En Actualidad

La poética del color de Alfredo Volpi en Mónaco

El NMNM (Nouveau Musée National Monaco) presenta, a partir del viernes, la retrospectiva del artista nacido en Lucca (Italia) que desarrolló su carrera en São Paulo. Es la primera vez que sus obras se reúnen en una muestra fuera de Brasil.


La exposición presenta más de 70 obras que retratan la historia de este pintor independiente y autodidacta, cuya fascinación por el renacimiento italiano temprano, por Matisse, Morandi y la esfera de la cultura popular lo llevaron a ganar el Premio Nacional al 2 ° São Paulo. Bienal con ‘Di Cavalcanti’, e intrigó a la crítica de Herbert Read, que le describió como «… consciente del academicismo, pero que creó algo contemporáneo con un tema indígena: las formas y colores de la arquitectura moderna brasileña».

Volpi es probablemente el artista brasileño más aclamado del siglo XX. Después de haber trabajado desde muy joven como tallador de madera y encuadernador, comenzó su labor como artista comercial, asistiendo a un pintor de muros y decorando las casas de la burguesía adinerada de São Paulo. Esta ‘escuela’, como escribió Mario Pedrosa, le permitió «aprender las mejores técnicas» y ganar suficiente dinero para desarrollar sus habilidades y deseos artísticos, evitando los académicos y desarrollando su propio imaginario.

Su fama empezó a notarse desde los años 30 hasta consolidarse en los 50. Volpi el ‘colorista’, como Morandi para los italianos, se convirtió en un verdadero héroe y una leyenda en Brasil. Hoy podemos apreciamos su papel en la vanguardia internacional como una figura aislada, a medio camino entre lo moderno, los movimientos en Brasil, un poco como Morandi atrapado entre las experiencias del Novecento y los movimientos metafísicos en Italia. El lenguaje único y universal de Volpi debe considerarse un patrimonio cultural y visual colectivo y un ejemplo positivo en la historia de la inmigración.

Hasta el 20 de mayo.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search