En Actualidad

© Fundación Canal

CUANDO BARBIE ES ALGO MÁS QUE UN JUGUETE PARA NIÑAS

La Fundación Canal organiza la exposición Barbie, más allá de la muñeca. Un recorrido que cuenta la historia de este juguete de chicas (u objeto de coleccionistas) donde se descubren multitud de facetas desconocidas de la muñeca que ha marcado el canon de belleza durante tantos años.

La muestra se divide en 8 secciones en las que se distribuyen los 438 ejemplos de la que fue la primera muñeca creada con aspecto de mujer. Desde su nacimiento en 1959 hasta hoy, ha experimentado una brutal evolución que ha ido a la par con la sociedad, convirtiéndose en un icono durante la segunda mitad del XX, y no solo en lo que se refiere a la moda.

Todos conocemos su faceta de chica moderna, bella, delgada y quizás algo superficial, pero con esta exhibición encontramos algunos otros aspectos de que no conocíamos. Barbie ha rendido homenaje a diferentes disciplinas como el arte, la historia, el cine, la música y la arquitectura; ha adoptado diferentes morfologías, razas, costumbres y estilos; la hemos visto ejercer profesiones tradicionalmente asignadas a los hombres (astronauta, policía, médico, bombero…). Barbie ha inspirado, durante casi 60 años, valores como la igualdad de género, la autosuperación, la integración racial, cultural y física, el respeto y la admiración por la diversidad, la apreciación por la cultura, la importancia de la familia y de la amistad.

Por supuesto la moda y la estética son una constante en su trayectoria. Ha sido maniquí de las grandes firmas como Dior, Givenchy, Armani o Lagerfeld. También ha jugado el papel de importantes personalidades femeninas de nuestra historia: reinas legendarias como Cleopatra, Josefina Bonaparte, María Antonieta; o mitos del cine como Audrey Hepburn, Grace Kelly y Marilyn Monroe.

Barbie nació en 1959 cuando la directora de la empresa de juguetes Mattel, Ruth Handler, decidió transformar las muñecas de cartón recortables de su hija Bárbara en muñecas de plástico en  3D, bautizándolas oficialmente con el nombre de su hija, Barbie para los amigos.

La primera sección se titula Barbie Evolution. En ella se puede ver el primerísimo modelo de la firma junto con una selección de ejemplos que representan cada época hasta llegar a la última tipología vigente hoy en día: la Barbie curvy. Se aprecia un importante cambio en cuanto a las características físicas tanto en el cuerpo como en la cara, donde es notorio el impacto de la moda británica de los años 60 en lo que respecta al maquillaje, y un cambio estético en el que las curvas cada vez son más pronunciadas.

En De modelo a fashionista, se centran en la esencia de la muñeca como referente de la moda. Barbie presentó infinidad de estilos y tendencias donde entraban en juego las distintas culturas y las nuevas tecnologías. La tercera sala habla de La familia de Barbie. En su origen no se casaba ni tenía familia, pero a finales del XX se creó progresivamente un árbol genealógico en el que se introdujo la figura de Ken, Krissy, Shelly, Stacie y Todd entre otros. Ya a mediados del siglo pasado Barbie tenía una mejor amiga: Midge, casada con Allan, personajes que están expuestos en esta sala junto con sus tres hijas. En esta sección caben otros objetos relacionados con la vida de Barbie y Ken como su caballo, su lancha de agua, su caravana Hippie, su Dream House o su Lamborghini. Se podría decir que tiene una vida de muchos lujos.

En Barbie ciudadana del mundo se viste de todos los continentes. Hace un homenaje a Japón, Hawai, Suiza, México… y lo más destacado, es la primera Barbie de color (1980) que con su fino maquillaje, sus ojos castaños y su pelo rizado, hizo un pequeño-gran jaque mate al racismo. Los trajes regionales y étnicos cobran especial relevancia con un homenaje a España a través de la Barbie Sara Baras (2013), que además se comercializó con fines benéficos.

La quinta sección presenta la faceta más revolucionaria. Se titula Quiero ser…, y engloba todas las profesiones que ha ejercido Barbie en sus 59 años de historia. Esta idea pretende impulsar a las niñas a soñar a lo grande con su futuro profesional para alcanzar puestos como los de ingeniera, médico, astronauta, presidenta de los Estados Unidos, piloto de Fórmula 1, bombera, soldado… entre una infinidad de cargos.

Tras encarnar la moda de los años 60 y 70, Barbie se convierte también en fuente de inspiración para los grandes diseñadores de alta costura. Por ejemplo, surge el modelo Barbie BillyBoy en París, y a raíz de este, se suceden más de 75 colaboraciones de modistas desde 1985 hasta hoy. Este apartado de la historia de la firma se encuadra en Barbie en la pasarela.

La última sala recoge el tema de Barbie y la cultura, donde se la relaciona con las artes. Barbie representa a figuras célebres de la historia como Cleopatra; de la música como Barbra Streisand; del cine como Audrey Hepburn; y de la pintura, portando vestidos con motivos de Van Gogh, Klimt, Monet…

Como vemos, Barbie no es solo un juego, es un testigo de la historia, de la moda, de la evolución social, de la cultura y del valor de la mujer. Ana Robledano Soldevilla.

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search