En Mercado

La edición del mes de junio de Segre en artes decorativas fue protagonizada por el lote 614, no era un remate inesperado ya que en la previa habíamos hablado de su calidad, pero si sorprendió su sobresaliente subida, se trataba de un biombo de seis hojas pintado al óleo con escena de la “Danza de la Pluma”, Nueva España, siglo XVIII reentelado y restaurado, se había tasado en 9.000 euros pero ya salía por pujas por 15.000 euros y finalmente alcanzó la cantidad de 22.000 euros. Los biombos novohispanos constituyeron uno de los símbolos de prestigio más típicos de Nueva España entre los siglos XVI y XVIII y uno de los elementos artísticos y decorativos más representativos de la cultura criolla. El origen de estos muebles surge a través de la estrecha relación que a partir de 1573 estableció Nueva España con Oriente a través del comercio del galeón de Manila. Una relación que aportó numerosos elementos exóticos a la cultura material novohispana (porcelanas, sedas,..) y que influyó de manera importante en la conformación de un estilo artístico, y el modelo oriental después de un rápido proceso de eclecticismo artístico incorporó elementos propios como material a utilizar, temática, etc. Este lote es un biombo en el que se describe la Danza de la Pluma, que representa la conquista de México, por un lado aparecen los indígenas con penachos de pluma, sosteniendo en su mano un cetro de madera y sonajas, la carroza representa a Moctezuma por otro los soldados españoles encabezados por Hernán Cortés.

En mobiliario como habíamos comentado se vendió el 626 una cómoda de maderas finas francesa, Luis XVI, partía de 3.500 euros y llegó a 3.700 euros, también dos consolas en madera tallada y dorada de mediados del s. XIX, lote 617 y 618, con talla vegetal y floral con patas unidas en chambrana que partían de 1.500 euros y ambas duplicaron su valor en 3.000 euros cada una o el 634 un aparador de marquetería de maderas finas, italiano del s. XIX con escenas de la Divina Comedia en los laterales, por los 3.500 euros de su salida, adquirido en mesa.

El arte oriental siempre ocupa un importante lugar en esta sala y en esta edición encontraron comprador algunas esculturas de terracota como el 831 “Caballo y Carroza” en terracota con restos de pigmentos en frío, China, Dinastía Tang (618-906) que saliendo en 2.500 euros alcanzó en teléfono 3.100 euros o el 846 caballo en terracota, Dinastía Tang (618-907) por los 2.500 euros iniciales, así como el citado 842 un cuenco en porcelana imperial, Dinastía Qing, marca y Período de Guanxu (1875-1908) por su precio de salida en 2.000 euros.

No hubo interesados en el citado en la previa lote 609 una arqueta de taracea de hueso y plata del siglo XVI, con la tapa plana decorada con estrella de ocho puntas, enmarcadas con bandas de ébano y hueso, tasada en 14.000 euros, ni las citadas piezas de marfil, pero a pesar de todo Segre cierra temporada con una notable edición. Mariano Santos @AntgOln

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search