En Mercado

Christie’s anuncia la subasta de un excepcional dibujo de Van Gogh

La casa de subastas acaba de anunciar a través de su página web que el 1 de marzo subastará en una venta nocturna en Nueva York una importante colección privada de dibujos entre los que se encuentra La Mousmé de Vincent Van Gogh. Parte con un precio de salida estimado entre siete y diez millones de dólares, suma que promete batir el mayor record conseguido hasta la fecha por uno de sus dibujos, Jardín de Flores, que en 1990 superó los ocho millones de dólares.


Christie’s apuesta fuerte esta primavera y anticipa la que será una de sus ventas más atractivas de comienzos de 2021. A Family Collection: Works on Paper, Van Gogh to Freud tendrá lugar en una venta nocturna en Nueva York el próximo 1 de marzo. A diferencia de las subastas habituales de la casa, en esta solo se ofrecerán ocho excepcionales dibujos de los siglos XIX y XX pertenecientes a un coleccionista particular. Incluyen Journal intime (hacia 1954) de René Magritte y un Autorretrato (1974) de Lucian  Freud junto a otras obras en papel de Georges Seurat (1859-1891), Henry Moore (1898-1986) y Augustus John (1878-1961).

No obstante y pese a los nada desdeñables precios de salida estimados de los dibujos de Magritte (2,5-3,5 millones de dólares) y Freud (1,8-2,5 millones de dólares), la pieza estrella será La Mousmé de Vincent Van Gogh, un dibujo realizado en Arles entre el 31 de julio y el 3 de agosto de 1888, que bate record en su precio de salida hasta alcanzar una cifra aproximada entre los siete y los diez millones de dólares.

Hasta la fecha, sólo dos dibujos del artista habían alcanzado una suma aproximada a la que ahora propone Christie’s: Jardín de Flores (Garden of Flowers), también de 1888, que se vendió en la misma casa de subastas por 8.360.000 millones de dólares en 1990; y Olive Trees with Les Alpilles (1889), vendido en 8.574.000 dólares en Sotheby’s en 1999.

Aunque Christie’s no ha dado a conocer el propietario de la colección, gracias a la información proporcionada por The Art Newspaper hemos podido saber que se trata de la familia del comerciante londinense Thomas Gibson. El dibujo tiene además el aliciente de haber sido expoliado a su segundo propietario por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

En efecto, el dibujo ha sido estudiado por el especialista en Van Gogh, Martin Bailey, quien ha trazado con precisión la historia de la obra. El pintor lo dibujó para el artista australiano John Russell, quien a su vez lo vendió en una subasta en París en 1920. Allí fue adquirido por el banquero judío Kurt Hirschland, que residía en Essen (Alemania) hasta su marcha a Estados Unidos a causa de la llegada de los nazis al poder. Antes de su partida, le fue confiscado en mayo de 1940 en los Países Bajos y acabó siendo adquirido por el Stedelijk Museum de Amsterdam tres años después. Afortunadamente para su propietario, el museo se lo restituyó en 1956. Russell falleció un año después y pasó a su hijo Paul, a quien finalmente se lo compró en 1983 Thomas Gibson.

Respecto a la identidad de la retratada, se trata de una niña japonesa que pintó Van Gogh a finales de julio de 1888 en Arlés cuando vivía en la conocida Casa Amarilla. La pintura se conserva hoy en la National Gallery de Washington. Días después de pintarlo, realizó el dibujo para reproducir una parte del cuadro. A él se suman otros dos conservados respectivamente en el Museo Pushkin de Moscú y en el Orsay de París, este último pegado en el cuaderno Noa Noa de Gaugin.

Teniendo en cuenta todo lo que se conoce sobre el dibujo, no sobran alicientes para considerar que el precio de salida marcado por Christie’s haya alcanzado una cifra tan elevada. Ahora solo queda esperar a la subasta para conocer hasta que cifra asciende y, sobre todo, quién será su próximo propietario.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search