“El triunfo del amor” la valva de espejo del s. XIV alcanzó 45.000 euros en Alcalá

“El triunfo del amor” la valva de espejo del s. XIV alcanzó 45.000 euros en Alcalá

El variado e interesante catálogo de mayo, la buena afluencia de público y el ambiente primaveral constituían una ecuación cuya incógnita era fácil de despejar, una buena subasta en la que los lotes principales subieron de forma considerable las estimaciones iniciales

Como ya anticipábamos en la previa pudimos apreciar una interesante disputa en dos de los teléfonos por el lote 1214 A, una valva de espejo en marfil tallado, francesa, h. 1325 , que llegó hasta los 45.000 euros a uno de los teléfonos desde los 30.000 en que partía. Siguiendo con el marfil destacar la venta de piezas como el “Niño Jesús Salvatori Mundi”, en marfil tallado y policromado de la Escuela Cíngalo-portuguesa, por los 9.000 euros de salida, y el lote 1282 una placa devocional en marfil, S. XVIII también por los 2.000 euros de partida.

La cerámica también se cumplieron las previsiones, centró mucha atención la puja del lote 539 “Vaso de la Alhambra” de cerámica esmaltada en reflejo dorado y azul, con decoración epigráfica, geométrico y vegetal, de finales del S. XIX, siguiendo modelos del S. XIV, realizados con reflejo metálico, que desde sus 2.000 euros de partida llegó a los 17.000 euros finales, tras una animada puja con cuatro teléfonos y paletas en sala. También se vendió el otro vaso más pequeño (1163), S. XIX, eso sí con mucha menos atención subió a los 1.100 euros desde los 900 euros iniciales. Por 8.500 euros se compró la pareja de jarrones del S. XIX estilo Luis XVI, lote 1131, habiendo comenzado en 5.000 euros.

Otro foco de atención fue el 559, un Raingo Fréres, guarnición de chimenea Napoleón III, en bronce dorado y patinado cuyo precio de salida se había establecido en 15.000 euros y se vendió en sala por 35.000 euros, en una puja también muy animada. Siguiendo la estela de los relojes el 1142 un reloj “Grand father”, en madera lacada en verde, inglés, S. XVIII que partía de 2.000 euros se remató en 3.250 euros.

Buenas ventas en dos interesantes arquetas, el lote 535 un bonito cofre veneciano del S. XV-XVI con tapa a dos aguas de madera estucada, policromada, de 2.500 subió a 9.500 y el 1281 por los 2.500 de salida un pequeño cofre italiano, S. XVI en piel gofrada en oro, con cartelas decorativa de tema cinegética.

Otras piezas que sobresalieron en esta edición por sus buenos remates fueron el 1174 un bonito marco barroco español de madera tallada, dorada y pintada del S. XVII que subió hasta los 2.250 euros desde su salida en 550 euros, o un Tapiz “Verdure,” de lana y seda con dos garzas, un paisaje agreste y una arquitecturas en el fondo.
Francia S. XVII, salida en 4.000 euros  y el precio de remate fue de 5.500 euros. Enhorabuena al comprador del lote 542 ya que por los 6.000 euros de su salida se llevó una interesante papelera renacentista, S. XVI en madera de nogal, boj y hueso, que ya anunciábamos en la previa como una buena oportunidad. Sorprendente también la cifra que alcanzó la muñeca de la Mariquita Pérez (1312), realizada en cartón piedra h. 1939-1940, comenzaba en 600 euros y ascendió hasta los 5.000 euros rematándose en uno de los teléfonos.

El Estado también hizo su aparición en la subasta, adquiriendo dos lotes que llenaron de extrañeza a los asistentes a la licitación, dos biombos en metacrilato de los años 1960-1970 el lote 574 en amarillo por los 300 euros de su salida y el 575 en lila también por los 475 euros de su salida. Marta Sanz-Molina