En Mercado

Atractiva oferta de obras del siglo XVII en su licitación de los días 11 y 12 de mayo donde destaca un paisaje de Leytens y unos bocetos de Solimena

Hay que reconocer que la oferta en pintura antigua de Abalarte es más que interesante, con todo un elenco de retratos reales españoles, algunas piezas de los Países Bajos y otras italianas, no demasiadas pero sí con una calidad poco común.

Entre todas ellas sobresale la pareja de retratos de Felipe V y de Isabel de Farnesio (O/L, 81 x 63 cm; 94), realizados por Miguel Jacinto Meléndez (1679-1734) entre 1723 y 1727. Lo más singular del lote es, sin duda, la armadura completa que viste el rey Borbón, según la moda francesa, quizá una especie de símbolo solapado del apoyo armado al rey francés; es el único ejemplo que conocemos en la producción de Meléndez. El retrato de la reina parece inspirado en cambio en el boceto de La familia de Felipe V de Jean Ranc, del Museo del Prado (ver).

En diciembre pasado, Abalarte ofrecía otra pareja real firmada por Meléndez, esta vez de Felipe V y de María Luisa Gabriela de Saboya, pintado hacia 1712 (leer), que fue comprado finalmente por el Estado por 205.700 euros, cerca de la salida de 150.000 euros (leer). La pareja actual, menor en tamaño y sin ese toque sedoso y casi miniaturista de su pincel, se ofrece por 80.000 euros, un precio más que razonable, que debería subir.

Interesante es también otra pareja de retratos reales, esta vez de Felipe III (O/L, 205 x 105 cm; 1160) y de su hija la infanta Ana María Mauricia de Austria, esposa de Luis XIII y reina de Francia (O/L, 203 x 104 cm; 1161), realizados probablemente en el taller de Bartolomé González, hacia 1616/21. Procedentes de los Marqueses de Valterra, no sería extraño que fuesen el envío de la corte para el conocido intercambio de princesas del 18 de octubre de 1615, cuando se firmaron los enlaces de la infanta Mauricia, con Luis XIII, y el de su hermano, el que sería Felipe IV, con Isabel de Borbón, para sellar la alianza con Francia. 20.000 euros se piden por cada uno de ellos.

Y dos retratos más. Del hijo mayor de Felipe V y María Luisa de Saboya, Luis I de España, 1717 (O/L, 103 x 77 cm; 92), del taller de Michel-Ange Houasse, por 5.000 euros, semejante al de Houasse del Prado (ver) y sobre todo al de su taller (ver). Y el de Mariana de Neoburgo (segunda esposa de Carlos II) como Diana cazadora (O/L, 121 x 92 cm; 148), de su pintor el francés Robert Gabriel Gence, por 7.000 euros.

En la oferta de los Países Bajos, destacan dos piezas. Del pintor de Amberes Gijsbrecht Leytens –hasta 1988 conocido como el Maestro de los Paisajes de invierno-, un lienzo poco habitual en su aún poco conocida producción pues aparecen multitud de personajes: Paisaje invernal con patinadores (55,5 x 80,5 cm; 1129). Quizá por lo escaso de su obra en el mercado o por los 30.000 euros que se piden, subirá, acercándose a las 110,500 GBP (153.495 euros) pagados en diciembre pasado en Bonhams Londres por A winter landscape travellers, a village beyond (O/T, 52,7 x 76,2 cm), o a los 129.000 euros pagados en Drouot París en junio de 2014 por Paysage d’hiver avec des villageois en chemin (O/T, 48 x 74 cm)…

El siguiente es una de esas pequeñas joyitas que aparecen de vez en cuando: un gouache con témpera sobre pergamino de apenas 14 x 20,2 cm firmado por Frans Boels: Paisaje rocoso con escena de Tobías y el ángel (77); fechado probablemente en 1588 y procedente de la colección de Valentín Carderera, con algunos desperfectos, apenas se piden 3.000 euros por él. Como referencia sirva la venta de su buen gouache Extensive Wooded Valley with Judah and Tamar in the Foreground (13 x 19,7 cm) por 51,000 USD (40.382 euros) en Sotheby’s Londres en enero de 2004…

En lo italiano, con una calidad llamativa, se impone la pareja de lienzos de Francesco Solimena, Trinidad con san Felipe Neri y Escena de gloria con santos (69,5 x 99 cm; 1180), bocetos preparatorios para dos frescos en Nápoles, en la capilla de san Felipe Neri de la iglesia de Girolamini, el primero, y en la cúpula de la Gloria de san Benito, c.1695-1700 en la iglesia de Santa María Donnalbina. En 30.000 euros se iniciarán las pujas, a un precio bajo de 15.000 euros por cada uno, cantidad baja si tenemos en cuenta que, por ejemplo, un similar Anbetung der Hirten (O/L, 98 x 68 cm) alcanzó en Lempertz Colonia los 44.640 euros en mayo pasado…

Más cercano a nuestros intereses, de Luca Giordano se ofrece por 20.000 euros San Antonio y el milagro del carro (O/L, 105 x 83 cm; 1164), uno de los bocetos preparatorios para el fresco sobre la vida de San Antonio de Padua que el italiano pintó entre 1698 y 1700 en la iglesia madrileña de San Antonio de los Portugueses, posteriormente de los Alemanes. Y, por último, la Virgen del Rosario con santo Domingo de Guzmán y santa Catalina de Siena (O/L, 191 x 137 cm; 182) que el estudioso Nicola Spinosa atribuye al italiano Bernardo Cavallino y data poco después de su única obra fechada, el Éxtasis de santa Cecilia de 1645; versión muy cercana al conocido lienzo de hacia 1640 de la National Gallery de Canadá, Ottawa (ver), se ofrece por 60.000 euros.

Y las dos últimas piezas. Una acuarela del filipino José Honorato Lozano, Mestizos en carruajes de alquiler (20,5 x 24 cm; 1030), que sin duda subirá notablemente de los apenas 7.000 euros iniciales. Y un buen Retrato de caballero en un paisaje, 1909 (O/L, 55 x 45 cm; 1137) de Julio Romero de Torres, con carta manuscrita del pintor avisando al retratado de que ya está terminado su cuadro, por 21.000 euros. Aunque se quedan en el tintero cuadros de Fraile, dibujos de Piñole y un largo etcétera, la atractiva oferta monárquica de Abalarte centrará la atención, bien escoltada por piezas de calidad del XVII, flamencas e italianas. Daniel Díaz @Invertirenarte 

 

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search