En Mercado

Monedas para el verano


El oro inglés brilla con esplendor en esta recta final del curso. Las 5 libras de 1820 buscarán un comprador dispuesto a pagar más de cuarto de millón de libras y las de 1839 salen a la venta con una estimación de 150.000 euros. Y también subastas en Alemania y España.

Mañana nos cita la casa inglesa Baldwin´s of St. James para una jornada doble, que se divide en tres partes; una colección de moneda británica y territorios; otra de moneda general donde también se incluyen muchas inglesas; y una tercera parte de piezas escogidas. En esta última es donde se encuentran los reclamos más llamativos sin duda. Así podemos ver varias piezas con cinco o más dígitos: incluyendo un dracma heftalita de diseño exclusivo, tipo único con triple leyenda en tres idiomas, que nos sorprende con una estimación de entre 100.000 y 125.000 libras esterlinas. También el raro primer soberano de Enrique VII del que se estima se acuñaron 50.000 ejemplares hacia 1480. Presenta muy buen pedigrí. Su salida son 48.000 libras y la estimación se sitúa entre las 60 y 80.000 libras. De mayor rareza es el rial, una pieza áurea, de 15 chelines de María Tudor. Su amonedación es, en general, rara y escasa, de ahí su estimación entre las 130.000 y 150.000 libras.

Pero para demostrar que en el coleccionismo no es más raro y caro lo más antiguo, ni mucho menos, unos lotes por delante encontramos las pruebas de las 5 libras de 1820 de Jorge III en calidad proof y flor de cuño. Se estiman entre las 300.000 y las 350.000 libras. Se acuñaron solo 25 piezas prueba, por lo que es uno de los ejemplares clave de una colección especializada. La calidad proof es una especial acuñación cuidada al haber sido tratados los cuños para dar una apariencia llamativa, distinta a la amonedación ordinaria, y suele presentarse con las características de un campo fondo espejo y un busto mate. Son emisiones especiales por lo general, cortas, y por lo tanto raras. Además de estas piezas que hemos subrayado, se pueden encontrar numerosas y cuidadas monedas inglesas del XIX. El tono general de las estimaciones es muy vigoroso. Habrá que ver cómo son los resultados.

Unos días más tarde, 24 a 27 de junio, la mirada se dirige a Alemania. La casa Kunker presenta varias sesiones para rematar una primera parte de menos de 2.000 lotes de monedas y medallas de plata, con gran protagonismo para los estados alemanes por supuesto; una segunda de moneda del mundo y antigua, otros 1.000 lotes; y una tercera de unas 1.300 piezas de oro del mundo.

Las piezas alemanas son de módulo mayor por lo general, en distintas conservaciones, con enorme preponderancia de los taler. Hay tres rangos de precios, tratando de resumir: en torno a 300-600 euros, entre los 1.000 y 3.000, y por encima. Abarca todas las épocas, por lo que el coleccionista de moneda europea, obvio si se centra en la alemana, podrá encontrar algo que le agrade. Podemos destacar un reichstaler de 1677 de Christian I. Presenta un soberbio retrato, y su condición es atractiva. Es una pieza muy escasa. Su estimación está en los 30.000 euros. También llama la atención otro taller de 1835 de Ernesto de Sachsen Coburg. Su calidad es remarcable, sin circular con pleno brillo original, parece inmaculado. Tiene una estimación de 10.000 euros precisamente por su extraordinaria condición, ya que para coleccionistas menos exigentes en la condición tal vez puedan encontrarlo por un 20-30% aproximadamente.

La sesión de la moneda áurea es más internacional, cubriendo un espectro más amplio. Así podemos ver una pieza belga, de Carlos II de España de 1696, es un 4 soberanos de oro (medio ducado) con una estimación de 40.000 euros. También encontramos una pieza inglesa de 5 libras de 1826, proof y flor de cuño (expresión que debe reservarse a ejemplares extraordinarios, producto de los primeros golpes de los cuños y presentando por tanto más detalle y precisión de todos los elementos del tipo), con una estimación de 75.000 euros. Otras 5 libras de Victoria de 1839, la pieza mítica del león en reverso. Rarísimo ejemplar, muy codiciado, que se presenta también en una calidad extraordinaria. Su estimación son 150.000 euros.

En la parte de Italia puede verse un 12 zeccino de Alvise IV con una presentación superior a la media. Su estimación son 40.000 euros. Llama la atención también un 10 ducados de 1628 de Salzburgo, con un bello grabado en anverso conmemorando la finalización de la construcción de la catedral que logró llevar a cabo Paris von Lodron. Fue él quien fundó la universidad de Salzburgo. Su situación no fue fácil ya que su opuso a la reforma y tuvo que financiar enormes gastos en la Guerra de los Treinta Años. La salida es de 20.000 euros (estimación 25.000). Tampoco perderemos de vista el apartado de moneda española.

Para terminar, con este anticipo de la actividad de junio y julio, pondremos el foco en España. Dos casas madrileñas harán doblete con subastas por internet. Primero Tauler y Fau presentan dos remates bien distintos: uno especializado en dieciochenos y vellones (11 de junio). Trescientas piezas medievales y de los Austrias por debajo de los 100 euros de salida. Los dieciochenos son monedas de plata valencianas de módulo menor, con un tipo común (busto del rey en anverso, y escudo y fecha en reverso). Los vellones son piezas castellanas de los siglos XII y XIII, de menos de 1 gramo, con un tipo también singular (busto del rey y castillo en reverso). La segunda subasta (18 de junio) son más de 700 lotes de monedas de oro, 200 de ellas extranjeras y 200 de la peseta. Podemos encontrar 25 pesetas de Alfonso XII con precios de salida alrededor de 180 euros.

La segunda casa de Madrid que presentará dos remates será Cayón Subastas. La primera subasta a fin de mes (prevista para el 27), es una extensa colección generalista de monedas y medallas. Casi 2.000 lotes, reservándose el 25% para las medallas donde pueden encontrarse de distintas temáticas, todas españolas o relativas. En monedas se cubre desde el periodo antiguo (Bizancio, Roma, Hispania, Arábiga…) hasta el moderno, pasando por más de 200 lotes de medievales, y otros 300 de Austrias y borbones. Hay ejemplares muy variados de numerosos reyes, cecas, denominación… desde 5 euros a 100. Además de otros ejemplares más destacables como un medio grano mexicano de 1769 sin circular son una salida de 300 euros (estimación 3.000), un redondo de Potosí de 1704 con una salida de 800 (estimación 1.500).

La siguiente cita será en julio, con otros 800 lotes, que incluyen unos 250 de moneda antigua (denarios republicanos sobre todo), y un buen conjunto de monedas de los borbones, además de un grupo de monedas extranjeras. Destacará un rarísimo duro de Popayán de 1820 (salida 4.500 euros), el codiciado sestercio británico (salida 4.000 euros) y unos treinta lotes de piezas de oro. Cerrará el remate un lote especial para una biblioteca importante; los 20 volúmenes de la edición de lujo para jefes de Estado y casa real del Corpus Nummorum Italicorum. Su salida será a partir de 4.500 euros. Juan Cayón.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search