En Mercado

Retiro saca a la venta un interesante marco guarnecido en plata mexicana del S. XVII 

Este, junto a dos esculturas de la Virgen con el Niño de la Escuela de Malinas lo más destacado en artes decorativas en la sala Retiro.

La sala de la calle Menéndez Pelayo ofrece piezas sobresalientes en la sección de plata en esta edición de octubre. Comenzamos con el lote 1038, un marco en plata cincelada con decoración de querubines y cuernos recortados con aplicaciones de vidrio de color y bronces, fechado en México hacia 1630, su precio se ha fijado en 9.000 euros, se trata de una obra realizada en la época de esplendor de la orfebrería en Hispanoamérica, los plateros españoles llegados desde la metrópoli se encargaron de transferir los gustos estéticos peninsulares y europeos que añadido a la valiosa y consolidada experiencia de los indígenas en el trabajo de los metales preciosos, hicieron posible la creación de magníficas obras de arte, tanto religiosa como profanas para el equipamiento de las casas, como soperas, bandejas, cafeteras, y muchas de ellas eran exportadas a casas e iglesias de la península, este marco se compara con una arqueta conservada en la Iglesia de Santoyo, Palencia, y sin duda es una de las piezas más llamativas de la edición. Sin abandonar esta sección brilla el lote 1056, un juego de café y té en plata madrileña, con contrastes de Madrid Villa y Corte, peso de 11.750 gramos, formado por cafetera, tetera con samovar, lechera, azucarero y bandeja cuya salida se ha estimado en 7.000 euros.

Nos encontramos también con otros lotes dignos de mención como el 1039, una arqueta española realizada en madera encorada con motivos punteados y lazos mudéjares, se estima su fecha entre 1460-1490, el precio de salida se ha fijado en 2.500 euros.

Cerramos con dos de los lotes más atractivos de esta licitación, me refiero al lote 961, una Virgen con Niño hacia 1480 y el 962, otra Virgen con Niño datada hacía 1520 y realizadas en madera tallada con restos de policromía, la presencia de la corte y la administración real en el s. XVI en Malinas implicaron riqueza y cultura para la ciudad, incrementando la presencia de talleres de escultores y otros artesanos, las tallas que representaban en su mayoría a la Virgen, o a santas denotaban una evolución de modelos góticos hacia modelos con elementos renacentistas, las rígidas tallas arcaizantes, abren paso a tallas más dinámicas en donde se percibe la presencia del cuerpo debajo de las vestiduras, los pliegues de los paños, de las telas acentúan las posturas del cuerpo. Estas esculturas son muy uniformes lo cual las hace fácilmente identificables, frente despejada, ojos achinados, cara ovalada, la calidad del tallado, junto con la rica policromía, la expresión del rostro, dulce y gentil, favorecieron la popularización de estas pequeñas esculturas de la madre de Dios, habiéndose tasado estas piezas en 3.500 euros y 4.000 euros respectivamente. Recordemos que en la edición 88 de la sala Alcalá (leer) se vendió una pieza similar también representando Virgen con Niño en madera tallada, policromada y dorada, lote 599, y subió desde su precio inicial de 3.000 euros a los 8.500 euros. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search