En Mercado

El arte colonial sobresale en la subasta de marzo de Alcalá 

Las artes decorativas se funden en una amplia subasta, la que ofrece la sala de la calle Núñez de Balboa los próximos días 21 y 22 de marzo quedando acreditada una vez más la calidad de sus propuestas en todas sus secciones, brillando con luz propia el arte colonial, la escultura, la plata, el mobiliario o las piezas orientales.

Uno de los buques insignias de esta sala es el arte colonial, se encuentra encabezado por una pieza singular como el 1169 una coquera o mate-cofre, engastada en plata, peruana s. XVIII-XIX que partirá de 8.000 euros; elaborada en mate, que es un fruto de una trepadora similar a la calabaza, y se decoraban con técnicas, como este caso burilado sobre fondo negro pintado con escenas basadas en las actividades propias de la vida cotidiana, en este caso con leyendas grabadas, a partir del s. XVI el mate empieza a burilarse, y es ornamentado con plata llegando a convertirse en una pieza utilitaria en la sociedad virreinal, se utilizaban como recipientes para diferentes usos, nos encontramos con una amplia variedad de piezas similares en el Museo Nacional de la cultura peruana de Lima, como azucareros, cuencos, o cofres. Sin abandonar esta sección citar el 1172, una arqueta escritorio mejicana de finales del s. XVII o principios del s. XVIII, decorada con elementos barrocos en su interior con un precio inicial de 11.000 euros. Sobresalen algunas obras indoeuropeas como el 1179 una placa en marfil tallado de la escuela cíngalo – portuguesa s. XVIII que representa un “Calvario con Virgen Dolorosa” tasada en 15.000 euros. Interesantes también el 521, un “Cristo crucificado” en marfil tallado y parcialmente policromado en cruz de madera de ébano con cantoneras de plato, trabajo hispanofilipino del s. XVII, y por el que han pensado un precio de salida de 3.000 euros. Y el 522, “San José con el Niño” de esta misma escuela de ffs. s. XVIII en madera tallada policromada, estofada y dorada con cabeza, manos, pies y Niño en marfil tallado, con una estimación de 10.000 euros

Sobresale en escultura el lote 599, en madera tallada, policromada y dorada de Malinas, s. XVI que representa una “Virgen con Niño” cuyo importe se ha fijado en 3.000 euros, la presencia de la corte y la administración real en el s. XVI en Malinas supusieron riqueza y cultura atraídas por su presencia y jugaron un gran rol en el refinamiento artístico , incrementando la presencia de talleres de escultores y otros artesanos, las tallas que representaban en su mayoría a la Virgen, o a santas denotaban una evolución de modelos góticos hacia modelos con elementos renacentistas, las rígidas tallas arcaizantes, abren paso a tallas más dinámicas esta escultura presenta las características propias de este tipo de tallas, rostro muy redondeado, frente especialmente curvada y despejada, ojos pequeños y almendrados con cejas finas, nariz y boca pequeñas, esta última muy fina y que esboza una ligera sonrisa. Pieza que sin lugar a dudas atraerá a todos aquellos coleccionistas tan interesados en este tipo de esculturas. Atentos también al 1244, dos esculturas que representan a “Santa Clara y San Francisco”, en madera tallada, policromada y estofada y realizadas cerca de 1720 por el gran escultor vallisoletano Pedro de Ávila (1678-1742), partirán de 38.000 euros.

En oriental destaca una pareja de jarrones chinos (455) época de la República, en porcelana de la familia rosa, del primer cuarto s. XX con marca apócrifa, roja en la base, Qianlong, y salida en 5.500 euros y el 605 un jarrón meiping azul en porcelana sobre base de latón, dinastía Qing, s. XIX con salida en 1.200 euros.

Interesantes piezas en “lacca povera” como el lote 516 un tocador femenino en madera policromada, veneciano, s. XVIII, en azul y rojo si bien su salida en 25.000 euros no es apta para todos los públicos, o el 512 una caja de procedencia real Austria o Vénero, con grabados militares y un precio de 600 euros; esta técnica de lacca povera comenzó en Venecia en el s. XVII, a través de la ruta de la seda, se introdujo la técnica de laqueados orientales, y Venecia destacó por la producción de los mejores muebles con esta terminación, pero resultaba caro y con el fin de responder a la gran demanda generada, de muebles y objetos laqueados, se procedió a abaratar el costo de producción consistía en emular la obra pictórica realizada sobre la pieza, mediante el uso de estampas sobre papel fino, tenían figuras grabadas, que se coloreaban a mano para luego ser recortadas y pegadas con cola, sobre el objeto o mueble, ya estucado y con la base del temple. El paso siguiente, era pasar varias capas logrando así, proteger y nivelar las superficies, obteniendo un brillo semejante al que poseía la codiciada laca oriental, pero con menor coste, de ahí su denominación.

Atentos también, dado que es probable que suban al 1311 una pareja de candelabros blackamoors, franceses, segunda mitad del s. XIX cuya puja empezará en 4.000 euros.

En relojes sobresalen el 1134 un bracket del famoso relojero Spencer & Perkin, en madera de caoba con aplicaciones de latón, Londres, ffs. s. XVIII por 2.800 euros y el 1137 un reloj sobremesa Luis XIV en madera ebonizada con decoración en estilo Boulle firmado por Joseph Baronneau en 4.750 euros.

No puedo evitar citar a modo eso sí de pincelada los lotes 1150 y 1151 dos cajas de música autómatas con pajarito cantor, trabajo suizo hacia 1.800, que partirán cada una de ellas en 3.000 euros.

Y por último, pero no menos importantes, de hecho es la protagonista de la portada del catálogo de marzo el 1321, “Virgen del Rosario” en plata, italiana de ffs s. XVI principios del s. XVII que representa una virgen en plata sobre dorada y policromada en rostro y manos, con un precio inicial de 30.000 euros. Marta Molina-Sanz

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search