En Actualidad

LOS INGENIOS DE JUANELO VISITAN MADRID

La Biblioteca Nacional de España dedica una pequeña muestra a Juanelo Turriano (Cremona, hacia 1500–Toledo, 1585)


Desde hoy y hasta el próximo 6 de mayo podrá visitarse en el museo de la BNE la exposición Juanelo Turriano, genio del Renacimiento, una oportunidad idónea para conocer en profundidad a una de las figuras más brillantes del panorama técnico-científico del siglo XVI. Estructurada en varias secciones, nos acerca a su figura desde su ciudad de origen –Cremona (Italia)– hasta algunos de los hitos astronómicos y científicos más relevantes de su momento y en los que Juanelo fue protagonista.

Abren la muestra sendos retratos suyos: el óleo anónimo que conserva el Museo Cívico de Cremona y el soberbio busto en mármol de Pompeo y León Leoni del Museo de Santa Cruz de Toledo que, según Gema Hernández Carralón, una de las comisarias de la exposición, se esculpió para presidir el Artificio de Toledo. A partir de ellos el visitante recorre la biografía del personaje en torno a una selección de documentos, libros, medallas y paneles explicativos que van jalonando su trayectoria hasta su llegada a la corte española para trabajar, primero, al servicio de Carlos V y después para Felipe II. Para el primero y en calidad de relojero creará dos piezas fundamentales, los relojes llamados Microcosmos (hacia 1550) y Cristalino (hacia 1552-1553). Precisamente para adorar el primero de estos relojes parece que el Emperador encargó a Jacometrezzo la medalla en bronce de Juanelo que también se exhibe y que testifica la importancia del personaje en un momento en el que este tipo de imágenes estaba reservada a la realeza y la nobleza.

A partir de 1556 y ya en la Península Ibérica, entrará al servicio de Felipe II, con quien se trasladará a Toledo en 1563 para trabajar como ingeniero en su creación más célebre, el famoso Artificio que permitió la subida de agua desde el río Tajo hasta el Alcázar. Este importantísimo artefacto dejaría de funcionar en 1604, diez y nueve años después de la muerte de Juanelo. Destruido el edificio que lo albergaba en 1868, es posible apreciarlo hoy gracias a algunos grabados del siglo XVII como los del Louis Meunier que también se expone. Lo acompaña un vídeo (link aquí) en el que se reconstruye, de manera muy eficaz, su funcionamiento.

La muestra culmina con un contexto de Juanelo dentro de lo que se denomina «La Edad de los nuevos inventos»: el reloj, la imprenta, la brújula y la ingeniería naval, así como máquinas para elevar las aguas y las gafas, instrumentos todos del saber moderno. Juanelo Turriano, genio del Renacimiento ha sido comisariada por Cinzia Galli y Gema Hernández Carralón y es fruto de la colaboración entre la Biblioteca Nacional y el Comune di Cremona.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search