En Actualidad

Orogénesis: Cézanne, 2003. Joan Fontcuberta.

FONTCUBERTA SE CAMUFLA ENTRE LAS OBRAS DEL MUSEO DE LA UNAV

“La identidad se camufla en la imagen, el autor se camufla en la parodia, la fotografía se camufla en la pintura, la verdad se camufla en la apariencia, la historia se camufla en el presente, el arte se camufla en el juego y la filosofía se camufla en el humor”, afirma el fotógrafo catalán.

El próximo 13 de abril se podrá visitar una nueva exposición del Museo Universidad de NavarraCamouflages, del artista catalán Joan Fontcuberta, se expandirá por todo el museo en una división de siete proyectos realizados entre 1984 y 2002.

Tres de estas series responden a una inspiración en la naturaleza. Con Orogénesis se hace referencia al paisaje de los ecosistemas vírgenes como los de Ansel Adams o David Fiedrich, de donde recoge el toque romántico de la tradición paisajista. Precisamente, al preguntarle por sus influencias, el fotógrafo explica: “Soy una esponja. Necesito empaparme de todo aquello que puede nutrir mi trabajo, tanto del pasado como de la escena contemporánea. Mucha parte de mi trabajo revisita la historia del arte y la historia de la fotografía en particular, sobre todo las vanguardias”.

Por otro lado en Herbarium las capturas son de plantas a modo de herbolario, como si se tratase de modelos para estudios científicos de botánica, por lo que aparecen las plantas en un fondo neutro y de forma individual en primer plano. Muchos de los ejemplos de plantas son precisamente procedentes de la Facultad de Farmacia de la UNAV. En consonancia con el tema de la naturaleza, encontramos otro proyecto dedicado a los animales, llamado Faunia, en el cual se presenta la historia de un científico del XX que su trabajo consistió en la búsqueda de seres mutantes y criaturas híbridas.

A continuación, se pasa a un bloque de dos recopilaciones que tienen que ver con el mundo de la estratosfera. El primero de ellos, titulado Sputnik, habla de la historia de un astronauta soviético que desapareció en una misión; la URSS eliminó los archivos por no reconocer el fracaso. Es una forma que tiene el artista de ensalzar a este personaje que fue anónimo en su momento, “Sputnik es una ficción narrativa que especula con la manipulación de la memoria y del archivo histórico” aclara. El segundo proyecto relacionado con el espacio sería Constelaciones, que se diferencia de la anterior serie al referirse a “a la ambigüedad de la imagen-huella, el ‘índice’ que dicen los semiólogos, como substrato ontológico de la fotografía”.

Tras observar estos últimos trabajos, es inevitable advertir un especial interés por distintos ámbitos científicos. “Mi trayectoria puede enmarcarse en una especie de voluntad enciclopedista que pasa revista a las diferentes disciplinas del saber. Cada proyecto es como un capítulo pasando revista a la botánica, a la zoología, a la paleontología, a la astronomía, etc.”, confiesa Fontcuberta.

El último bloque habla de la figura del fotógrafo como creador y del arte de las instantáneas. En la sección titulada El artista y la fotografía se demuestra lo influyente que ha sido esta disciplina para los pintores del XX. “Intento que mis trabajos no se reduzcan a una sola lectura posible sino que estimulen al espectador a descubrir múltiples matices, y para este proyecto una de las interpretaciones sería la fertilización entre fotografía y pintura”, asevera.

Finalmente, en el último apartado llamado Camouflages, encontramos una obra curiosa que consiste en una serie de seis variaciones del Caballero con la mano en el pecho en las que Fontcuberta sustituye rasgos físicos propios del personaje del Greco, y de esta forma se camufla en el interior del conocido cuadro. Esta serie la define como “un mini manifiesto o pretexto de los pasatiempos populares al estilo de ‘Busque los ocho errores’“. Y añade: “Viene a decirnos que la identidad se camufla en la imagen, el autor se camufla en la parodia, la fotografía se camufla en la pintura, la verdad se camufla en la apariencia, la historia se camufla en el presente, el arte se camufla en el juego y la filosofía se camufla en el humor”. Ana Robledano Soldevilla. @ARobledano

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search