En Actualidad

La Colección Telefónica reinterpretada en un proyecto digital y experimental

La Fundación Telefónica ha organizado en la tercera planta de su Espacio un proyecto expositivo diferente que se ha tomad lugar simultáneamente en ocho ciudades del mundo. Intangibles estudia algunas obras de la colección a través de instalaciones digitales inmersivas, didácticas y experimentales que usan las últimas tecnologías para que el visitante forme parte activamente del recorrido.


Madrid, Ciudad de México, Lima, Bogotá, Quito, Mar del Plata, Santiago de Chile y Montevideo son las ciudades que acogen esta muestra y comparten las impresiones de los visitantes a través de un mapamundi diseñado específicamente para el proyecto. Es una exposición sin obras físicas, lo cual es difícil de concebir, pero el objetivo es otro tipo de emoción a través de la experiencia en vez de la contemplación. Intangibles es un proyecto experimental y estratégico por su metodología design thinking que involucra al visitante en todas las fases del proceso; por su carácter global y simultáneo en el resto de ciudades mencionadas.

Se utilizan tecnologías que van desde el VR (Realidad Virtual), la fotogrametría, el videomapping, la experiencia envolvente a través del 3D, el desarrollo de software y tecnología de análisis de la imagen o el pintado digital, entre otras. El fin de la exposición es una reflexión sobre cómo la revolución digital ha impactado en la manera de acercarse al arte, en sus límites físicos y sensoriales, en sus posibilidades casi ubicuas de reproductibilidad, o en la fragilidad de ciertos criterios y valores tradicionales.

«Tiene como objetivo explorar el impacto y las posibilidades de la tecnología en la forma en la que miramos, sentimos e interpretamos el arte. El visitante podrá sumergirse en un universo digital donde será el protagonista y experimentará una nueva manera de emocionarse, aprender a interactuar con el arte. El reto principal es enriquecer la lectura tradicional a la hora de disfrutar de una obra de arte” explica Pablo Gonzalo, responsable de Cultura Digital de Fundación Telefónica.

La exposición propone un recorrido en el que, de un lado el visitante se puede adentrar en un cuadro de Paul Delvaux, sentirse en el interior de una escultura de Chillida o rodear la versión digital de una obra matérica de Tàpies. Del otro, la exposición es más participativa y permite interactuar con el cubismo de Juan Gris y María Blanchard, pintar de manera automática como Roberto Matta o interpretar los iconos visuales de Torres García.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search