En Actualidad

La libertad de Albert Serra en el Museo Reina Sofía


Dentro del programa Fisuras, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presentó ayer una nueva creación del cineasta Albert Serra (Banyoles, 1975), titulada Personalien, una videoinstalación inédita que reúne dos proyecciones enfrentadas y ambientadas en el siglo XVIII, inspirándose en la obra del Marqués de Sade y en el deseo carnal, algo ya mostrado en otros trabajos de los últimos años como Roi soleil (2018), La muerte de Luis XIV (2016) e Historia de mi muerte (2013).

Uno de los ejes centrales se su trabajo como creador audiovisual es la lucha entre el deseo y la moral, entre la emancipación y la ética, o entre un mundo de libertinaje y otro de límites morales. Aspectos controvertidos en su modo de abordar el cine de historia para trascender un género y plantear alegorías y espacios del presente para acercarlo con imágenes de la contemporaneidad. La proyección del Reina Sofía se podrá visitar desde el 27 de febrero al 13 de mayo.

Por ello en Personalien, Serra plantea una utopía sexual durante el crepúsculo del Ancien Regime a finales del siglo XVIII frente al deseo contemporáneo articulado como una cuestión de derechos. Este artista ha explicado los orígenes del proyecto: “Escribí una obra de teatro libremente inspirada en algunos motivos del Marqués de Sade para la Volksbühne en Berlín y me pareció que había imágenes que se podían desarrollar mejor con las cámaras, que pueden ser muy incisivas a veces. Me interesaba especialmente la tensión entre intimidad y exhibicionismo, y entre exhibicionismo y voyeurismo, en un clima donde el deseo es aceptado plenamente como una pulsión arbitraria; cosa que contrasta fuertemente con nuestra visión actual de deseo y derechos”.

Audaz en su propuesta estética, Albert Serra gira en torno a las manifestaciones del deseo, desde el underground japonés o la Factory de Warhol a finales de los 60 hasta un cine más performativo como el que representan João Pedro Rodrigues y Ulrich Seidl. No solo ha colaborado con festivales internacionales de cine como Cannes, Locarno o Marsella, sino que lo ha hecho con museos como el MACBA o con el CCCB de Barcelona. Y museos internacionales como el Pompidou, la Tate Modern o la Cinematek de Bruselas le han dedicado retrospectivas de sus videos y películas. Con motivo de la exposición el Museo Reina Sofia ha organizado un ciclo de cine, bajo el título de Yo también. Deseo y delito. Carta blanca a Albert Serra, que constará de cinco sesiones y que comienza el 15 de marzo y finaliza el 12 de abril.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search