En Mercado

Una pintura de Girolamo Lucenti sale en Segre por 42.000 euros

El próximo 22 de mayo la casa de subastas pondrá a la venta «Adoración de los Reyes Magos», un óleo sobre tabla del pintor tardomanierista. Se trata de uno de los escasos cuadros que se han ofrecido hasta la fecha de este autor italiano. 


Estuvo en posesión de una familia madrileña de ascendencia andaluza durante varias décadas, pero ahora acaba de aparecer en el mercado español. Adoración de los Reyes Magos (hacia 1620) se podrá contemplar, y adquirir, en la jornada de Pintura que tendrá lugar en Segre el 22 de mayo.

Un atento estudio de las pieza –lote 95– demuestra que pertenece a Girolamo Lucenti (Correggio, 1568 – Sevilla, después de 1624), pintor, escultor y arquitecto lombardo, asentado en Sevilla desde 1603.

Se trata, sin duda, de una ocasión excepcional, pues no es frecuente encontrar una obra suya en el mercado. La última vez ocurrió en 1814, cuando William Coeswelt vendió una Anunciación (hacia 1615) inspirada en un grabado de Cornelis Cort al Zar Alejandro I por William Coeswelt, tela que hoy en día se puede admirar en el Hermitage de San Petersburgo [Ferdinand Hand, Kunst und Alterthum in St. Pietersburg, Weimar 1827, p. 359].

Podemos encontrar también algunas pinturas de Lucenti en su ciudad de adopción: Sevilla, repartidas entre el Palacio Arzobispal, la Iglesia de la Anunciación y la de San Martín, además de en Granada (Sacromonte). De igual modo, se conservan esculturas suyas de barro cocido en el Alcázar de Sevilla y en Correggio.

Con respecto a la Adoración de los Reyes Magos que ahora sale a subasta, resulta llamativa la similitud que mantiene con la tabla de igual asunto conservada en la Iglesia de la Anunciación de Sevilla. Las dos vírgenes poseen el mismo rostro de expresión absorta, lo que hace pensar en un único modelo, quizá su mujer Catalina, hija del célebre imaginero Andrés de Ocampo.

Asimismo, en ambas composiciones Lucenti utiliza el recurso de introducir un personaje –Baltasar en la obra de Segre, Melchor en el caso de la tabla sevillana– que llama la atención del espectador de todo cuanto sucede en la escena (dicho recurso era recomendado por los tratadistas clásicos). Este y otros detalles como la semejanza en la forma de las orejas, la empuñadura de la espada o el preciosismo en los detalles de los cofres regios, confirman la mano lucentina de la tabla que saldrá a la venta en Segre.

Aunque no está firmada, tenemos un claro indicio de su autoría: el autorretrato del autor aparece al fondo, a la derecha de la composición. Se trata de un perfil claramente diferente del resto de personajes, dibujados un tanto idealizados, y además es muy parecido a sus otros autorretratos conocidos –en la citada Adoración de los Magos sevillana o en un grabado de 1624 publicado en Historia Eclesiástica de Granada (1996)–, si bien aquí con barba.

Su estado de conservación e indiscutible calidad la convierten en una de las obras más interesantes del maestro de Correggio, autor largo tiempo olvidado y del recientes estudios en Italia y España están despertando el interés de la crítica y el mercado. Patrik Perret 

autorretrato lucenti grabado
Autorretrato en "Historia Eclesiástica de Granada". 1624
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search