros. Italianos: de Escuela napolitana S. XVII, de un seguidor de José Ribera, para ser más precisos, San Juan Bautista (O/L, 84 x 103 cm; 1466), se vendió por 4.000 euros, mientras La Sagrada Familia con san Juanito (O/L, 98,5 x 75,5 cm; 1480), de Francesco Trevisani, fue comprada por 4.500 euros. Daniel Díaz @Invertirenarte

 

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search