En Mercado

El  embajador Jorge Dezcallar vende su colección de joyas bereberes en Alcalá

La sala Alcalá Subastas ofrece para la licitación del próximo 29 de noviembre las joyas bereberes del diplomático español Jorge Dezcallar.


Por su trabajo como embajador de España en Marruecos, Dezcallar lleva varios años en contacto con la cultura árabe. Durante ese tiempo reunió una colección de 250 joyas bereberes que ahora se subastan en Alcalá. Entre ellas se encuentran amuletos, anillos, bandas frontales, cajas, colgantes, collares, diademas fíbulas de diversos tipos, pectorales, pendientes, pulseras, ajorcas…

“Allí me encontré con fíbulas que incorporaban como elemento esencial de su decoración “duros” españoles con las efigies de Isabel II, la Primera República, Amadeo de Saboya, Alfonso XII y Alfonso XIII e, incluso, algunas anteriores de Carlos III y Carlos IV. Aquello despertó mi interés y me descubrió un nuevo elemento de vinculación entre España y Marruecos profundamente enraizado en la tradición popular. Y fue así como comencé mi colección, que me llevó a descubrir rincones inéditos en un país de gran personalidad. De las fíbulas pasé poco a poco a otras joyas, al tiempo que también extendía mi campo de acción a geografías más amplias, aunque siempre dentro del mundo rural bereber y de su cultura”, explica el mismo Dezcallar.

La joyería bereber es una tendencia propiamente marroquí. Se denomina bereber a todas aquellas personas integrantes de las etnias del norte de África. Habitualmente su fabricación se ha focalizado en Marrakech.

Últimamente este tipo de artesanía ha salido a la luz adornando a la cantante Madonna en la alfombra roja de los famosos MTV Music Awards. Generalmente son fabricadas en plata y decoradas con otras piedras de color como el coral. Antiguamente las mujeres las portaban a diario, en la actualidad solo en ocasiones festivas, especialmente en bodas.

En los últimos años estas piezas han sido cada vez más demandadas y por tanto más cotizadas en el mercado. Aprovechando este momento, Alcalá presenta sus 177 lotes entre los que destacan: un gran collar de coral de Yebala, propio de una novia judía (lote 43); una diadema de Tiznit (lote 61), localidad donde se focaliza hoy en día la artesanía de orfebrería judía donde abunda la plata; una fíbila “adwir” de la zona de Gran Cabilia (lote 106); y el último lote, el 177 que es un pectoral “ifker” de tortuga.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search