En Mercado

Nuevo récord de Van der Hamen en Christie’s

Bodegón con flores y frutas es el título corto de uno de los bodegones españoles más relevantes en manos privadas. Está firmado por el pintor madrileño Juan van der Hamen y León y salió a la venta el pasado el dos de mayo en Christie’s Nueva York, donde alcanzó el récord de artista con un remate de 6.517.500 dólares.


Esta venta lleva anunciada desde hacía tiempo. Durante el pasado mes de noviembre ha viajado por Londres, Hong Kong y los Ángeles, tras haberse expuesto en Madrid. La última vez que se subastó esta pieza de admirable calidad y pureza de estilo fue en 1968, y se esperaba que, en esta segunda licitación, no solo batiese su récord de artista sino el del género del bodegón español.

El lote se presentó bajo el título de Peaches, pears, plums, peas and cherries in wicker baskets, figs, plums and cherries on pewter plates, a bouquet of tulips, blue and yellow irises, roses and other flowers in a Venetian crystal vase with terracotta and glass vessels and stone fruit on a stone ledge, mide 86.4 x 131.8 cm y pertenecía a la pareja de coleccionistas Lila y Herman Shickman, quienes lo compraron en aquella subasta de 1969.

El cuadro del referente artista español está datado hacia 1620 según el formato de composición: disposición de los objetos en tres niveles de altura siendo el más bajo el primer plano. El escalón superior es de una superficie muy estrecha, y sobre ella descansa ajustada la cesta de guisantes y cerezas. Como decíamos, esta pintura presume de una calidad deslumbrante, en su momento William B. Jordan la consideró la obra maestra del artista. Por esto ya se intuía que su remate sería de récord, y así lo fue. El cuadro más caro hasta la fecha también se vendió en Christie’s, aunque en la sede madrileña, en 2004. Bodegón con jarro de cristal, alcachofa, cesto de cerezas y albaricoques, cesto de higos y plato de plata con manzanas, se había rematado en 1,1 millones de dólares.

El Museo del Prado posee 39 naturalezas muertas del pintor, la National Gallery de Londres tiene dos y el Louvre un autorretrato. Es muy inusual que una pieza de semejante calidad se encuentra en manos privadas extranjeras. Una vez vendida por siete millones, el artista se revaloriza y también se recupera el mercado de maestros antiguos.

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search