En Mercado

LAS 3 SUBASTAS DE TESSERA EN DICIEMBRE: JUGUETES, NUMISMÁTICA Y ESPECIAL DE NAVIDAD.

Diciembre es tradicionalmente un mes fuerte en las subastas, y Tessera ha apostado en consecuencia.

TESSERA termina el año con 3 citas bien diferenciadas, una subasta de juguetes -de la que la mitad de los beneficios irán destinados a Juegaterapia, una organización que colabora con hospitales para mejorar las condiciones de los niños tratados con quimioterapia-, otra especializada en numismática, y su venta especial de Navidad, en la que podremos encontrarnos pintura antigua, escultura contemporánea, dibujo, artes decorativas y joyas.

El próximo día 17 coincidirán las 3 licitaciones en vivo, pero para entonces ya se habrán realizado pujas. Esto se debe al modelo de subasta mixta -presencial y online- que está potenciando la joven casa madrileña. Desde finales de la semana pasada ya se han podido presentar ofertas para adquirir los lotes más deseados. Y, como de costumbre, cuentan con una variedad, tanto en precios como en objetos, suficientemente amplia como para que cualquiera pueda encontrar algo de su gusto.

Si comenzamos con la subasta dedicada a juguetes, vemos varias piezas de mediados del siglo XX, que tanto para el coleccionista especializado como para el nostálgico resultarán de bastante interés. Entre todos los lotes sobresale una muñeca Mariquita Pérez de los años 50, que cuenta con los accesorios originales, incluyendo el baúl que la contiene. La cifra de arranque se sitúa en los 280 euros.

En cuanto a lo que numismática se refiere, aparte del habitual conjunto de piezas históricas seriadas, se puede pujar por una moneda excepcional de 8 reales del reinado de Felipe IV. Una serie de errores poco habituales -que van desde una triple fecha, 1657, a las marcas de la ceca y el ensayador intercambiadas en el anverso- y un estado de conservación muy bueno, hacen de los 1.900 euros de salida una cifra muy atractiva. En el mundo del coleccionismo de monedas y sellos, donde la repetición es la norma, los defectos de fábrica como el descrito anteriormente pueden convertir una pieza vulgar en el objeto de deseo de los más entusiastas.

El plato fuerte de la jornada será, sin duda, la subasta de Navidad que, como ya hemos comentado, incluirá un gran abanico de obras de diferente naturaleza. Probablemente, la pieza de más importancia sea el lote 263, un óleo sobre tabla atribuido a Vicent Sellaer (1490-1564). La pintura, que representa el tema bíblico de Susana y los viejos, cuenta con elementos italianizantes, como la atención a la anatomía y la presencia de escultura clásica, que hablan de un pintor del norte de Europa que adapta las tendencias meridionales al gusto local. La tabla fue subastada en Sotheby’s en 2005 y ha permanecido en una colección española desde entonces. La puja mínima es de 38.000 euros, con estimaciones de entre 70.000 y 90.000 euros.

En el área de contemporáneo presentan una pieza clásica del arte nacional de las últimas décadas, un oso de fibra de vidrio y resina de Eladio de Mora. La particular visión pop de este escultor forma parte ya del imaginario colectivo de nuestra ciudad, sobre todo en su escala más monumental. En este caso se trata de una pieza de dimensiones moderadas -120 cm de alto-, que partirá de 3.300 euros.

También nos podemos encontrar con una edición de 1770 de la “Historia de la Nueva España” escrita por su conquistador, Hernán Cortés. Este volumen ilustrado también incluye otros documentos y notas del Arzobispo de México, Francisco Antonio Lorenzana. La puja mínima se ha marcado en 18.000 euros, y se espera que el martillo baje entre los 22.000 y los 25.000 euros.

En joyería merece nuestra atención un diamante blanco sin montar de 5,07 quilates y talla brillante. Con sus 54.500 euros de salida se coloca como la obra de más cuantía de la subasta, y desde luego como la joya de más calidad.

En la parte del espectro más asequible vemos un dibujo de la Puerta de Alcalá de escuela francesa, ejecutado en el siglo XIX. El apunte, que mezcla pluma con aguada, es un estudio del monumento y el trasiego que lo rodeaba. Se podrá adquirir a partir de 300 euros.

Para terminar, nos encontramos con un conjunto de guarniciones y espejo de manufactura Sevres y estilo Luis XV. La porcelana blanca de las figuras inunda las piezas, y se ve complementada por el dorado y esmaltado verde azulado. El reinado de Luis XV representa el cénit del estilo rococó en artes decorativas, donde la funcionalidad se ve supeditada al ornamento. Las pujas comenzarán en 2.000 euros. Héctor San José. @hectorsanjose_

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search