BALKRISHNA DOSHI, PREMIO PRITZKER 2018

BALKRISHNA DOSHI, PREMIO PRITZKER 2018

El jurado de fundación estadounidense Hyatt, patrocinadora del prestigioso Premio Pritzker, ha fallado el galardón este año a favor del arquitecto Balkrishna Doshi (Pure, India, 1927). A sus 91 años, Doshi ha visto reconocida su amplia trayectoria profesional con el principal premio de arquitectura del mundo, cuya ceremonia de entrega tendrá lugar en el Aga Khan Museum de Toronto (Canadá). Sucede así en la lista de galardonados al estudio de arquitectura español RCR (Olot, Gerona), premiado en 2017.

Balkrishna Doshi cursó sus estudios de arquitectura en Bombay. Tras finalizarlos viajó a París para trabajar, entre 1951 y 1954, en el estudio de Le Corbusier. Vinculado a él y con objeto de supervisar los proyectos que este estaba llevando a cabo en su país regresó a la India, instalándose en Ahmedabad. Un año más tarde (1955) constituyó su propio estudio, a través del cual ha desarrollado un importantísimo papel desde el punto de vista de la educación. Efectivamente, Doshi ha sido el motor para el arranque de escuelas como las de Arquitectura, Planificación o Tecnología Ambiental. Él mismo declaraba recientemente cómo “mis obras son una extensión de mi vida, filosofía y sueños tratando de crear un tesoro del espíritu arquitectónico”, toda una declaración de intenciones.

Balkrishna Doshi, Premio Pritzker 2018. Imagen cortesía VSF.
Bocetos para la Facultad de Estudios tecnológicos y medioambientales de Ahmedabad. 1962. Imagen cortesía VSF.

Dentro su larga producción, desarrollada fundamentalmente en la localidad de Ahmedabad, cabe destacar Sangath, su estudio de arquitectura, construido entre 1979 y 1980; las viviendas sociales Atira (1958), en las que combina la huella de Le Corbusier con la necesidad de atender a las necesidades básicas de la vivienda; la Facultad de Estudios tectonógicos y medioambientales CEPT (1973) , donde se aúnan tradición y modernidad; o el Teatro Tagore (1967). Todo un ejemplo tal y como ha señalado el jurado del premio Pritzker, que ha señalado cómo “Balkrishna Doshi demuestra constantemente que toda buena arquitectura y planificación urbana no solo debe unir propósito y estructura, sino que debe tener en cuenta el clima, el sitio, la técnica y la artesanía, junto con una comprensión profunda y una apreciación del contexto en el sentido más amplio”.

Asimismo, ha recibido numerosos galardones y reconocimientos dentro y fuera de su país, como el Padma Shri, otorgado por el Gobierno de la India en 1976; el título Doctor Honoris Causa por la Universidad canadiense McGill en 2005; o, más recientemente, el Premio de la Orden de las Artes y las Letras de Francia (2011), al que suma ahora, merecidamente, el Pritzker 2018.

Estudio de arquitectura Sangath en Ahmedabad. 1980. Imagen cortesía VSF.
Instituto Indio de Administración en Bangalore. Imagen cortesía de VSF.