En Actualidad

Las Maura: la influencia de la mujer en un apellido y en la historia



Su última obra literaria fue sobre de la sección femenina de la familia Ybarra, las distintas generaciones de mujeres de este linaje español y de su relación con el ámbito empresarial y cultural. Ahora, toma el relevo otra familia de nobleza española de transición entre los siglos XIX y XX: Los Maura. En este caso, como en el anterior, Clara Zamora Meca, la autora, vuelve a centrarse en la línea de las mujeres, titulándolo sencillamente como Las Maura.

Reúne la biografía de las mujeres que han llevado o se han relacionado con este apellido durante cinco generaciones. Personajes, que a pesar de que vivieron en otra época, marcaron su presencia en el panorama político y social. A través de una introducción escrita por Ramón Pérez-Maura y un prólogo por Alfonso Pérez-Maura de la Peña, estos expresan la dificultad del proyecto literario en cuanto al tema, y las impresiones que ellos han tenido desde dentro de la familia protagonista. Especialmente Alfonso, aporta sus recuerdos y añoranzas, con algún detalle más íntimo de las vidas de sus parientes.

Zamora, gracias a la cercanía con los herederos del apellido, ha tenido acceso a múltiples fotografías proporcionadas por ellos mismos para la ilustración del libro, (completamente inéditas) que acompañan el riguroso texto creando un resultado excepcional.

No solamente este trabajo es un escaparate de la historia de España del momento, sino que refleja el impacto y la influencia que han tenido estas mujeres en la política y en el círculo social, empezando por una de las más importantes: Margarita Montaner Llampayes, la madre de Antonio Maura, que aun perteneciendo al siglo XIX, jugó un papel clave an ambos ámbitos. Ejemplo que “imitó” su nuera, la mujer de Antonio, Constancia Gamazo. Y así se sucedieron las generaciones en la línea femenina. Es muy interesante en esta historia, la figura de la primera nuera de Antonio y Constancia: la condesa cubana Julia Herrera y Herrera, una mujer no solo hermosísima, sino con un poder y riqueza inimaginable, que propulsó el estatus de la familia Maura considerablemente. Además, Dña. Margarita, la hija más bella de aquel matrimonio, enlazaría con una de las casa nobiliarias más antiguas de Europa. Poco a poco, el apellido y “la casa” se iba internacionalizando. El volumen continúa la línea generacional destacando dos nietas de Antonio y Constancia: Gabriela Maura de Herrera (hija del primogénito de Antonio y de la condesa cubana mencionada), la primera cazadora española, y María de la Mora Maura, la primera decana de la prensa española, que además fue figura clave en el devenir de la moda en nuestro país. Como se puede apreciar, fueron mujeres que conciliaron vida matrimonial, familiar, social y laboral perfectamente.

La última generación queda representada, en primer lugar, por una emblemática embajadora de España: La IV duquesa de Maura, Lucía de la Peña. Zamora, en el despliegue de esta biografía asumió el reto añadido de que la persona protagonista leería su biografía. Como todas las anteriores, la duquesa hereda la fuerte personalidad y carácter de sus antecesoras, pero además tenía (tiene), un corazón grande para los demás y una empatía desbordante, que fue el complemento perfecto para que su marido, Ramiro Pérez-Maura de Herrera, el hijo de Gabriela, la cazadora, representara a España en su papel de Embajador en Venezuela, en Corea del Sur, en Jamaica y en el Gran Ducado de Luxemburgo. Las invitaciones recibidas en las distintas embajadas iban dirigidas al “Excmo. Embajador de España y a la Excma. Duquesa de Maura”, algo que desconcertaba a más de uno.

Una vez más, Clara Zamora Meca nos acerca a la historia de un país, que es la historia de sus familias. Y desvela la intrahistoria de estas, que mucho tuvieron que ver con lo que es hoy nuestra sociedad y nuestro presente.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search