En Mercado

Balclis vende por 11.000 euros un excepcional escritorio de taracea plateresca del S. XVI

Buena licitación, la de esta casa catalana en esta edición de octubre, sobre todo en mobiliario y escultura. En la sección de muebles brilló el 829, se trataba de un escritorio de nogal con la taracea. Esta técnica es el arte de embutir láminas de madera, hasta conseguir dibujos y figuras, en este caso de hueso, una pieza renacentista de la Corona de Aragón, s. XVI, partía de 4.500 euros y se remató por 11.000 euros, una muy buena cifra si tenemos en cuenta las últimas tendencias de ventas de los muebles de alta época en España. Y es que, sin lugar a dudas se trataba de un mueble excepcional de taracea plateresca, con ejemplos parecidos en instituciones como el Instituto Valencia de Don Juan de Madrid o el Museo de Artes Decorativas. También destacar la subida del lote 953 un Piano francés Napoleón III de Pape Fils de París en madera ebonizada con marquetería Boulle de carey y latón y aplicaciones en bronce dorado, hacia 1860-1880 desde sus 2.000 euros iniciales ascendió hasta los 6.000 euros.

También buenos resultados en la sección de escultura sobre todo con la adquisición del lote 1401, una obra de Ramón Amadeu (1745 – 1821), uno de los más conocidos del panorama artístico catalán de la segunda mitad del siglo XVIII y comienzos del XIX su estilo dirige hacia el naturalismo barroco siendo conocido por sus obras religiosas y las figuras de Belén de inspiración levantina y napolitana. Se trata de una escultura en madera tallada y policromada que representaba a la Virgen del Carmen, con ojos de vidrio y aplicaciones en tela, su puja comenzaba en 5.000 euros y alcanzó la cantidad final de 14.000 euros. Referirnos también a otras ventas como la del lote 1305, un altorrelieve en alabastro policromado, Escuela de Nottingham de la segunda mitad del siglo XV La Flagelación de Cristo partía de 2.400 y se compró en 3.750 euros.

En cuanto al marfil, una de las secciones por las que más había apostado la sala barcelonesa; muchos de los lotes en este material se quedaron desiertos, una lástima ya que había piezas muy especiales como el lote 607, un gran barco en marfil tallado, grabado y entintando también con coralium, de la Escuela Japonesa de la época Meiji, de principios de S. XX, sobre peana de madera, cuya salida se había fijado en 27.000 euros, tampoco encontraron comprador las piezas de marfil de Dieppe ni las indoeuropeas.

Tal y como habíamos preveíamos se vendió el lote 902 un gran tapiz de Abusson (1766-1770) atribuido al taller de Léonard Roby, que representaba una partida de caza inspirada en una pintura de Carel Van Falens por su salida en 6.000 euros.

En cuanto a arte colonial subió el lote 838 un cofre filipino en madera de cedro tallado con herrajes en hierro, del siglo XVII, decorado con cuarterones y radiantes que partía de 450 euros y se vendió en 1.100 euros, y también se vendió el lote 839 un incensario mexicano en plata, de finales del siglo XVII del platero Diego González de la Cueva por los 2.500 euros en que había comenzado.

En la sección oriental citar la excelente venta del lote 557 un abanico chino en filigrana de metal plateado, dorado y esmaltado, fechado ff s. XIX subiendo desde los 750 euros iniciales a los 2.250 euros. O un jarrón meiping chino, la forma meiping significa vaso de albaricoque o ciruela, dado que se utilizaban para colocar ramas de estos árboles, son de base y boca estrecha y cuerpo ancho, en porcelana celadón, fechado s. XV, dinastía Ming, lote 527 por los 3.000 euros de su salida.

Y a modo telegráfico para acabar referirnos a otros remates en objetos como el del lote 1077 un joyero vienés en madera ebonizada con placas de esmalte pintado y aplicaciones en bronce dorado, del último cuarto dl siglo XIX que se vendió en los 6.000 euros en que se había tasado o el 972 una caja en bronce dorado con miniaturas del Reyes, s. XIX, de Alphonse Tahan con salida en 1.500 euros y rematada en 3.250 euros. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search