En Mercado

Frieze Masters celebra su sexta edición apostando por los clásicos

La feria ofrece hasta el 8 de octubre su habitual repertorio de piezas arqueológicas, clásicas y modernas a través de 130 galerías que recogen 6.000 años de historia. La participación española está representada este año por Caylus, Leandro Navarro, Elvira González y Espaivisor, además de la anglohispana Colnaghi.


Un año más, la hermana pequeña de Frieze London reclama su propio espacio en Regent’s Park para demostrar su predilección por los maestros clásicos. Tras cinco años de experiencia, Frieze Masters parece haber encontrado su fórmula ideal en cuanto a formato, por eso en su sexta edición repite los mismos patrones que en años pasados: alrededor de 130 galerías, oferta multidisciplinar que abarca desde la arqueología hasta los creadores del siglo pasado, espacios comunes diseñados por Annabelle Selldorf y una preview –hoy– cargada de glamour y personajes del papel cuché.

Mañana abre sus puertas al público, pero hoy ya se han podido descubrir algunas de las piezas destacadas de la feria, tan diversas como variadas. El repertorio que se presenta este año ante el visitante ofrece multitud de disciplinas y movimientos artísticos, comenzando por los ídolos de las Cícladas y los objetos egipcios hasta llegar a las creaciones de Brancusi y Basquiat (que últimamente supera en el mercado contemporáneo al omnipresente Hirst).

Entre las piezas más antiguas, destaca un bronce egipcio extremadamente raro del buey Apis (hacia 664-343 a.C) con inscripciones jeroglíficas que presenta Ariadne Galleries. Por su parte la galería parisina Les Enluminures, especializada en arte medieval, ofrece tres anillos bizantinos de oro, incluido uno con la personificación de la ciudad de Constantinopla.

Avanzando en el tiempo, y entre los pasillos de la feria, encontramos una escena mitológica de Parmigianino: Saturno y Filira que muestra Colnaghi. Esta galería también exhibe una vanitas del artista barroco español Andrés de Leito. Sin embargo, la pieza estrella de esta galería es, probablemente, el Retrato de Hassan El Berberi de Claude-Marie Dubufe. El personaje de esta impresionante pintura se ha identificado con el hombre de origen beduino que custodió a la jirafa enviada por el pachá otomano Mehmet Ali al rey Carlos X de Francia. Berberi llegó a Marsella con el animal el 31 de octubre de 1826, tras un largo viaje en bote desde Alejandría.

Retornando de nuevo al orden cronológico, cabe destacar alguna novedad pictórica. Salomon Lilian presenta un par de telas recién descubiertas y pertenecientes a Jacob Jordaens y Simon Luttichuys.

En el caso de la galería Caylus, la principal novedad reside en la puesta en escena de su stand, ya que por primera vez combina las pinturas y esculturas de maestros antiguos con piezas más modernas, procedentes de la galería Leandro Navarro, con quien comparten espacio. Entre las obras destacadas, un soberbio Bodegón con manzanas y copa de vino de Pedro de Camprobín y una talla de San Diego de Alcalá esculpida por Bernardo de Mora.

Los siglos XIX y XX invaden parte de los pasillos con su amplia oferta, especialmente en la galería Dickinson, en cuyo stand se exhiben pinturas de Munch y Schiele junto a creaciones de los principales referentes del expresionismo alemán como August Macke. Las vanguardias históricas cobran igualmente protagonismo. Por ejemplo en Prahlad Bubar se puede contemplar la copia personal del libro de poesías La Inmaculada Concepción que perteneció a Paul Éluard, posee notas manuscritas de sus autores, el propio Paul y André Breton.

Victoria Siddall, directora de todas las ferias de Frieze, se felicita por haber conseguido reunir “una extraordinaria selección de obras de gran calidad. Estamos encantados de dar la bienvenida, una vez más, a las mejores galerías del mundo que ofrecen desde maestros antiguos hasta antigüedades, arte tribal o arte del siglo XX. La feria siempre ha sido un lugar donde confluyen yuxtaposiciones inesperadas y nuevos encuentros, y este año no es una excepción”.

En el edificio vecino, Frieze London insiste en la oferta contemporánea gracias a 160 galerías procedentes de una treintena de países. La feria, que cuenta ya con 15 años de trayectoria, se ha posicionado como una de las citas ineludibles del mercado europeo más actual, junto a Basel. La novedad de esta XVI edición reside en la sección comisariada por Alison M. Gingeras centrada en artistas feministas radicales. Artistas emergentes y creadores conocido se dan cita en la semana cultural de Londres, en la que también se propone el paseo habitual por los jardines del Parque, cuajado de esculturas solo durante unos días (Frieze Sculpture). SGM

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search