En Mercado

El FIG de Bilbao goza de buena salud


 

El pasado domingo se clausuró en el Palacio de Euskalduna de Bilbao la VII edición del Festival Internacional de Grabado y arte sobre papel con una asistencia cercana a las 12.000 personas y alrededor de 50 expositores, 43 de ellos galerías y anticuarios nacionales e internacionales, y un nivel multidisciplinar de actividad que ha desarrollado un programa denso y  dinámico, donde no han faltado exposiciones, talleres, encuentros de artistas y mesas redondas que han abordado algunos de los temas que más preocupan al coleccionismo de grabado y arte sobre papel en una ciudad con un gran potencial cultural en artes plásticas, con dos museos de proyección nacional e internacional como el Museo de Bellas Artes y el Guggenheim Bilbao, así como otra serie de instituciones como la Alhóndiga y la Sala Rekalde, además de galerías como Carreras y Múgica, entre otras.

En esta edición, dirigida por Roberto Sáenz de Gorbea como en las dos precedentes, se ha continuado con la organización del Open Portfolio para impulsar el talento de jóvenes creadores y que  finalmente han sido premiados Juan Escudero y el Grupo ByE (Borja Moreno y Esteban Ferrer) de Valencia, mientras que el premio Chucherías ha recaído en la artista peruana Priscilla Romero; se ha expuesto parcialmente Kleinsmeister. El legado de Durero en la Colección Mariano Moret del Museo de Bellas Artes de Valencia; ha descentralizado el Festival con una exposición organizada por el Museo de Bellas Artes de Bilbao en el Museo de Arte e Historia de Durango titulada Pinturas traducidas. El grabado de reproducción en el Museo de Bellas Artes; y ha organizado dos encuentros el de Arte y Mujer y un taller con el editor de One Stoke, Katsumi Komagata, así como debates sobre arte y empresa y todo un conjunto de actividades que han facilitado el networking de expositores y visitantes durante el Festival.    

Para hacer balance de la edición recientemente clausurada ARS Magazine ha mantenido una conversación con el director del FIG Bilbao, Roberto Sáenz de Gorbea, que lleva tres años al frente del Festival y que tiene gran experiencia en el mundo del arte y de su mercado dirigiendo durante varias décadas la galería Windsor de Bilbao. Con él hemos querido repasar lo más relevante de este año y algunas de las nuevas iniciativas para 2019.

¿Cuál sería su primera valoración general de la Feria?

Estamos en un momento de consolidación y de moderada satisfacción tanto por el número de visitantes, que ha crecido entre un 7 y un 8 % sobre el año anterior, como por la satisfacción que nos han expresado los 43 galeristas y el resto de expositores que han participado en la Feria. Una cosa que sí hemos percibido ha sido el incremento de personas que realizan compras durante su visita por los estand y ese es uno de los objetivos de un Festival de estas características, ir fomentando el coleccionismo.

¿Cómo ve la exposición presentada en el Museo de Durango con fondos del Museo de Bellas Artes de Bilbao?

Creo que con Pinturas traducidas. El grabado de reproducción en el Museo de Bellas Artes de Bilbao se ha dado un paso importante para descentralizar la Feria y compartir la visión con el Museo de Bellas Artes para descentralizar y llevar actividades artísticas a todo el territorio de Vizcaya. Y lo mismo podríamos decir del Open Portfolio, y en ese sentido en 2019 queremos que la exposición con los finalistas elegidos se pueda ver en al menos seis sedes de pueblos vizcaínos.

También me gustaría destacar la muestra parcial de Kleinmeister. El legado de Durero en la colección Mariano Moret porque es una línea en la que vamos a profundizar y nos gustaría que el año próximo pudiéramos tener entre seis y ocho galerías o anticuarios de obra sobre papel antiguo

¿Cómo fue el encuentro Arte y Mujer?

El debate entre Bárbara Allende y Gil de Biedma, más conocida como Ouka Lele, premio Nacional de Fotografía 2005,  Ellsie Ansareo y Pilar Souberón, moderado por la periodista Begoña Zubieta fue un éxito, que atrajo a más de 90 personas, ya que pudieron disfrutar de la conversación de tres mujeres fotógrafas que abordaron las dificultades de la visibilidad  y la poca presencia de las artistas femeninas en el mundo del arte y los museos. Quizá su aportación fue una visión sincera, humilde, que probablemente servirá como motivación para que otras mujeres puedan acercarse al mundo del arte con mayúsculas. Duró casi dos horas y hubo mucha interacción entre las tres ponentes y de ellas con el público asistente. Fue una lección de participación por parte del público, mucho mayor de lo habitual en este tipo de actividades.

¿ Qué novedades hay previstas para el FIG 2019?

Aunque acabamos de terminar la actual edición ya estamos preparando la octava edición para seguir creciendo. Tenemos una sede muy interesante para el Festival y creo que el año próximo podríamos tener seis u ocho galerías más.

Otra novedad será recuperar el Premio Internacional de Grabado, dotado con 10.000 euros, y que convocaremos a finales de 2018. Un jurado internacional seleccionará alrededor de 20 o 30 obras de las que saldrá el ganador y además presentaremos todas esas obras en una exposición en Bilbao.

Por último también estamos trabajando en un programa con los comerciantes de Bilbao Centro (Asociación de comerciantes de la capital vizcaína) para visibilizar el arte y acercarlo a los habitantes de la ciudad. Queremos que alrededor de 80 o 90 escaparates de esos establecimientos sean partícipes de la FIG 2019. Julián H. Miranda

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search