En Mercado

Lamas Bolaño da protagonismo a la escultura

En su cita del 28 de septiembre la casa de subastas presenta una gran variedad de tallas desde el siglo XV al XIX y de ambos lados del Atlántico. Además, completan la venta una amplia selección de pintura contemporánea, joyería y artes decorativas. A la pieza con el precio de salida más elevado, una gargantilla riviere por 22.000 euros, le sigue de cerca una escultura hispano-flamenca, Santa Ana Triple, por 18.000 euros.


Lamas Bolaño ha reunido más de 500 lotes para su subasta del próximo 28 de septiembre. Divididos en tres secciones –pintura y escultura, 202 lotes; Joyas, relojes y plumas, 162 lotes, y artes decorativas y mobiliario, 190 lotes– recorren más de cinco siglos de arte tanto español como internacional. Aunque la mayor parte de los lotes son pinturas del siglo XX, el grupo de piezas más importante están dentro de la categoría de las esculturas. Obras policromadas, talladas, doradas, de marfil, madera o terracotta compiten por el interés del posible comprador.

Aunque no es el lote de más valor –esa posición le corresponde a una joya que discutiremos más adelante–, el 35, una Santa Ana Triple, es probablemente la pieza más relevante. Se trata de una obra que la sala asocia al ámbito hispano flamenco del siglo XV. Esta iconografía retrata la figura de Santa Ana con la Virgen en una escala más pequeña –en ocasiones sentada en sus rodillas– con alguna de las dos sosteniendo al Niño Jesús. Fue una imagen que gozó de popularidad hasta que el Concilio de Trento la consideró poco apropiada para la enseñanza de los Evangelios. Su precio de salida se sitúa en 18.000 euros con estimaciones de 32.000 a 35.000 euros.

En la misma categoría, también se encuentran otras piezas de similar interés. Este es el caso del lote 23, San Roque y santo obispo, de escuela castellana del siglo XVI con salida en 16.000 euros; el lote 34, Santa Teresa de Jesús, de escuela andaluza del siglo XVII por 15.000 euros, o el lote 12, una Imposición de la casulla a san Ildefonso, de escuela castellana del XV por 12.000 euros. De la misma manera, también hay algunas obras procedentes de talleres coloniales tanto americanos –lote 33, una pareja de apóstoles posiblemente de escuela guatemalteca, o el lote 21, una Inmaculada que Lamas Bolaño sitúa en el círculo de Bernardo de Legarda en Perú, por 8,000 euros– como hispano filipinos (lote 22, San Antón del siglo XVIII por 9.000 euros, y lote 32, San Francisco Javier, por 7.000 euros).

En cuanto a la pintura, dos lotes, uno antiguo y otro contemporáneo sobresalen por encima del resto. El primero es un conjunto de 10 lienzos, un apostolado, de escuela mexicana del siglo XVIII con salida en 6.000 euros y estimado entre 10.000 y 12.000 euros. El segundo, es una pintura firmada por Montserrat Gudiol, hija del célebre historiador del arte José Gudiol, titulada Mujer vestida en rojo. La trayectoria de la autora como pintora y restauradora autodidacta y el evidente ambiente intelectual en el que desarrolló su carrera, se hacen patentes en las referencias a la pintura antigua en esta obra, cuya figura nos recuerda a la de la Virgen en el Descendimiento de Van der Weyden. Saldrá por 5.900 euros y se estima su resultado entre los 8.500 y 10.000 euros.

En artes decorativas, destacaremos dos lotes del siglo XIX. El 557 es un jarrón Napoleón III de estilo Imperio de Sèvres. Esta pieza de porcelana de grandes dimensiones –127 cm. de alto– representa en su medallón central la coronación de Napoleón tal y como la pintó Jacques-Louis David. Su salida está fijada en 15.000 euros y sus estimaciones van de 23.000 a 26.000 euros. El lote 11 es un altorrelieve de marfil de escuela centroeuropea que representa una contienda en un circo romano contra un toro y un elefante. Las pujas podrán comenzar en 10.000 euros y se espera que alcancen de 15.000 a 20.000 euros.

Por último, trataremos de las dos piezas de joyería de mayor valor de la subasta. Se trata del lote 457, una gargantilla rivière en platino y diamantes con talla de brillante en degradé y engastados en garras. Con 11 quilates de piedras preciosas se sitúa como el lote de mayor valor de la jornada, con una salida en 22.000 euros y estimaciones entre los 28.000 y los 30.000 euros. Le sigue a cierta distancia el lote 386, un reloj de bolsillo saboneta Patek Philippe en oro con mecanismo de cuerda manual y valorado entre 8.000 y 10.000 euros pero con salida desde 6.500 euros.

Todas estas obras crean una amplia variedad para que un buen número de coleccionistas puedan encontrar una obra adecuada a sus gustos en un rango de precios asequible. Estaremos pendientes de la atención que atrae Lamas Bolaño el 28 de septiembre.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search