En Mercado

LO MÁS CARO DE 2016 CHRISTIE’S VS SOTHEBY’S

Se acaba el año y las dos principales casas de subastas hacen repaso de los remates más caros. Monet a la cabeza, seguido por De Kooning, Picasso y Modigliani, lideran las ventas de 2016. 

Los artistas modernos protagonizaron los éxitos del mercado en 2016. Monet en Christie’s y Picasso en Sotheby’s han conseguido mantenerse en la cima a pesar de los éxitos cosechados por los autores vivos, que siguen acumulando récords. Un año más, Richter se sitúa en la lista de los top tendel año, junto a De Kooning o Bacon. Y sin embargo, el lote más caro adjudicado en subasta ha sido un Almiar de Monet, el último de la serie que el autor impresionista pintó en Giverny. Un coleccionista al teléfono pagó nada más y nada menos que 81,4 millones de dólares en Christie’s Nueva York por el cuadro, que se adjudicó el pasado 17 de noviembre, tras una lucha encarnizada de más de 10 minutos.

El segundo lote más caro también fue para la misma casa, que el día anterior vendía una composición abstracta –Untitled XXV– de Willem de Kooning por 66,3 millones de dólares; una cifra que superó incluso su antiguo récord de subasta alcanzado diez años atrás. El tercer puesto en Christie’s lo ocupa un maestro antiguo: Rubens, con la venta de Lot y sus hijas por 44,8 millones de libras (58,1 millones de dólares), en una puja que duró 15 minutos. Seguido muy de cerca, se encuentra Basquiat, cuya composición Untitled (1982) alcanzó los 57,2 millones de dólares.

Henri Moore y su Reclining Figure: Festival recaudaron 24,7 millones de libras (33,1 millones de dólares), ocupando la quinta posición en el ranking de lotes más caros del año (si excluimos el anillo de diamantes “Oppenheimer Blue” por el que se pagaron más de 58 millones de dólares). Rothko, Clifford Still y Bacon completan un top ten en el que se cuentan hasta cuatro récords de artista.

En cuanto a Sotheby’s, la obra más cara fue  Femme Assise (1909) de Pablo Picasso por 63,6 millones de dólares. A nuestro pintor le sigue otro de los artistas más cotizados del mercado: Modigliani, del cual se adjudicó su Jeanne Hébuterne por 56,6 millones de dólares. En tercer lugar, tenemos a Pikene på broen (Mujeres en el puente) de Munch, vendido por 54,5 millones de dólares. Al igual que su competidora, consigue colocar a un artista clásico entre su top ten. Dánae, de Orazio Gentileschi, fue récord de artista, con 30,49 millones de dólares.

Estos lotes justifican la supremacía de Christie’s sobre su gran competidora Sotheby’s, cuyo remate más caro en 2016 apenas superó los 63,6 millones de dólares (Femme Assise de Picasso). La primera consiguió 20 millones de dólares más que la segunda por su mejor pieza, razón por la que se corona vencedora. Al menos por este año. La rivalidad entre ellas se remonta al siglo XVIII, momento en el que nacieron ambas casas de subastas, y aún se mantiene, puesto que son las dos casas a la cabeza del mercado.

Los mejores lotes de 2016 se remataron por cifras nada desdeñables. Monet, Munch, Picasso o De Kooning demuestran la salud de un mercado que, aunque ha sufrido pérdidas, sigue manteniendo las ventas de sus valores seguros: los autores modernos y los de posguerra. Si bien las grandes piezas siguen esperando su momento para alcanzar cifras récords. En cualquier caso, los 81,4 millones de dólares pagados por el lote más caro del año, quedan muy atrás de los 170 millones que un coleccionista pagó en 2015 por Nu couché de Modigliani (la cifra más alta pagada hasta el momento en subasta). Tampoco alcanza los precios de la venta privada más cara de 2015, que sumó 500 millones con dos obras: Interchange de De Kooning y el Number 17A de Pollock. ARS y SGM

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search