La colección Alana recauda en Christie’s 19,4 millones de dólares

La colección Alana recauda en Christie’s 19,4 millones de dólares

El pasado jueves medio centenar de obras maestras procedentes de la colección particular de Álvaro Saieh y Ana Guzmán se ofrecieron en la sede neoyorquina de la casa de subastas, que adjudicó una veintena de lotes por algo más de los precios inferiores estimados. Los dos protagonistas de la jornada fueron Fra Angelico, vendido por 4,7 millones, y la Madonna con Niño de Gentileschi rematada en 4,4 millones.

 LA CASA DE SUBASTAS HABÍA CALCULADO UNAS GANANCIAS DE ENTRE 30 Y 50 MILLONES DE DÓLARES”

 

Cuando el pasado mes de mayo Christie’s anunció la venta de parte de la colección Alana, se dispararon las alarmas. ¿Por qué se desmembra uno de los conjuntos más significativos de maestros antiguos italianos que existen? ¿Será para pulir adquisiciones pasadas? ¿Por falta de liquidez? ¿Un eventual divorcio, quizá?

Los propios dueños –el empresario chileno Álvaro Saieh y su mujer Ana Guzmán– dijeron que la venta se hacía para destinar los beneficios recaudados a una organización benéfica y de momento tendremos que conformarnos con esta explicación.

Visto bajo ese prisma, hay que admitir que la experiencia no ha ido del todo mal para ellos, pues se han recaudado casi 20 millones de dólares. Sin embargo, la cosa cambia si pensamos en las expectativas de la casa de subastas, que había calculado unas ganancias de entre 30 y 50 millones.

Por tanto la venta de Old Masters New Perspectivas I, Masterworks from the Alana Collection celebrada el pasado 9 de junio no cumplió con los buenos resultados previstos. De hecho, parece romper la tendencia alcista de los últimos meses, en la que lotes como Retrato de joven sujetando un medallón de Botticelli se alzó con el récord de pintura antigua –siempre con el permiso del Salvator Mundi– tras adjudicarse por 92 millones de dólares.

Fra Angelico. Santo Domingo y la estigmatización de san Francisco. Temple y oro sobre tabla. 15,9 x 9,5 cm. Estimación: 4-6 millones de dólares. Remate: 4,74 millones de dólares.
Orazio Gentileschi. Madonna con el Niño. Óleo sobre tabla. 91,4 x 73 cm. Estimación: 4-6 millones de dólares. Remate: 4,4 millones de dólares.
Círculo de Leonardo da Vinci. Retrato de mujer de medio cuerpo de perfil. Óleo sobre tabla. 60,9 x 66,4 cm. Estimación: 600.000-800.000 dólares.

Las razones de estos tímidos resultados quizá debamos buscarlas en el optimismo por parte de Christie’s a la hora de establecer las estimaciones, o en la saturación de obras de un mismo periodo en un solo día (sobre todo porque muchas de ellas han estado en el mercado recientemente).

En cualquier caso, hay que mencionar que de los 53 lotes ofrecidos solo 22 encontraron comprador (apenas el 41% del total). La atención de los coleccionistas se centró especialmente sobre la pintura, mientras que las piezas de artes decorativas y esculturas apenas suscitaron el interés de los presentes. Solo un par de anillos griegos y una figurilla de bronce del Luristán consiguieron adjudicarse al margen de las obras maestras italianas que se ofrecían.

Estas últimas corrieron mejor suerte, algo lógico si pensamos en los criterios que han formado la colección Alana y el perfil de coleccionista que debió de acudir a la cita de la semana pasada. No obstante, también aquí cabe hablar de tibieza en los precios de remate, ya que en la mayoría de los casos las pinturas adjudicadas rebasaron en muy poco sus estimaciones inferiores, salvo alguna excepción.

Una de ellos fue Madonna y el Niño entronizados con cuatro ángeles (lote 9) de Lippo di Benivieni que partía de unas estimaciones de 100.000/150.000 dólares, pero terminó por rematarse en 201.6000 dólares. También Bernardo Dadi superó las expectativas iniciales gracias a Santa Lucía y catalina de Alejandría. Esta tabla, procedente de la Predela del altar de San Giorgio a Ruballa en Florencia, superó el medio millón estimado y escaló hasta los 529.200 dólares.

Lo cierto es que el nombre que triunfó el jueves tarde en Nueva York fue, sin duda, Fra Angelico, protagonista de la jornada. Su Santo Domingo y la estigmatización de san Francisco (lote 8) partía con unas estimaciones de entre cuatro y seis millones. Finalmente se adjudicó por 4,74 millones de dólares.

Este fue el lote más caro de la jornada, seguido muy de cerca por Madonnna con el Niño de Orazio Gentileschi (lote 32). Con idénticas estimaciones que el maestro cuatrocentista, el pintor toscano se situó en segunda posición gracias a los 4,4 millones en los que se remató su tabla, la favorita a ojos del público.

LAS RAZONES DE ESTOS TÍMIDOS RESULTADOS QUIZÁ DEBAMOS BUSCARLOS EN LA SATURACIÓN DE LAS OBRAS DE UN MISMO PERIODO EN UN SOLO DÍA”

Retrato de un joven, tradicionalmente identificado por san Luis de Gonzaga (lote 23) también encontró comprador, quizá porque se trata de uno de los pocos retratos de El Greco que aún permanecen en manos privadas. Ese detalle le hizo escalar hasta los 3,6 millones de dólares, pero no pudo alcanzar los cinco millones estimados.

Que Leonardo es sinónimo de éxito lo demuestra el hecho de que Retrato de mujer de medio cuerpo de perfil (lote 21) del círculo del artista se remató en 693.000 dólares. Una lástima, en cambio, que nadie pujase por Fiesta musical de Bartolomeo Manfredi; los cuatro millones estimados debieron de antojarse mucho para los compradores. Sol G. Moreno

El Greco. Retrato de un joven, tradicionalmente identificado con San Luis Gonzaga. Óleo sobre lienzo. 74 x 57 cm. Estimación: 3-5 millones de dólares. Remate: 3,6 millones de dólares.