En Actualidad

María Bravo Portela, ganadora del XIII Premio del Grabado y Vino Pedro Vivanco

La pintora madrileña obtiene el galardón internacional dotado con 3.000 euros gracias a su obra “A destiempo”, una estampa sobre papel japonés que se exhibe estos días en la primera planta del Museo Vivanco junto a los otros cuatro grabados seleccionados. Portela se ha impuesto sobre los 63 artistas presentados al concurso en esta edición, tras el parón del año pasado.

La Fundación Vivanco y la Escuela Superior de Diseño de la Rioja (ESDIR) reiteran su apuesta por la técnica grabada con este decimotercera edición del Premio Internacional del Grabado y Vino Pedro Vivanco, que este año ha reunido casi un centenar de obras. De entre todas ellas, el jurado ha reconocido el trabajo de María Bravo Portela, investigadora médica de profesión que en 2016 comenzó a dedicarse de lleno al arte (aunque ya lo practicaba anteriormente).

Su obra titulada A destiempo ha recibido el primer premio, dotado con 3.000 euros y una exposición tanto en el Museo de las bodegas riojanas –que se puede visitar en verano– como en la Escuela de Diseño (a partir de septiembre). Se trata de una delicada estampa sobre papel japonés que combina el aguafuerte con la xilografía, donde la madrileña reflexiona sobre el paso del tiempo y la huella que este deja (también en las viñas, que se tiñen de colores diferentes según la estación del año en la que nos encontremos).

El segundo premio ha ido para Anna Trojanowska y su litografía The order of entropy 13. La artista multidisciplinar polaca, que ya había participado en anteriores ediciones, recibe así los 1.500 euros que lleva consigo el segundo lugar, gracias a una obra perteneciente a la serie desarrollada durante la pandemia.

A estas dos piezas premiadas se suman tres Menciones de Honor que han recaído sobre la leridana Nuria Batalla Tasies –por Superficie del tiempo–, el bilbaíno Juan Carlos Escudero –gracias a su aguafuerte Corazón Racimo– y la joven valenciana Desirée Moreno García (quien presentó un trabajo titulado Metamorfosis de la vid).

La presente edición de los premios ha sido una de las más reñidas hasta la fecha, pues fueron necesarias 14 votaciones para alcanzar el veredicto final. El elevado número de grabados presentados y su alta calidad, pusieron difícil la decisión del jurado. En total se han presentado 85 trabajos de artistas procedentes eminentemente de Madrid, pero también del País Vasco, Cataluña y Galicia. La presencia internacional también se ha dejado sentir gracias a las candidaturas de creadores argentinos, polacos, brasileños e italianos.

Las cinco obras seleccionadas se pueden contemplar este verano en la primera planta del Museo Vivanco, junto a otros trabajos de ediciones anteriores. A partir del 3 de septiembre, será ESDIR quien presente estos grabados en una exposición más amplia compuesta por una treintena de los presentados en 2021.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search