En Mercado

Intermezzo primaveral en las subastas de numismática


Si los días grises, la lluvia y el frío hacen más apetecible la idea del coleccionismo, los ratos clasificando y ordenando las compras, la lectura del contexto histórico de la moneda recibida de la última subasta… en la primavera más luminosa se renueva la actitud con mayor alegría. Al menos así lo refleja el mercado numismático de subastas que continúa su agitada actividad.

El 3 de mayo nos cita la casa catalana Martí Hervera, que en unión a Soler y Llach, presentan un remate en sala y otro por correo. En la primera parte ofertan unos 1.100 lotes que abarcan todos los periodos, desde la moneda antigua (con algunas piezas griegas, un grupo de denarios romanos de la república y varias bizantinas), a la moneda extranjera, sin olvidar los distintos apartados de moneda española (hispano-árabes, medievales, y la modernidad a partir de los Reyes Católicos hasta la actualidad), junto a  medallas, condecoraciones y un grupo de billetes españoles.

De los primeros lotes podemos destacar un as ibérico de Celse con una salida de 280 euros. No parece especialmente atractivo el precio pero sí la belleza del ejemplar con un bonito busto en anverso y una calidad más que notable. En el apartado de Roma, hay un escaso áureo de Adriano, con un reverso peculiar donde se muestra al dios Sol, que parece un buen ejemplar. Su salida es de 4.800 euros. De las monedas españolas destaca un 8 reales columnario de México de 1733. Estas primeras fechas son escasas (recordemos que el primer columnario es de un año antes, 1732). Su salida es de 2.300 euros, y los coleccionistas del periodo podrán cubrir su hueco. Hay numerosas onzas también, pero la protagonista de la subasta serán las 25 pesetas de Amadeo de 1871. Recordemos que este mismo año se remataron dos ejemplares variantes de las 100 pesetas, y éstas de ahora, las 25 pesetas, completarían la serie áurea, la difícil serie áurea, ya que son de las piezas más complicadas del centenario. Se estiman que pudieran haberse acuñado unos 25 ejemplares de estas 25 pesetas. La salida ya nos orienta del grado de rareza, 55.000 euros.

Una semana más tarde, los días 9 y 10 de mayo, la casa Numismática Ars Classica, con sede en Londres, Milán y Zurich, presenta en esta última ciudad otro de sus importantes remates de moneda antigua en tres partes. La primera será una colección (parte III) de áureos romanos, mientras que en las otras dos sesiones habrá monedas griegas, romanas y bizantinas, básicamente.

La tercera parte de la colección de áureos son más de 110 lotes, de los cuales solo 9 son republicanos, más escasos por lo general. Hay 7 piezas que tienen un precio de salida superior a los 50.000 francos suizos (2 de las cuales superan los 100.000). Hay 13 ejemplares por debajo de los 5.000 francos suizos de salida. Podríamos resaltar casi todos los lotes, pero sería muy prolijo. Destacaría el ejemplar de Diadumeniano con una calidad extraordinaria (salida 120.000, estimación 150.000); un maravilloso Macrino con excelente pedigrí (salida 100.000, estimación 125.000); el llamativo Licinio que presenta un tipo diferente y mantiene una conservación fuera de lo común (salida 36.000, estimación 45.000); y por último los 60 ases republicanos que muestran una original tipología, aún sin la entidad y reconocible estilo romano, que seguía modelos griegos diríamos, pero con una belleza también muy remarcable (salida 4.800, estimación 6.000).

Las otras sesiones no se quedan cortas y así encontramos una docena de lotes con salidas superiores a los 50.000 francos suizos (incluyendo 7 con cifras de seis dígitos), entre las que podrían mencionarse el rarísimo medallón de 4 sólidos y medio de Constantino II (hacia 324-327), que tiene una salida de 480.000 francos suizos y una estimación de 600.000; la pareja que hacen el tetradracma y el hemidracma de Naxos, ceca rara en las monedas griegas, con unas salidas, respectivamente, de 140.000 y 40.000 francos (estimaciones 175.000 y 50.000); y un bello tetradracma firmado de Siracusa con una salida de 40.000,  pero que se estima llegará a los 50.000 francos suizos.

La tercera semana de mayo, del 14 al 16, la casa suiza Sincona venderá monedas y medallas de oro, y monedas del mundo, incluyendo un apartado para las locales. De las primeras, las áureas, habrá una rara pieza japonesa. Su estilo es muy peculiar, a modo de plato completamente liso o bandeja, de gran tamaño (165,33 gramos). Suelen ser ejemplares escasos, datados a mediados del siglo XIX. En este caso saldrá a la venta uno de la era Tempo del que se indica se acuñaron 1.887 ejemplares. Su salida está fijada en 35.000 francos suizos. También destaca una pieza inglesa de 5 guineas de Guillermo III, 1693, con salida en 20.000 francos suizos. En monedas de oro habrá más de 1.100 lotes, mientras que en monedas del mundo alcanzará dos millares, donde también encontraremos piezas áureas. Un 10 ducados de 1681 acuñado en el cantón de Berna, de calidad media y rara saldrá por 100.000 francos suizos; el 5 francos de 1928 B, en excepcional condición; y un magnífico  ejemplar de prueba de 4 francos de Berna de 1826, que saldrá en 17.500 francos suizos.

A finales de mayo y no lejos de Suiza, la firma alemana Teutoburger presentará los días 25 y 26 de mayo dos sesiones distintas. La primera especializada en moneda China con más de 300 lotes y la segunda más generalista, con moneda antigua, extranjera y sobre todo alemana, a través de 3.000 lotes. De las monedas procedentes del gigante asiático resaltar una serie de 5 yuan de platino de 1994, de acuñación proof, de especial presentación y acabado al preparar el cuño de manera específica y lograr el brillo y mate deseado. Saldrá en 18.000 euros, y se estima que llegará a 20.000; un ejemplar de Macao, 10.000 patacas de 1988, también en presentación proof, con una salida de 6.300 euros (estimación 7.000).

Del apartado más generalista podemos destacar los 3 marcos de 1917, Federico Augusto III, de Sachsen, que saldrán en 54.000 euros;  los 20 marcos de 1875 B de Enrique XXII, de Reuss, que además de ser raros se presentan en espléndida conservación, con salida en 45.000 euros y estimación de 50.000; y  un ducado de 1665 de Brandenburgo, Prusia (Federico Guillermo), que presenta una buena acuñación (aún con un mínimo vano de acuñación en la leyenda) y una conservación sobresaliente. Su salida será de 13.500 euros con estimación de alcanzar los 15.000. Juan Cayón

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search