En Mercado

La incertidumbre se instala en el mercado del arte por culpa del brexit

Aunque ayer el Parlamento británico frenó las ansias de Boris Johnson de un brexit duro para el 31 de octubre, los profesionales del sector siguen temiendo los aranceles, tasas de exportación y aduanas que podrían instalarse en la isla si finalmente no hay acuerdo. Ese miedo ha llevado a varias galerías como Thaddaeus Ropac a sacar precipitadamente sus obras de Londres, y se ha notado también en la disminución de participantes en ferias punteras como Frieze o los resultados de las últimas subastas londinenses.



La posible salida sin acuerdo de Inglaterra el próximo 31 de octubre de la Unión Europea mantiene en vilo a los galeristas y dealers que han establecido su negocio en Londres. ¿Qué pasará con ellos si finalmente el primer ministro cumple su amenaza de una salida abrupta de la UE?

En la actualidad, la capital británica lidera el sector cultural europeo, pero podría perder su hegemonía si abandonase el libre comercio comunitario y se enfrentase a los aranceles, las tasas aduaneras y los procesos de exportación de bienes. O quizá no, porque algunos expertos ya hablan de una rebaja fiscal en el país para incentivar precisamente este tipo de relaciones comerciales. No olvidemos que ahora mismo tiene el IVA cultural más bajo del continente –de ahí su fuerza en el mercado global–, un 5% que supera el 5,5% de Francia, el 7% de Alemania y el 10% de Italia.

En cualquier caso, y ante la duda, los galeristas lo tienen claro: mejor organizar exposiciones que acaben antes del 15 de octubre para poder sacar todas sus obras del país actualmente en manos de Boris Johnson. Tienen hasta finales del mes que viene para cerrar todas las transacciones y evitar así el posible pago de impuestos, en caso de un brexit duro. Ese ha sido el caso de Thaddaeus Ropac, una galería con sede en Londres, París y Salzburgo, que desea mudar sus obras fuera de Reino Unido inmediatamente después de la clausura de su exposición de octubre.

Y es que, si hay una cosa peor que las pérdidas o los resultados negativos, esa es la incertidumbre. Porque nadie sabe con exactitud qué pasará a partir del 1 de noviembre. ¿Cómo serán las relaciones entre los países miembro de la UE e Inglaterra? ¿Se recuperarán los aranceles anteriores a la Comunidad Económica Europea (CEE) de 1968?

Para evitar que los números sigan bajando, Christie’s ha creado un comité especializado en el brexit y garantizar así “nuestro comercio fronterizo con clientes de la UE”

En opinión de Tomás Lamarca Flinch, Socio fundador de NET CRAMAN, “no va a haber demasiados cambios en este mercado, que principalmente huye de la burocracia, el papeleo y las excesivas tributaciones. Por ello, otros países con exención de aranceles al mercado del arte, con baja tributación y donde probablemente se mueven las mayores ferias sectoriales, como por ejemplo Suiza en Europa y Hong Kong en Asia, ambas ciudades relacionadas con la feria Art Basel, podrían también atraer buena parte de la fuga de este mercado».

De momento, las dos principales casas de subastas ya han vivido en primera persona las consecuencias de esta incertidumbre. Sotheby’s sufrió un retroceso del 40% con respecto al año pasado en sus jornadas de Arte Contemporáneo de junio, al obtener unas ganancias de 71,5 millones de libras. Por su parte, Christie’s apenas alcanzó una cifra superior a la obtenida hace tres años, con 45,2 millones de dólares.

Precisamente para evitar que los números sigan bajando, esta última casa de subastas ha creado un comité especializado en el brexit, que ya se ocupa de valorar todas las posibilidades que se puedan desprender de dicho proceso (sea con acuerdo o sin él). La idea, afirman, es “garantizar nuestro comercio fronterizo con clientes de la UE”, para que sus cuentas se resientan lo mínimo posible.

La siguiente gran cita artística tendrá lugar a principios de octubre: Frieze London volverá a tomar el pulso al mercado en Regent’s Park entre los días 3 y 6 de octubre (la semana grande del arte contemporáneo europeo coincide además con las grandes ventas de las casas de subastas). Lo hará después de que el Parlamento británico haya impedido la propuesta de elecciones de Johnson y con la perspectiva de un brexit con acuerdo a la vista. Entonces comprobaremos si los temores por fin se disipan.

Por lo pronto, las galerías contemporáneas españolas se han abstenido de participar este año en la feria, salvo Maisterravalbuena y Travesía Cuatro. En ese sentido, es significativo comprobar cuál ha sido la evolución de la participación española en los últimos años. Tras un 2016 bueno, con ocho de nuestras galerías presentes, se pasó a un 2017 escaso, ya que solo las dos mencionadas más arriba y Elba Benítez se atrevieron a participar. En 2018 parecía posible una salida ordenada de la UE, una perspectiva optimista que animó a Juana de Aizpuru y espaivosor a sumarse a las galerías del año anterior. Pero la ilusión duró poco y este año de nuevo vuelve a reducirse drásticamente nuestra presencia en la feria londinense.  Sol G. Moreno

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search