En Actualidad

Las almas femeninas de Romero de Torres en Zaragoza

La Fundación Ibercaja inauguró el pasado martes Julio Romero de Torres. Pintor de almas en la sala de exposiciones temporales de la institución en el Patio de la Infanta de Zaragoza. Se trata de la primera muestra que la capital aragonesa dedica al pintor cordobés, y lo hace a través de una treintena de cuadros procedentes en su mayor parte de colecciones particulares y de la Fundación MAXAM, que ha prestado tres de ellos para la ocasión.

Julio Romero de Torres (Córdoba, 1874-1930) es uno de los artistas más icónicos y valorados del siglo XX. Su fama supera fronteras, y de ello dan ejemplo las innumerables publicaciones y exposiciones que se le han dedicado, amén de las cotizaciones que alcanzan actualmente sus pinturas en subastas nacionales e internacionales (véase ejemplos aquí y aquí).

En esta ocasión, la Fundación Ibercaja ahonda en la crónica gráfica de la mujer de principios del siglo XX narrada a través de los pinceles del cordobés, testigo excepcional de su tiempo y maestro del simbolismo. Esta apreciación de la mujer es el eje de la exposición, pues es la gran protagonista hasta el punto de que sólo aparece una única figura masculina en toda la muestra, en el cuadro Señora de Taramona e hijo.

Entre las obras más representativas de Romero de Torres que visitan Zaragoza se encuentra La Fuensanta, una imagen icónica que se utilizó en los billetes de cien pesetas que estuvieron en circulación entre los años 1955 y 1978. También puede verse Señora de Rodrigáñez, que tiene la particularidad de efigiar a la abuela del ya fallecido exministro socialista Miguel Boyer.

La presentación de la exposición corrió a cargo de José Luis Rodrigo Escrig, director general de la Fundación Ibercaja; Inés González Tejedor, jefe del Área de Desarrollo de las Personas y Cultura de Fundación Ibercaja; Mercedes Valverde Candil, directora del Museo Julio Romero de Torres de Córdoba; y Marisa Oropesa, comisaria de la muestra. Durante el acto, la comisaria remarcó cómo Romero de Torres «bebió de todas las fuentes [pues] empezó con el luminismo, siguió con el simbolismo y experimentó todos los ‘ismos’ de principios del siglo XX», para superar el tópico del pintor de la «mujer morena». Por su parte, José Luis Rodrigo Escrig subrayó la excepcionalidad que supone la muestra para Zaragoza.

Julio Romero de Torres. Pintor de almas, podrá visitarse hasta el próximo 8 de septiembre en la sede de la Fundación Ibercaja.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search