En Actualidad

‘Kleinmeister’, pequeños maestros en el Museo de Bellas Artes de Valencia 

La muestra ofrece, a través de una selección de 127 estampas alemanas de la Colección Mariano Moret y 14 grabados de Durero de la Biblioteca Nacional, un amplio panorama de este interesante periodo artístico.


El tránsito de los siglos XV al XVI en Alemania viene marcado por una serie de importantes cambios que propiciarán el ocaso de la Edad Media y darán lugar al inicio de la Edad Moderna, haciendo del cambio de siglo un periodo histórico apasionante. Algunos de los factores desencadenantes de estas transformaciones fueron el invento de la imprenta por Gutenberg en 1440, la llegada a Alemania de las novedades del Renacimiento –propiciada por los dos viajes a Italia de Alberto Durero en 1494 y 1505– y la Reforma protestante iniciada por Lutero en 1517, al clavar sus 95 tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia de Wittemberg.

Todos estos acontecimientos propiciaron una ‘edad de oro del grabado’ en Alemania en la que destacó de forma indiscutible la figura genial de Durero, uno de los autores más importantes del momento. Con su virtuosismo y sus descubrimientos técnicos, expandió las posibilidades de este arte hasta límites antes insospechados, sobre todo si consideramos que esta joven disciplina había aparecido tan solo unas pocas décadas atrás.

Sin embargo, alrededor de Durero surgió en la pujante ciudad de Núremberg un importante grupo de grabadores conocidos como los Pequeños Maestros –Kleinmeister–, entre los que se encontraban los hermanos Beham, Georg Pencz o Heinrich Aldegrever. La exposición que ahora puede verse en el Museo de Bellas Artes de Valencia se centra precisamente en estos y otros autores menos conocidos por el gran público.

La muestra está comisariada por Mariano Moret y ofrece a través de 141 obras –127 estampas de distintos artistas alemanes pertenecientes a la Colección Mariano Moret y 14 grabados de Durero de la Biblioteca Nacional– un amplio panorama de este interesante periodo artístico en la que es la primera muestra monográfica que un museo español dedica a la obra de los Pequeños Maestros.

Dichos autores se caracterizaron por la realización de estampas de pequeño formato, muchas de ellas verdaderas miniaturas, que requerían de una enorme pericia técnica. En sus obras representaron gran variedad de temas, desde los más canónicos y elevados –como escenas bíblicas o mitológicas–, hasta los más mundanos y populares (como representaciones de la vida cotidiana).

También se exhiben algunas estampas que fueron muy polémicas debido a su elevada carga erótica, así como numerosos grabados ornamentales que irradian una creatividad y una fantasía desbordantes. Los Pequeños Maestros llevaron una vida tan convulsa y apasionante como el momento que les tocó vivir. Puede visitarse hasta el 29 de julio.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search