En Actualidad

Los primeros santuarios de arte rupestre mediterráneo en el MARQ


 

El Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) presentará a partir del 5 de julio y hasta el 7 de enero la exposición Rupestre. Los primeros santuarios, que reunirá alrededor de 250 piezas, entre arte mueble y otras sobre el contexto cultural de las manifestaciones artísticas del arte prehistórico fundamentalmente de Alicante, seleccionadas por los tres comisarios de este relevante proyecto científico: Jorge A. Soler, conservador de Prehistoria del MARQ; Rafael Pérez, director del Área de Arquitectura de la Diputación de Alicante; y Virginia Barciela, profesora del departamento de Prehistoria de la Universidad de Alicante.

Además de los restos que se exhibirán en la sede del MARQ hay que destacar los calcos originales de las pinturas rupestres elaborados por el Centre d’Estudis Contestans, a partir de fotografías y de tomas audiovisuales, así como un documental grabado en 4 K que recorre los principales emplazamientos de arte rupestre de la provincia de Alicante, e incluso paisajes sonoros en las tres salas en las que se articula exposición, compuestos por Luis Ivars.

En la presentación del proyecto expositivo que tuvo lugar en el Museo Arqeológico Nacional de Madrid intervinieron, además de los tres comisarios, el  vicepresidente de la Fundación CV/MARQ y diputado de Cultura y Educación de la Diputación de Alicante, César-Augusto Asencio, quien agradeció el esfuerzo de los comisarios de la exposición al desarrollar un programa integral tan ambicioso.  Por su parte, el director artístico del MARQ, Manuel Olcina, subrayó la importancia de las representaciones artísticas simbólicas encontradas en las cuevas con esos animales tan característicos del arte rupestre, en zonas consideradas como santuarios hasta llegar a elaborar imágenes conmovedoras, mientras que el director gerente del MARQ, José Alberto Cortés, agradeció a las entidades que apoyan al Museo como las fundaciones Asisa, CajaMurcia y la Obra Social «la Caixa», y sobre todo a la Diputación de Alicante, y apuntó que aunque cada muestra es diferente, en esta ocasión han querido conectar el arte rupestre con el arte de los siglos XX y XXI  con obras que enlazan con otras de Barceló, Picasso y otros creadores, presentes en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante: una mirada al pasado desde la actualidad.

Como subrayaron todos los ponentes en la presentación esta exposición se organiza para conmemorar el XX aniversario de la inclusión del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco y pone en valor la investigación llevada a cabo durante varias décadas por la conservación e investigación del arte rupestre en los numerosos yacimientos de la provincia de Alicante.

La muestra se articulará en tres salas. La primera dedicada al arte paleolítico, que partiendo de las posibles realizaciones de los neandertales se centrará en ese arte vinculado a los humanos modernos. Se incluirán imágenes de paneles combinadas con piezas de arte mueble elaboradas sobre lajas de piedra, astas y huesos de animales. En la misma sección se incluirán objetos como cantos, plaquetas y huesos con motivos zoomorfos y geométricos grabados procedentes de los fondos del MARQ y de otras instituciones de Alicante y Comunidad Valenciana. sin olvidar con la imagen de los tres grandes santuarios de Alicante: La Cava Fosca y la Cova del Reinós, en la Vall d’Ebo y la Cova del Comte de Pedreguer. Algunos de estos restos tienen una antigüedad de más de 16.000 años.

La segunda parte se dedicará al arte macroesquemático y ahí el yacimiento de Pla de Petracos tendrá una gran protagonismo. No en vano este tipo de arte supone la mejor referencia de las nuevas creencias que trajo consigo el Neolítico, caracterizado por la representación de figuras humanas y motivos geométricos con alto contenido simbólico. Y en ese recorrido se podrán observar los singulares orantes, seres antropomorfos con los brazos levantados en actitud de súplica; y los sorprendentes calcos sobre papel vegetal o celofán junto a piezas de gran valor como las cerámicas o el vaso con el orante de la Cova de l’Or, entre otras.

En la última sala se dispondrán contenidos referidos al arte levantino y esquemático del Neolítico y cuyos restos en Alicante son un un buen ejemplo porque estaban ubicados en abrigos de escasa profundidad, aunque también ha habido hallazgos excepcionales de arte esquemático en cuevas más profundas. Mientras el arte levantino se caracterizó por su naturalismo al representar animales, hombres y mujeres, en el arte esquemático las figuras se sintetizan en líneas básicas y de gran simbolismo. Y ahí podemos admirar las figuras conocidas como ídolos con dos vasos cerámicos de gran belleza: el vaso de Costamar y otro con decoración simbólica, localizado en los Millares; y la pintura de los antropomorfos esquemáticos del Cabeçó d’Or (Relleu), que podrá verse en alguno de los calcos seleccionados en la muestra, que culmina con el guiño de la influencia del arte prehistórico en el arte contemporáneo con esos ejemplos de Barceló y de Pablo Picasso o incluso un mural del artista Dionisio Gázquez, inspirado en el santuario de Pla de Petracos. Julián H. Miranda

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search