En Actualidad

Un retrato de la duquesa de Manchester para el Foundling Museum

La institución británica adquiere un retrato de Isabella Montagu pintado por Andrea Soldi en 1738.


Nació hacia 1706 –se desconoce la fecha exacta– en el seno de una de las familias de más abolengo de la Inglaterra de su tiempo. Isabella Montagu, hija del II duque de Montagu, estuvo destinada desde la cuna a perpetuar su estirpe. Por ello, en 1723 contrajo matrimonio con William Montagu, II duque de Manchester. Con él compartiría su vida hasta 1739, año en el que su esposo fallecía, sin haber dejado descendencia. Años más tarde volvería a casarse, pero esa ya es otra historia; porque esta noble dama no ha pasado a la posteridad precisamente por su vida familiar.

El 6 de febrero de 1730, la duquesa de Manchester se convertía en la quinta dama en firmar la petición del marino y filántropo Thomas Coram (hacia 1668-1751) ante el rey Jorge II para la creación del Foundling Hospital. En él se acogería a niños abandonados para proporcionarles un nuevo hogar. Su gesto, como el de sus otras compañeras, no fue ni mucho menos un hecho casual, pues sirvió de ejemplo frente a la indiferencia masculina, así como de contestación ante una sociedad pronta a desaprobar iniciativas de ese calibre.

La petición fue finalmente presentada al monarca en 1735, acompañada por la firma de 21 mujeres de la alta sociedad, cuyos nombres no solo dieron respetabilidad al proyecto, sino que hicieron de la causa de Thomas Coram algo único. El Foundling Hospital abriría sus puertas en 1741 y aún hoy continúa prestando asistencia. Su sede principal alberga ahora un importante museo, heredero de la Galería que en él formó uno de sus primeros directores, el pintor William Hogarth (1697-1764).

La adquisición del retrato de Isabella Montagu, II duquesa de Manchester, supone por tanto una deuda de la institución para con su benefactora. Fue pintado por el pintor italiano afincado en Londres, Andrea Soldi (1703-1771), en 1738. A partir de ahora colgará permanentemente en la galería de retratos del museo del Foundling Museum. Para su presentación, se ha instalado junto a la efigie de Charlotte, duquesa de Somerset –la primera dama en firmar la petición de Coram–, un cuadro atribuido a Charles d’Agar, y a la de Beatrice Forbes, una de las únicas cinco gobernantas femeninas del Hospital, pintdo por William Carter en 1906.

La compra ha sido posible gracias a la ayuda del Art Fund, el Arts Council England / V & A Purchase Grant Fund, The Friends of Thomas Coram, con la ayuda de la generosidad de varios donantes anónimos.

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search