En Actualidad

Pío Cabanillas fotografía la Semana Santa guatemalteca en blanco y negro

Bodegas Tradición expone sus trabajos con un montaje inédito entre barricas de vino que sorprende a quien lo visita. La muestra titulada ‘Antigua’ se enmarca dentro del programa cultural y artístico que promueve esta bodega jerezana, que posee además una importante colección de arte español.


La empresaria y coleccionista Helena Rivero continúa su labor de defensa del patrimonio iniciado por su padre, Joaquín Rivero, al promover exposiciones temporales dentro de la bodega que dirige en Jerez de la Frontera. No resulta extraño, pues hace tiempo que la visita a Tradición propone una experiencia singular que aúna los vinos viejos de Jerez con la contemplación de obras maestras de Murillo, El Greco, Velázquez o Goya pertenecientes a la colección familiar.

Ya en ARS Magazine número 26 hablamos de cómo barricas y pinturas descansaban en armonía sobre un mismo espacio. Sin embargo, ahora Bodegas Tradición ha querido dar un paso más y apostar por proyectos centrados en autores vivos, especialmente fotógrafos.

No en vano posee uno de los archivos documentales más importantes de la región, con imágenes históricas de la ciudad y de toda España accesibles al público –junto a la pinacoteca y la colección fotográfica– dentro del edificio donde se ubica la bodega.

La última iniciativa es Antigua, una muestra  inaugurada a principios de septiembre con varios trabajos del expolítico y fotógrafo Pío Cabanillas realizados durante sus viajes por Guatemala, concretamente en Santiago de los Caballeros.

Fundada en 1541 y rebautizada como Antigua en la actualidad, esta ciudad fue destruida por los terremotos siglos más tarde. Hoy alberga decenas de iglesias monumentales y conventos barrocos que son Patrimonio de la Humanidad. Pues bien, esta antigua ciudad guatemalteca, sus liturgias y tradiciones, así como la devoción de sus gentes por la Semana Santa, son el hilo conductor de la exposición que estos días puede verse en la bodega jerezana.

Un total de 16 imágenes en blanco y negro impresas para la ocasión componen la muestra, que ofrece un curioso montaje con las obras presentadas en palets pintados de negro, entre barricas de Pedro Ximénez y una luz dramática que acentúa la escenografía de las instantáneas.

Cabanillas explica que “exponer en Bodegas Tradición es mi homenaje a la tradición propiamente dicha y a los procesos ancestrales del mundo del vino; un maridaje basado en la belleza del entorno, en el cuidadoso oficio de expertos anónimos que hacen posible el instante de probar un gran vino, fugaz como el arte».

En su particular homenaje, el autor ha seleccionado diversas fotografías tomadas hace años durante la semana ‘de pasión’ en Antigua, cuando los habitantes abandonan su vida cotidiana para participar de sus ritos ancestrales y dan origen a una amplia galería de retratos, miradas y gestos que Pío ha inmortalizado con su cámara.

“Las mejores fotografías, en mi opinión, atrapan instantes precarios y casi inaprensibles a los que llamo ‘momentos decisivos’ por su rareza y consecuencia, y porque contienen situaciones que ya han desaparecido. Esta conversión de lo efímero en permanente es el milagro de la fotografía”, comenta.

De momento, el ‘milagro’ se ha producido cuando una familia que ha visitado la exposición y trabajado en el pueblo de Antigua ha reconocido a alguno de los personajes. La exposición podrá visitarse hasta el 16 de octubre.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search