En Mercado

El Retrato femenino de Roberta González, vendido en Alcalá Subastas por 500 euros

La obra se remata 100 euros por encima de su precio de salida. Anciano y niño de Luis Fernández alcanza la cifra más elevada de la venta, 17.000 euros.


Los entusiastas del dibujo contemporáneo están de enhorabuena. La salida al mercado de un conjunto tan completo e interesante como la colección de Ota Janeček movilizó a los coleccionistas el pasado jueves 22 de marzo en Madrid, y dio como resultado la venta casi total de las obras presentadas.

Era palpable la expectación en la sala cuando se aproximaron los lotes de la serie de dibujos realizados por los españoles de la llamada Escuela de París. Tras el descanso entre la primera y la segunda sesión vino el relevo del público, que apareció portando el catálogo especial de la venta.  A estos se sumarían un elevado número de pujadores telefónicos, que mantuvieron el ritmo acelerado de la cita.

Tal y como esperábamos en nuestro anterior artículo, el carboncillo obra de Roberta González encontró comprador rápidamente. Desafortunadamente no ascendió demasiado de los 400 euros de los que partía. Aun así, este suceso contribuye a perfilar una tendencia de reconocimiento y difusión de la artista, que esperamos acabará traduciéndose en un mayor número de piezas a la venta y con unos precios al alza.

El gran protagonista de la velada fue Luis Fernández, con el récord dentro de la licitación, Anciano y niño, que llegó a los 17.000 euros. También tuvo un buen resultado Figura, adjudicado por 16.000 euros. Ya anunciamos la importancia de estas obras y la previsión de que se encontrasen entre las más deseadas. Bodegón con gallo y conejo ascendió considerablemente, con un precio de salida de 3.000 euros se remató en 11.000 euros. Todos sus lotes – diez en total – encontraron comprador y sumaron más de 67.000 euros, lo que crea un sólido precedente para futuras subastas.

Las notas manuscritas de Joan Miró en su aguafuerte Ensayos también propiciaron una buena venta, este alcanzó los 9.000 euros. Los grabados, cuando contienen algún elemento que los hace únicos, son especialmente valorados por algunos coleccionistas. Las pruebas de estado, hors commerce, o los ejemplares con anotaciones originales son rarezas que sobresalen por encima del resto de reproducciones.

Por otro lado, Figura reclinada de Baltasar Lobo dobló su precio de salida y llegó a los 4.000 euros. Aunque es un buen resultado, el protagonismo lo robó el anterior lote, Figura en una silla, que subió de 1.500 euros a 5.000 euros. El motivo puede residir en la mayor similitud de esta última composición con las esculturas que forman el repertorio más conocido del artista.

El boceto a cargo de Óscar Domínguez para el libro Poème et verité se vendió por 2.500 euros. Esto rompe con los resultados conseguidos por obras destinadas a la misma edición, que quedaron sin comprador (la más reciente de ellas fue un grabado titulado Du de dans, en Fernando Durán en 2014). La fuerza del trazo en este dibujo se suma al estilo tan reconocible del canario.

El esfuerzo por parte de Alcalá Subastas en destacar, por su procedencia y calidad, esta serie de dibujos no ha quedado en vano. Es más, se convierte en referente ineludible para próximas licitaciones de dibujo contemporáneo. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search