En Actualidad

Francisco Ontañón, un fotógrafo de la vida de España de la segunda mitad del siglo XX

La Sala Canal Isabel II presenta la exposición Francisco Ontañón/Oficio y Creación, comisariada por Alberto Martín y organizada por la Comunidad de Madrid. La muestra recorre todas las etapas profesionales, trabajos y proyectos de Ontañón (Barcelona, 1930-Madrid, 2008) a través de 220 fotografías procedentes de su archivo personal. Todos sus fotolibros, las revistas originales donde aparecieron publicados sus reportajes, casi un centenar de volúmenes de las colecciones El libro de Bolsillo y Alianza Universidad donde publicaron sus fotografías en cubierta, carteles de turismo y múltiples ediciones en postales y revistas están presentes en el recorrido, que incluye también 200 portadas de discos de los años 60 y 70. Una amplia selección de su trabajo, caracterizado por la empatía y cercanía con los temas, situaciones y personajes que registró a lo largo de su vida, mediante un estilo poco formalista, inmediato y natural.

Precisamente, esa amplia selección trata de llegar al público mediante un vídeo proyectado en sala, que consta de una serie de entrevistas con algunos de los personajes que tuvieron trato con el artista, sobre todo en el ámbito profesional, como Karina, Miguel Ríos, Oscar Tusquets o Bernardo Pérez. Además del vídeo, también hay un catálogo editado con textos de Aurora Ontañón, Alberto Martín y Claudia Schaefer.

En el proyecto expositivo, se revisa la trayectoria completa de uno de los mejores exponentes de la fotografía española de la segunda mitad del siglo XX,tanto desde el punto de vista profesional, como personal. En la muestra se realiza una especie de diálogo entre estos dos mundos, a lo largo de sus cinco décadas de trabajo. Su actividad profesional cubrió una gran variedad de campos, temas y especialidades, mostrando las distintas escalas sociales que reflejaban la sociedad española del momento.

En cuanto a su carrera profesional, dio sus primeros pasos en Barcelona, mostrando su barrio y su entorno más cercano. Enseguida formó parte de los grupos fotográficos más importantes de ese periodo, como Afal y La Palangana. En 1959 se trasladó a Madrid incorporándose a Europa Press como reportero. Posteriormente, trabajó para revistas ilustradas de referencia, como AMA y La Actualidad Española. En esos medios desarrolló un estilo muy personal de reportaje documental, directo, cercano y tan exacto como expresivo, registrando la España del franquismo.

Ontañón hizo también algunos fotolibros importantes, como El Libro de la caza menor con Miguel Delibes, Los días iluminados con Alfonso Grosso en la colección Palabra e imagen de Lumen, sobre la Semana Santa Andaluza, o Vivir en Madrid con Luis Carandell, retrato contrastado, cruel y tierno del Madrid de la década de 1970. En esa década colaboró con Daniel Gil en las mencionadas colecciones de El libro de bolsillo y Alianza Universidad, así como con Felix Rodríguez de la Fuente en coleccionables de animales.

Pero hubo un ámbito en el que este artista destacó por su creatividad, la renovación estilística y su capacidad para captar el estilo de la época: las portadas de discográficas como Hispavox, CBS y RCA, para quienes trabajó durante más de una década (especialmente entre 1965 y 1975). Dio así imagen a la música pop en España y a sus intérpretes. Fotografió a algunos de los artistas más destacados del momento: Raphael, Cecilia, Mari Trini, Rocío Jurado, Los Pasos, Los Payos, Módulos, Los Pekenikes o Las Grecas, entre otros.

Por último, cerró su trayectoria como reportero con El País Semanal, para quien desarrolló un último trabajo junto al escritor Manuel Vicent: la serie Fantasmas, denominada posteriormente Espectros, que se publicó semanalmente durante 1992. J.M. Escudero

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search