En Mercado

Unos pendientes de platino con ventiséis diamantes sobresalen en Monte de Piedad

La sala de la plaza de las Descalzas nos presenta una variada licitación en joyería sobre todo pendiente, anillos, y en relojes, que sin duda captaran interés de público y profesionales por la calidad de algunos de sus lotes.

Uno de los reclamos en joyería es el lote 171, unos pendientes de platino con veintiséis diamantes talla marquise y brillante, en el copete consta de veintiocho diamantes talla trapecio a modo de cintas, con cierres en oro blanco, con salida en 15.000 euros sin abandonar esta tipología, me gustaría citar el lote 172, otros pendientes de oro blanco con dos brillantes superiores talla antigua acompañados por dos perlas cultivadas que comenzarán en 6.000 euros.

En cuanto a los anillos, sobresalen lotes como el 43, un anillo con un brillante central, peso aproximado 1,90 ct, engastados en garras de seis puntas, flanqueado por doce diamantes en talla baguette, con un precio de 6.500 euros. Atentos también al 126, una sortija de la marca de lujo Van Cleef & Arpels, en platino con un brillante central engastado en garras con 4.500 euros, veremos si sube como ya ha ocurrido en otras ediciones con piezas de esta prestigiosa casa, como en junio 2015 en la que una gargantilla de esta casa formada por brazalete y pulsera en platino, zafiros y diamante de los años cincuenta alcanzó la cantidad de 38.500 euros desde sus 18.000 iniciales. No podemos olvidarnos de otras piezas como el 129, una sortija gallonada de oro con diamante talla pera engastado en chatón, peso 8 ct, tasado en 5.000 euros, cerramos con el 123, una sortija de Gregory en oro blanco, con una aguamarina central, peso 21 ct y decorada con ciento once brillantes que comenzará en 2.500 euros.

En relojes de caballero destaca el 127, un clásico que suele tener siempre buenas ventas, un reloj Rolex modelo Oyster Perpetual Day-Date en oro, uno de los iconos de la casa, descendiente directo del Oyster original nacido en 1926, el primer reloj de pulsera hermético del mundo, automático, con caja redonda y esfera dorada, en 6.000 euros. Y para señora el 131, un Patek Philippe modelo Nautilus en oro para señora, de cuarzo, brazalete de eslabones de oro por 2.800 euros, su célebre caja se inspira en una escotilla de barco con un relieve horizontal acuñado y desde 1976 es un ejemplo del estilo deportivo y elegante en relojes, sin olvidarnos del 47, un reloj Piaget Classique con sistema de carga manual, pulsera tipo esterilla trenzada con salida en 2.720 euros. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search