En Mercado

EL RETRATO DE LA HERMANA DE DALÍ SUPERA LAS EXPECTATIVAS Y SE VENDE POR DOS MILLONES DE EUROS

Como ya contábamos el pasado mes de febrero, la sala Bonhams de Londres subastaba el jueves 2 de marzo el misterioso retrato de espaldas de la hermana de Dalí pintado por él mismo en 1925. El precio estimado rondaba entre los 900.000 y el millón de euros. Era la primera vez que este cuadro salía al mercado y su demanda ha superado las expectativas, pues se ha adjudicado por el doble.

Han sido dos millones de euros los que la Fundación Gala-Salvador Dalí ha pagado por la obra del artista catalán. Figura de perfil se pintó en 1925 en Cadaqués y representa a su hermana Ana María, tres años menor que él. El pintor la retrató regularmente a lo largo de los años veinte, convirtiéndose en su modelo femenino incondicional (se conocen al menos 13 pinturas en las que aparece). Las relaciones entre los hermanos fueron excelentes durante aquella primera época, hasta que Dalí conoció a Gala en 1929. A partir de entonces se fueron distanciando progresivamente, pues Ana María culpaba a Gala del “torcimiento” ético y moral de su hermano.

Fue un regalo del pintor a su hermana en el mismo año de su ejecución y no se había visto desde entonces. Se mostró por primera y única vez en 1925 en la Sala Dalmau, junto a otras 17 pinturas, en la primera exposición individual del artista en Barcelona. Hasta ahora solo se conocía por una fotografía en blanco y negro.

Parece ser que Ana María lo regaló al  farmacéutico Joaquim Cusí Fortunet, amigo de su padre (el boticario compraría también otras obras del pintor). Hacia 1950, Cusí vendió el retrato a un coleccionista de Barcelona, cuyos descendientes lo han conservado hasta la actualidad. Sin embargo, en el Centro de Estudios Dalinianos de Figueres se conserva un recibo del propietario de la sala Dalmau en el que consta que la tela fue una de las vendidas a Joaquím Cusí (por 55 pesetas).

El óleo representa a la hermana de Dalí sentada frente a una ventana mientras contempla el paisaje costero de Cadaqués (Gerona). Era un retrato poco conocido, aunque en 1988 se expuso en el Museo Reina Sofía. Se sabe que el autor estaba especialmente orgulloso de dicha obra, pues la incluyó entre las que formaron parte de su primera exposición individual.

El esfuerzo económico que ha supuesto la adquisición de la tela cumple con la voluntad y misión de la Fundación Dalí de hacer accesibles obras maestras de Salvador Dalí para el disfrute del público. Se presentará a los medios en cuanto se decida exponerla en el Teatro-Museo.

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search