En Mercado

Dos piezas de 5 libras inglesas, estrellas en las últimas subastas


En las últimas semanas de junio y julio se han animado los remates de numismática en Europa con dos piezas de 5 libras inglesas, que se vendieron respectivamente por 120.000 libras en Baldwin’s of St. James, y 190.000 euros en Künker.

Baldwin´s of St. James celebró el 12 de junio una jornada doble con numerosas piezas y  fuertes pretensiones. Había gran protagonismo de piezas británicas. Finalmente hubo varias piezas importantes no vendidas, aunque sí hubo ocho lotes cuya adjudicación fue superior a las 30.000 libras esterlinas.

El dracma heftalita que nos sorprendía con una estimación de entre 100.000 y 125.000 libra se remató finalmente en 84.000 libras. Sin embargo no encontraron comprador el primer soberano de Enrique VII ni la pieza de 15 chelines de María Tudor. Igual suerte corrieron las 5 libras de 1820 de Jorge III (estimación 350.000). Otras 5 libras de 1826, también en calidad excepcional, sí se remataron en 62.000. Pero la mejor adjudicación, doblando la estimación de 60.000 y yéndose hasta los 120.000 libras, fue la de la prueba de 5 libras de Victoria de 1839.

Mucho más agitada, con casi todo vendido, fueron los tres días de remates de la alemana Künker, del 24 al 27 de junio. Hubo más de veinte lotes adjudicándose en 30.000 o más euros. En total se vendieron más de 7,5 millones de euros. Llamó la atención que la colección de moneda polaca logró más de un millón de euros. Uno de los remates de este grupo fue el de los 12 ducados de 1612 que, con una estimación de 20.000 €, logró atraer la atención de varios pujadores que elevaron el precio hasta adjudicarlo en 65.000 euros. Otros destacados que mencionábamos en la previa fueron el soberbio retrato de Christian I de 1677 que mostraba el reichstaler que se estimaba en 30.000, y se remató en 80.000 euros. El taler de 1835 de Ernesto de Sachsen no alcanzó la estimación de 10.000, quedándose en los 8.000 euros.

Otra de las sorpresas fue el remate de los 10 ducados de 1619 de Mathias, que se estimaron en 25.000 euros. Las pujas fueron subiendo exponencialmente, primero superando la estimación, luego doblándola y triplicándola hasta llegar a los seis dígitos, con el martillo deteniéndose en 120.000 euros. Los 4 soberanos de Carlos II de España de 1696 superaron en 2.000 la estimación de 40.000 €. Las 5 libras de 1826 se remataron en la estimación, 75.000, y las 5 libras de Victoria de 1839, que se estimaban en 150.000 euros, se fueron hasta los 190.000 siendo una de las protagonistas de la jornada.

Otro jugoso remate fue el de los 12 zeccino de Alvise IV que se estimaban en 40.000 euros. Llamó la atención su conservación, que debió ser uno de los factores para pulverizar la previsión y llegar a los 100.000 euros de adjudicación. Los 10 ducados de 1628 de Salzburgo se remataron en 26.000 euros. Por último, unos 4 excelentes de Segovia de los Reyes Católicos que se vendieron en 14.000 euros;y muy cerca también, 12.000 euros, un Enrique de la silla de estilo peculiar.

Ya en España los remates por internet tomaban protagonismo. Primero Tauler y Fau con dos remates distintos de moneda medieval y Austrias y otra con piezas de oro. Los dieciochenos se remataron entre los 30 y 100 euros la mayoría, destacando alguna fecha rara y escasa que se fueron hacia los 250 y 500 €. Las piezas medievales, los vellones, podemos resumir los remates en dos grupos: unos entorno a los 25-50 euros y otros alrededor de los 150 euros. En general hubo pocos lotes no vendidos. En el remate de piezas áureas hubo pleno de ventas. Las 25 pesetas se remataron entorno a las 240 y 260 euros. Los 8 escudos se vendieron entre los 800 y los 900 €. En ambos casos hablamos de piezas comunes, no raras y en conservación MBC o un poco mejor. Más dispar han sido los otros remates que han realizado en julio con piezas menores extranjeras y una colección de monedas falsas con algunos lotes sin vender.

Los otros remates de internet que se presentaron en Madrid fueron los de Cayón Subastas. La primera venta incluía una colección generalista cubriendo varias épocas, y una notable colección de medallas. Casi el 98% se vendió con muy buenos resultados. El medio grano mexicano de 1769 sin circular que salía en 300 euros (estimación 3.000) se adjudicó en 4.800 euro; el redondo de Potosí de 1704 se fue en 1.550 euros; y los 20 pesos cubanos de 1815 se remataron en 1.050 €. En el apartado de medallas hubo notables sorpresas. Las piezas de Isabel II conmemorando a los Constitucionalistas contra la Vicalvarada que salían en 5 euros, se remataron en 1.050 y 800 euros. La toma de Tetuán que salía en 30 euros se fue hasta los 775.

La segunda cita era otro grupo de 800 lotes que incluía piezas raras. El rarísimo duro de Popayán de 1820 que salía en 4.500 euros se fue hasta los 9.250; el codiciado sestercio británico se remató en 4.500 €; un bellísimo shekel que salía en 4.000, se vendió en 7.250 euros; la edición de lujo de los 20 volúmenes del Corpus Nummorum Italicorum que  partía en 4.500 se fueron hasta los 7.500 euros. Sin duda un enérgico mes de julio. Juan Cayón

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search