En Mercado

BRAFA afronta sus 64 años con una apuesta contemporánea

Un total de 133 galerías participan en la presente edición de la Feria de Arte y Antigüedades de Bruselas, que ofrece su habitual repertorio heterogéneo de pinturas, esculturas, mobiliario y artes decorativas en el pabellón Tour & Taxis de Bruselas del 26 de enero al 3 de febrero. Este año, destaca la presencia de los británicos Gilbert & George como invitados de honor. España también esta representado en BRAFA 2019 mediante dos galerías: Bernat, con obras medievales y renacentistas, y Guilhem Montagut, con piezas tribales.


Es una de las ferias más tempranas del año y también una de las más longevas del mundo. Con casi 65 años de experiencia –este 2019 cumple solo un año menos–, Brussels Antiques & Fine Art Fair (BRAFA) se ha posicionado como una referencia en el mercado del Norte de Europa, al ofrecer un sinfín de posibilidades para todo tipo de coleccionistas. Las cifras de visitantes de los últimos años, cerca de 65.000, así lo demuestran.

Como ha ocurrido en otras ferias, las raíces clásicas con las que nació Brussels Art Fair han tenido que ceder protagonismo poco a poco a las nuevas tendencias. La creciente demanda de obras contemporáneas y los gustos de coleccionistas noveles han ido modificando las preferencias de la feria a lo largo de más de 60 años. De modo que ahora se puede adquirir prácticamente de todo: desde lo más antiguo hasta a lo más reciente.

Prueba de ese cambio de tendencia es, precisamente, la pareja de artistas que acude como invitada de honor de esta edición: Gilber & George. Los británicos han rebasado fronteras con su arte provocador e irreverente, y serán –seguro– un gran reclamo para la feria bruselense, donde van a presentar cinco obras de gran tamaño de series tan icónicas como London Pictures (2019) o Beard Pictures (2016). Antes de la apertura al público de BRAFA, los artistas conversarán con el escritor Michael Bracewell durante la preview, este jueves.

Junto a ellos, decenas de estilos, periodos y movimientos se darán cita en Bruselas a partir del sábado, ofreciendo a coleccionistas y curiosos hasta 15.000 piezas de índole diversa, que abarcan desde la arqueología o la Edad Moderna, hasta las tendencias más contemporáneas. El arte precolombino, diversos objetos tribales, porcelanas, platería, muebles y, por supuesto, pintura de los siglos XIX y XX, podrán verse igualmente en los stands de las 133 galerías que este año participan en BRAFA.

El programa oficial cuenta con una galería menos que el año pasado, pero eso no impide la presencia de anticuarios nuevos. Mantiene además su carácter internacional con 16 países representados. Harold t’Kint de Roodenbeke, presidente de la feria, se muestra optimista con respecto a la 64 edición: “Este año hay 16 nombres nuevos, desde mi punto de vista este es un porcentaje ideal. Significa que somos capaces de traer la novedad sin cuestionar el equilibrio interno entre las diversas especialidades”.

Entre las novedades citadas por el presidente, David Aaron, por ejemplo. Su galería londinense está especializada en arte del antiguo Egipto y arte Islámico. Heritage Gallery de Moscú es otro de los recién llegados a la feria; en su caso mostrará obras de los movimientos locales, pues es a lo que fundamentalmente se dedican. Tercera galería que participa por vez primera: Sofie Van de Velde, con sede en Amberes. Ella apuesta por nombres contemporáneos como Bruce Naumann o Erika Hock.

Entre los habituales a la feria, destaca Michael Janssen, que ofrece una reinvención del Urinario de Duchamp, o el belga Patrick de Brock, que en esta ocasión muestra los trabajos de Robert Mangold, Jason Martin y Julien Opie, entre otros.

PARTICIPACION ESPAÑOLA: Bernat y Guilhem Montagut

Dos galerías, una especializada en arte medieval, renacentista y barroco, y otra en piezas tribales, serán la representación española en Bruselas. La galería Bernat presenta una selección de obras en pintura y escultura con las que desea dar a conocer la singularidad del arte medieval en España; como un óleo sobre tabla que representa la danza de Salomé con la cabeza de san Juan Bautista (primer cuarto del XVI) o una Virgen con el Niño de Martin Bernat (pintor aragonés de la segunda mitad del XVI).

En su segunda vez en la feria, «esperan que les vaya incluso mejor que el año pasado, del que nos fuimos muy satisfechos», mantienen. Entre las obras destacadas, merece especial mención también Camino del Calvario y cuatro santos en las entrecalles de Juan de Sevilla, antiguo Maestro de Sigüenza.

Por su parte, Montagut ofrece piezas mayoritariamente africanas. Este año acude a la feria con optimismo, dado que en 2018 se estrenó con “estupendos resultados”, explican los responsables. En esta edición exponen una Máscara Yaouré de Costa de Marfil y otra Máscara Kuba de República Democrática del Congo, además de una estatua Songye también del Congo hecha en madera, metal y tela.

Si el mercado belga es bueno para este tipo de obras, el nacional también. “El mercado actual en España de arte tribal y africano está evolucionando positivamente. En estos últimos años hemos podido observar un crecimiento de coleccionistas que favorece el mercado de este periodo”, comentan desde la galería. Sol G. Moreno

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search